Asu­me el con­trol to­tal de La Unión de Te­pi­to

TES­TI­MO­NIO DE UN EX ES­COL­TA DE Re­fie­re que los ac­tos ilí­ci­tos del gru­po es­tán en­co­men­da­dos a ocho ope­ra­do­res y un lu­gar­te­nien­te en las de­le­ga­cio­nes Cuauh­té­moc y Ve­nus­tiano Ca­rran­za

Milenio Hidalgo - - Mp -

RIg­na­cio Al­za­ga/Mé­xi­co oberto Fa­bián Mi­ran­da, El Be­ti­to, asu­mió el con­trol absoluto del cár­tel La Unión de Te­pi­to, que ope­ra co­mo “em­pre­sa” y en la que las di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas es­tán en­co­men­da­das a un lu­gar­te­nien­te y ocho ope­ra­do­res, quie­nes se en­car­gan de vi­gi­lar los mer­ca­dos de dro­ga que desa­rro­lló su an­te­ce­sor Pan­cho Ca­ya­gua, eje­cu­ta­do el miér­co­les.

De acuer­do con un ex es­col­ta del ex­tin­to fun­da­dor de la or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, el ac­tual lí­der de­le­gó la coor­di­na­ción de las ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas de las zo­nas que con­tro­la a un su­je­to iden­ti­fi­ca­do co­mo El Pul­ga, se­gun­do al man­do, quien vi­gi­la al res­to de los ope­ra­do­res que le rin­den cuen­tas del ne­go­cio que ma­ne­jan en co­lo­nias de las de­le­ga­cio­nes Cuauh­té­moc y Ve­nus­tiano Ca­rran­za.

El Micky rea­li­za ta­reas de ex­tor­sión so­bre Eje 1 Nor­te, co­rres­pon­dien­te al barrio de Te­pi­to y co­lo­nia Cen­tro; El Pe­rro, El Man­za­na y El Br­yan ope­ran en la co­lo­nia Gue­rre­ro, mien­tras que El Hu­gui­to y El El­vis son res­pon­sa­bles de la co­lo­nia Cen­tro y San­to Do­min­go, res­pec­ti­va­men­te.

El tes­ti­mo­nio del ex in­te­gran­te de La Unión, al que tu­vo ac­ce­so ÁREA DE MI­LE­NIO, re­fie­re que El Cho­ri, uno de los prin­ci­pa­les si­ca­rios de El Be­ti­to, tam­bién coor­di­na ope­ra­cio­nes ilí­ci­tas en la co­lo­nia Cen­tro e in­me­dia­cio­nes de La Mer­ced; en tan­to que El Pe­lón, otro de los in­te­gran­tes de di­cho cár­tel, se en­car­ga de vi­gi­lar las ta­reas en di­fe­ren­tes co­lo­nias de la de­le­ga­ción Ve­nus­tiano Ca­rran­za.

Los je­fes de cé­lu­la “la­bo­ran” con al me­nos 50 per­so­nas, su se­llo es la vio­len­cia con la que ac­túan, ade­más de que, se­gún el tes­ti­go, go­zan de pro­tec­ción me­dian­te la coop­ta­ción de au­to­ri­da­des po­li­cia­les.

Ca­da uno de es­tos hom­bres cla­ve en la es­truc­tu­ra cri­mi­nal desa­rro­llan di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des des­de el tra­sie­go de dro­ga, has­ta dis­tri­bu­ción y vi­gi­lan­cia en los pun­tos de ven­ta.

Ade­más se en­car­gan de eli­mi­nar a aque­llos que pre­ten­den ocu­par di­chas pla­zas.

La Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción de la pro­cu­ra­du­ría ca­pi­ta­li­na no ha si­do ca­paz de des­man­te­lar las ope­ra­cio­nes de La Unión, que en me­ses re­cien­tes se ex­ten­dió in­clu­si­ve has­ta Eje Cen­tral Lá­za­ro Cár­de­nas, don­de co­mer­cian­tes ase­gu­ra­ron que con­ti­núan las ex­tor­sio­nes y “co­bro de pi­so”.

Por es­tos he­chos, el je­fe de Go­bierno, Mi­guel Án­gel Man­ce­ra, or­de­nó in­ves­ti­gar a tra­vés de los ór­ga­nos de in­te­li­gen­cia las ac­ti­vi­da­des del gru­po cri­mi­nal.

A la fe­cha no se han da­do a co­no­cer ofi­cial­men­te de­ten­cio­nes de miem­bros del pri­mer ni­vel de es­truc­tu­ra de La Unión, or­ga­ni­za­ción de las que au­to­ri­da­des ca­pi­ta­li­nas han re­cha­za­do ta­jan­te­men­te que se tra­ta de un cár­tel.

Los je­fes de cé­lu­la la­bo­ran con al me­nos 50 per­so­nas, cu­yo se­llo prin­ci­pal es la vio­len­cia

Se­gún su es­po­sa, Pan­cho Ca­ya­gua era un co­mer­cian­te asen­ta­do en la ca­lle Ar­gen­ti­na, número 43, del Cen­tro His­tó­ri­co, lo­cal don­de se ven­den cos­mé­ti­cos, bi­su­te­ría y otros ar­tícu­los.

En con­tra­par­te, las au­to­ri­da­des tie­nen abier­ta una lí­nea de in­ves­ti­ga­ción que apun­ta a que el fun­da­dor del cár­tel La Unión de Te­pi­to di­ri­gía una red de dis­tri­bu­ción de dro­ga en el Re­clu­so­rio Nor­te.

In­for­mes de la pro­cu­ra­du­ría y de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca ca­pi­ta­li­nas, a los que MI­LE­NIO tu­vo ac­ce­so, re­ve­lan que lo­gró coop­tar a ser­vi­do­res pú­bli­cos del sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio ca­pi­ta­lino pa­ra in­tro­du­cir co­caí­na, ma­ri­gua­na y crack en el pe­nal.

De acuer­do con au­to­ri­da­des, Pan­cho Ca­ya­gua fue víc­ti­ma de una trai­ción por el li­de­raz­go de la or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal.

Ad­mi­tie­ron que La Unión de Te­pi­to es­tá vin­cu­la­da con el nar­co­trá­fi­co a gran es­ca­la en Ciu­dad de Mé­xi­co, a tra­vés de la re­ven­ta de dro­ga a nar­co­me­nu­dis­tas de la ca­pi­tal.

Ade­más am­plió sus ope­ra­cio­nes a otras ac­ti­vi­da­des de­lic­ti­vas co­mo ex­tor­sión, ven­ta de ar­mas, pi­ra­te­ría y co­bro de pi­so. El gru­po cri­mi­nal se di­vi­dió tras la de­ten­ción de Pan­cho Ca­yua­ga en 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.