AME­NA­ZAN. A SU LLE­GA­DA A LAS VE­GAS, CA­NE­LO Y GO­LOV­KIN PRO­ME­TEN UN TRIUN­FO POR NO­CAUT

Gen­nady Go­lov­kin en­fren­ta­rá a los 35 años al me­xi­cano Saúl Álvarez, en una opor­tu­ni­dad por la que tu­vo que tra­ba­jar, en lo de­por­ti­vo y mer­ca­do­ló­gi­co pa­ra lle­gar a es­te pun­to

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - PORTADA - Carlos Con­tre­ras Le­gas­pi

El Cam­peo­na­to Mun­dial de bo­xeo ama­teur en 2003 de Bang­kok vio na­cer a una es­tre­lla. Gen­nady Go­lov­kin se con­vir­tió en mo­nar­ca y de ma­ne­ra in­me­dia­ta se­ría el can­di­da­to a la me­da­lla de oro un año más tar­de.

Aun­que se que­dó con la pla­ta en los Jue­gos Olím­pi­cos de Ate­nas 2004, se man­ten­dría co­mo una de las grandes pro­me­sas del de­por­te en Ka­za­jis­tán. Ca­tor­ce años des­pués, na­die pue­de du­dar de que cum­plió con el pro­nós­ti­co, pues lle­ga a la pe­lea más gran­de de su ca­rre­ra con mar­ca in­vic­ta en 37 apa­ri­cio­nes co­mo pro­fe­sio­nal, 33 de ellas se han re­suel­to por la vía del no­caut.

La ci­ta con Saúl Álvarez es­te sá­ba­do, re­pre­sen­ta tam­bién su de­but en la ca­pi­tal ac­tual de los de­por­tes de com­ba­te, la ciu­dad de Las Ve­gas y su fla­man­te Are­na T-Mo­bi­le, cons­trui­da pa­ra des­tro­zar to­dos los ré­cords de ta­qui­lla y asis­ten­cia en la his­to­ria del bo­xeo en Ne­va­da.

A GGG le to­mó más de una dé­ca­da lle­gar has­ta es­te lu­gar, tu­vo que par­ti­ci­par en 17 fun­cio­nes en sue­lo ale­mán an­tes de po­der pre­sen­tar­se an­te su público, en As­ta­na, ca­pi­tal de su país, co­mo pro­fe­sio­nal. Y fue has­ta 2012 cuan­do pu­do de­bu­tar en la cos­ta Es­te de Es­ta­dos Uni­dos, el ma­yor mer­ca­do pa­ra el de­por­te en el mun­do.

El po­la­co Gr­ze­gorz Prok­sa fue el en­car­ga­do de dar­le la bien­ve­ni­da, pe­ro so­lo se con­vir­tió en par­te de esa ra­cha de 20 pe­leas fi­na­li­za­das por no­caut o re­ti­ro de sus opo­nen­tes, que se vio ro­ta ape­na es­te año fren­te a Da­niel Ja­cobs en mar­zo.

Al cru­zar del otro la­do del océano tam­bién lle­gó un nue­vo con­tra­to. Fir­mó con la pro­mo­to­ra K2 y Tom Loef­fler se con­vir­tió en su nue­vo agen­te. Ahí el mun­do co­no­ció el po­ten­cial del ka­za­jo, que ya te­nía la pe­ga­da y la cul­tu­ra de tra­ba­jo que for­ma el bo­xeo ama­teur en el es­te de Eu­ro­pa, más la agre­si­vi­dad del es­ti­lo me­xi­cano que le im­pri­mió el en­tre­na­dor ti­jua­nen­se Abel Sán­chez, con quien se mu­dó a Ca­li­for­nia pa­ra sus cam­pa­men­tos.

No es un mi­to, las fa­len­cias que to­da­vía tie­ne su de­fen­sa las cu­bre con la re­sis­ten­cia de su qui­ja­da, al es­ti­lo de los ído­los del pu­gi­lis­mo na­cio­nal, que sa­lían a fa­jar­se en sus com­ba­tes.

Fue es­ca­lan­do en los ran­kings del pe­so me­dio y su­man­do cin­tu­ro­nes de las 160 li­bras al ven­cer a opo­nen­tes del ca­li­bre del me­xi­cano Mar­co An­to­nio Ru­bio, los bri­tá­ni­cos Mar­tin Mu­rray y Mat­hew Mac­klin, el aus­tra­liano Da­vid Gae­le, los es­ta­du­ni­den­ses Ga­briel Ro­sa­do, Cur­tis Ste­vens y Wi­llie Mon­roe Jr.

Su sal­to de ca­li­dad lle­gó al de­rro­tar al ca­na­dien­se Da­vid Le­mieux, otro no­caut en el oc­ta­vo round y la po­se­sión del tí­tu­lo de tres de los cua­tro or­ga­nis­mos más grandes del bo­xeo.

Cuan­do Ca­ne­lo des­po­jó a Mi­guel Cot­to en no­viem­bre del 2015 del ce­tro de la ca­te­go­ría (pac­ta­da a 155 li­bras), Go­lov­kin era el in­te­ri­no. Des­de ese año era la pe­lea que te­nía ló­gi­ca y en el ca­so del Con­se­jo Mun­dial de Bo­xeo, se­ría tam­bién man­da­to­ria.

Sin em­bar­go, el pe­lea­dor me­xi­cano y su pro­mo­to­ra Gol­den Boy te­nían otros pla­nes, que in­clu­ye­ron inau­gu­rar la are­na T-Mo­bi­le an­te Amir Khan, quien subió dos di­vi­sio­nes y aco­mo­dar­se a sus pro­pios tiem­pos.

El ja­lis­cien­se per­dió el tí­tu­lo fue­ra del ring en 2016 y GGG ca­pi­ta­li­zó en la es­pe­ra de es­te día con la que has­ta aho­ra ha si­do su fun­ción más re­cor­da­da. En la Are­na O2 de Lon­dres an­te Kell Brook, que fue un éxi­to de Pa­gos Por Even­to en el Reino Uni­do, pe­ro en Amé­ri­ca se trans­mi­tió en ca­ble por la di­fe­ren­cia de ho­ra­rio.

En es­te 2017 lo pu­sie­ron a prue­ba, or­ga­ni­zó su pro­pio Pa­go Por Even­to en el Ma­di­son Squa­re Gar­den an­te Da­niel Ja­cobs, que re­sul­tó una pe­lea de mu­cho ries­go.

En ta­qui­lla fue un éxi­to, pe­ro el es­ta­du­ni­den­se es­tu­vo cer­ca de sa­car­le la de­ci­sión y com­pli­car to­da la ne­go­cia­ción.

El acuer­do lleg­gó po­co tiem­po ddes­pués y se enc­cuen­tran a muy ppo­cas ho­ras de lla ve­la­da en la qque de­fi­ni­rá al mme­jor pe­so me­dio del mun­do del bo­xeo.

FO­TO: ES­PE­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.