“Es­toy en un lu­gar úni­co y en el que quie­ro es­tar”

Almeyda re­cor­dó su lle­ga­da y las co­sas bue­nas y ma­las por las que ha pa­sa­do

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - FUTBOL - Al­ber­to Áva­los/ Gua­da­la­ja­ra

Cuan­do la pre­sión cre­ció, el due­ño cre­yó en él y vio re­sul­ta­dos. Se cum­plie­ron dos años de que Ma­tías Almeyda arri­bó a Gua­da­la­ja­ra pa­ra fir­mar con­tra­to co­mo nue­vo es­tra­te­ga del Rebaño. El ca­mino no ha si­do fá­cil, pe­ro ha li­dia­do con las pie­dras en el ca­mino.

Fue un do­min­go 13 de sep­tiem­bre, mien­tras él ba­ja­ba las ma­le­tas del avión, José Ma­nuel de la To­rre di­ri­gía el en­tre­na­mien­to del equi­po. Las es­pe­cu­la­cio­nes ba­jo las que se dio su con­tra­ta­ción, pro­vo­có que su re­ci­bi­mien­to no fue­ra el me­jor.

“No se me ol­vi­da­rá nun­ca es la pri­me­ra se­ma­na por­que fue muy do­lo­ro­sa pa­ra mí, mis com­pa­ñe­ros y pa­ra mi fa­mi­lia que en de­fi­ni­ti­va es­cu­cha­ba los men­sa­jes to­tal­men­te ne­ga­ti­vos. Des­pués me que­do con ca­da día que he vi­vi­do acá, en­tro a Ver­de Va­lle con ale­gría enor­me y me voy de Ver­de Va­lle con ale­gría enor­me, tra­ba­jo en lo que me gus­ta, es­toy en un lu­gar úni­co y en un el lu­gar que quie­ro es­tar”.

Seis fi­na­les y cuatro títulos, en­tre ellos uno de li­ga des­pués de más de 10 años que no lo con­se­guían en el club. Pe­ro no to­do ha si­do miel so­bre ho­jue­las, re­ve­ló Ma­tías, pues su ca­be­za ha si­do pe­di­da en más de una opor­tu­ni­dad cuan­do las co­sas no an­da­ban bien.

“Des­de que lle­gué tra­to de ser ho­nes­to, sin­ce­ro, tra­ba­ja­mos mu­cho, he­mos re­ci­bi­do apo­yo de Jor­ge, so­bre to­do en un mo­men­to que pa­sa­mos ocho fe­chas sin ga­nar y la voz era fuer­te pa­ra que me sa­ca­ran y él so­por­to, el tiem­po le dio la ra­zón por­que so­por­tó. Hay un gran tra­ba­jo de con­jun­to, yo no ha­blo cons­tan­te­men­te con Jor­ge pe­ro cuan­do ha­blo sien­to su apo­yo. He apren­di­do mu­cho a la­do su­yo y oja­lá si­ga­mos por mu­cho tiem­po”, di­jo.

Su pre­sen­ta­ción un 18 de sep­tiem­bre de 2015 fue úni­ca. 11 títulos a su espalda, el es­ta­dio y miem­bros del Cam­peo­ní­si­mo, al­gu­nos de los in­gre­dien­tes. La pro­me­sa de “le­van­tar al gi­gan­te” que pe­lea­ba por no des­cen­der, la hi­zo reali­dad.

“Lo he­mos con­se­gui­do, he­mos ga­na­do cuatro títulos en dos años y lle­ga­do a seis fi­na­les, he­mos si­do creí­bles de pa­la­bra pe­ro con los años. Re­cuer­do el día que me pre­sen­té en el es­ta­dio y di­je que ve­nía a des­per­tar un gi­gan­te, en dos años lo des­per­ta­mos”, fi­na­li­zó.

Es así co­mo un hom­bre al que ro­dea­ban las du­das y ne­ga­ti­vi­dad an­tes de fir­mar lo­gró con­ver­tir­se en el “pas­tor” que lle­vó al Rebaño a lo más al­to en épo­cas don­de se du­da­ba in­clu­so de su gran­de­za en el futbol me­xi­cano. A la gen­te le agra­de­ce el ca­ri­ño y re­ve­la que en po­cos la­dos le han que­ri­do así.

“En po­cos lu­ga­res me han pu­tea­do, uno fue Se­vi­lla (co­mo ju­ga­dor), des­pués la gen­te sa­be cuán­do uno de­ja el al­ma y se va­lo­ra. Tam­bién hay mo­men­tos que hay que te­ner la suer­te de los re­sul­ta­dos y ahí es­tá la ale­gría de to­dos. Soy un agra­de­ci­do por la vi­da que me ha to­ca­do vi­vir en Ri­ver, La­zio, In­ter, en Quil­mes, en to­dos los lu­ga­res que he pa­sa­do han si­do más lo que­ri­do, que lo que me han pu­tea­do”, fi­na­li­zó.

JAIR NO ES­TÁ EN DU­DA

Pe­se a que el de­fen­sa Jair Pe­rei­ra ha en­tre­na­do en­tre al­go­do­nes du­ran­te la se­ma­na, Almeyda ase­gu­ró que no es­tá en du­da su par­ti­ci­pa­ción pa­ra re­ci­bir al equi­po de Pumas es­te fin de se­ma­na.

“Es­tá ma­ni­fes­tan­do dolor en el pu­bis y va­mos di­fe­ren­cian­do el tra­ba­jo, pe­ro por ahora no co­rre el ries­go de no par­ti­ci­par, so­lo lo di­fe­ren­cia­mos pa­ra que se re­cu­pe­re lo más pron­to po­si­ble. Jair es­tu­vo una pre­tem­po­ra­da y fue su me­jor año (el an­te­rior), des­pués, al no es­tar en pre­tem­po­ra­da, siem­pre se su­fre la par­te fí­si­ca”.

Ade­lan­tó que pe­se a que Alan Pu­li­do ya ha­ce futbol con el res­to de sus com­pa­ñe­ros, aún que­da tiem­po pa­ra que se le pue­da vol­ver a ver en las can­chas de ma­ne­ra ofi­cial.

“Que­da to­da­vía un tiem­po pa­ra que se re­cu­pe­re bien Alan, es­pe­ra­mos es­tar en la lu­cha y que no sea tar­de, otro ju­ga­dor muy importante que re­cu­pe­ra­mos es Cis­ne­ros, de a po­co el equi­po se for­ma nue­va­men­te y de­seo te­ner­los a to­dos en al­gún mo­men­to pa­ra ele­gir en­tre ellos. El re­gre­so de Alan se­rá fun­da­men­tal y por lo vis­to se­rá an­tes de lo pen­sa­do”, ex­pli­có.

En po­cos lu­ga­res me han pu­tea­do, uno fue Se­vi­lla (co­mo ju­ga­dor)”

Di­je que ve­nía a des­per­tar un gi­gan­te, en dos años lo des­per­ta­mos”

MA­TÍAS ALMEYDA En­tre­na­dor deChi­vas

FO­TO: IMAGO7

Ma­tías Almeyda agra­de­ció el apo­yo de Jor­ge Ver­ga­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.