“Que co­mien­cen los jue­gos del ham­bre par­te II”

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - FUTBOL NACIONAL -

“Los enemi­gos es­tán en ca­sa”, Gui­ller­mo Ca­ñe­do de la Bár­ce­na

Mu­cho se ha ha­bla­do en los úl­ti­mos días acer­ca de la ofer­ta que exis­te en torno a la opor­tu­ni­dad de ad­qui­rir los de­re­chos fe­de­ra­ti­vos de la Se­lec­ción Me­xi­ca­na.

Por un la­do, te­ne­mos a Te­le­vi­sa co­man­da­da por Emilio Az­cá­rra­ga con un im­por­tan­te ba­ga­je de va­rios años y una pro­pues­ta de apro­xi­ma­da­men­te 100 mdd por los de­re­chos de trans­mi­sión.

En la otra es­qui­na, te­ne­mos la pro­pues­ta de un nuevo e im­por­tan­te ju­ga­dor: Car­los Slim, con un por­cen­ta­je de 250 mdd por to­do el pa­que­te o 130 mdd so­lo pa­ra Es­ta­dos Uni­dos.

Sin lu­gar a du­das, la po­lé­mi­ca y po­la­ri­za­ción de ban­dos ha si­do un fac­tor tras­cen­den­tal, don­de to­do mun­do ha ex­ter­na­do su pos­tu­ra des­de fe­de­ra­ti­vos, due­ños, opi­nión pú­bli­ca y, sin lu­gar a du­das, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, los cua­les es­tán ju­gan­do un pa­pel par­ti­cu­lar en es­ta de­ci­sión. Y es que no es pa­ra me­nos lo que es­tá en jue­go, se tra­ta na­da más y na­da me­nos del pro­duc­to más va­lio­so y de ma­yor al­can­ce me­diá­ti­co; la Se­lec­ción Na­cio­nal.

Si bien exis­te un ban­do del cual to­dos co­no­ce­mos que ha man­te­ni­do un pa­pel mo­no­pó­li­co du­ran­te va­rios años y ha con­tro­la­do los hi­los del fut­bol, no so­lo a tra­vés de la se­lec­ción na­cio­nal, sino tam­bién en los car­gos fe­de­ra­ti­vos ase­gu­ran­do con ello su pa­pel pro­ta­gó­ni­co en las de­ci­sio­nes más im­por­tan­tes de nues­tro fut­bol.

Es ver­dad que con ba­se en lo an­te­rior no ven­dría mal te­ner un cam­bio, al me­nos pa­ra sa­cu­dir las más fuer­tes es­fe­ras de lo que hoy se man­tie­ne co­mo rei­na­do sin fin, co­sa que sin­ce­ra­men­te no creo que pu­die­ra ocu­rrir, al me­nos en el cor­to pla­zo. Pe­ro ana­li­ce­mos la otra ca­ra de la mo­ne­da.

La pro­pues­ta de Car­los Slim no se ve con ma­los ojos en apa­rien­cia, pues ha re­sul­ta­do exi­to­so en los mo­de­los de­por­ti­vos que ha for­ma­do, gra­cias al ex­per­ti­se de Ar­tu­ro Elías Ayub, un co­no­ce­dor y ex­ce­len­te ne­go­cia­dor que ha da­do im­por­tan­tes re­sul­ta­dos al mun­do del fut­bol. En apa­rien­cia to­do lu­ce per­fec­to, pe­ro va­ya­mos más a fon­do pues si bien es­ta ad­qui­si­ción po­dría ser un sal­to al mun­do di­gi­tal y tec­no­ló­gi­co ca­van­do la tum­ba de las te­le­vi­so­ras de es­te país, fi­nal­men­te es una op­ción que no de­ja de ser con­tro­la­da por el mis­mo Slim y que trae­ría un nuevo ne­go­cio a su im­pe­rio de­jan­do a la de­ri­va nue­vas op­cio­nes que rom­pan con un mo­no­po­lio pa­ra en­trar a otro aún más gran­de y po­de­ro­so.

He leí­do mu­chos ar­gu­men­tos que ha­blan de equi­dad e igual­dad de opor­tu­ni­da­des pa­ra la aper­tu­ra de nue­vos ju­ga­do­res, pe­ro que pa­sa­ría si de ver­dad es­ta op­ción se abrie­ra no so­lo a es­tos dos ju­ga­do­res, sino a más, fue­ra de los in­tere­ses co­mer­cia­les y has­ta po­lí­ti­cos que en­cie­rran es­te par de pro­pues­tas, don­de no sa­be­mos si pa­sar de “Gua­te­ma­la a Gua­te­peor” sea la op­ción más in­di­ca­do pa­ra nues­tro fut­bol.

Lo que sí es un he­cho y co­mo ca­da vez que exis­te es­ta dispu­ta es la ma­ne­ra en que se in­cre­men­ta­rán los con­flic­tos en­tre fe­de­ra­ti­vos y due­ños don­de más de una ca­be­za po­dría caer más ade­lan­te, sin men­cio­nar las pos­tu­la­cio­nes y ven­ta­jo­sas ma­ne­ras de sa­car par­ti­do pa­ra ca­da uno de los equi­pos de fut­bol.

Así que ve­re­mos có­mo se mo­ve­rán las aguas don­de se­gu­ra­men­te que­da­rá to­do co­mo has­ta aho­ra pe­ro un po­co más re­vuel­to., así que nue­va­men­te de­mos pa­so y que co­mien­cen los jue­gos del ham­bre par­te II.

Y us­ted, ¿por cuál vo­ta? Has­ta la pró­xi­ma…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.