Fe­liz fin de se­ma­na con ru­mo­ra­ma.com

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - MÁSAFICIÓN -

“La in­tui­ción es nues­tra sa­bi­du­ría in­ter­na que nun­ca lla­ga­mos a com­pren­der”… La Ru­le­ta de la Suer­te.-

Im­por­tan­cia­flo­ri­dia­na.com… Cuan­do can­ta­ron play ball pa­ra el jue­go de los Mar­lins ano­che, con los Bra­vos de vi­si­ta, a na­die le im­por­ta­ba, creo que ni al má­na­ger Don Mat­tingly, quien ga­na­ría. Y es que el slug­ger de la ca­sa, Gian­car­lo Stan­ton, es­ta­ba a un jonrón de en­trar al se­lec­to gru­po de quie­nes han sa­ca­do 60 o más en una tem­po­ra­da, Barry Bonds, 73, Mark McG­wi­re 70, Sammy So­sa 66, McG­wi­re 65, So­sa 64, Ro­ger Ma­ris 61, Ba­be Ruth 60. Gian­car­lo, des­de lue­go ten­drá dos jue­gos más es­ta tar­de y ma­ña­na.

42años­des­pués.com… Los Ro­jos ce­le­bran la vic­to­ria en la Se­rie Mun­dial 1975 so­bre los Me­dias Ro­jas, ob­se­quian­do sor­ti­jas ré­pli­cas de las de los pe­lo­te­ros. Son pa­ra to­do el que vi­si­te el Hall de la Fa­ma del equi­po en el Great Ame­ri­can Park de Cin­cin­na­ti, vier­nes, sá­ba­dos y do­min­go, co­men­zan­do ma­ña­na…

hi­jo­de­ga­to­noes­lan­za­dor.com… Pe­dro Pa­blo Mar­tí­nez, de 17 años, hi­jo de Pe­dro Mar­tí­nez, de 45, aca­ba de fir­mar pa­ra ju­gar beis­bol pro­fe­sio­nal­men­te, por 800 mil dó­la­res, más otros 300 mil co­mo be­ca pa­ra que ter­mi­ne sus es­tu­dios de high school. Pe­dro es­tá en el Hall de la Fa­ma de Coo­pers­town por sus 18 tem­po­ra­das lan­zan­do en Gran­des Li­gas (Ex­pos, Me­dias Ro­jas, Mets, Phi­llies), ga­nó tres Cy Young. Pe­ro Pe­dro Pa­blo no es pit­cher, sino in­fiel­der, su es­ta­tu­ra es ma­yor a la del pa­dre en tres pul­ga­das y no se com­pro­me­tió con el club de Bos­ton, al cual aún per­te­ne­ce Pe­dro co­mo en­tre­na­dor, sino con los Ti­gres de De­troit. Pe­dro de­jó record de 219-100, 2.93. Pa­pa Pe­dro es­tu­vo en la ce­re­mo­nia del con­tra­to, jun­to con eje­cu­ti­vos.

si­gue­feoel­ca­soes­pino.com… Se unie­ron tres fuer­zas, el go­bierno del Es­ta­do, el go­bierno mu­ni­ci­pal y los Na­ran­je­ros (¿pa­ra qué tal des­pil­fa­rro de ca­pa­ci­dad hu­ma­na?) con el fin de res­ca­tar y re­mo­zar la es­ta­tua de Héc­tor Es­pino, se­gún re­ve­ló (¿quién sa­be por qué?) ex­clu­si­va­men­te a la pren­sa de Her­mo­si­llo, el vi­ce­pre­si­den­te de los Na­ran­je­ros, doc­tor Ar­tu­ro León Ler­ma. Lo que di­jo es preo­cu­pan­te, por­que la de­lin­cuen­cia se en­car­ga­rá de des­tro­zar otra vez el mo­nu­men­to, pues­to que pro­yec­tan eri­gir­lo a en una pla­za pú­bli­ca cer­ca del es­ta­dio So­no­ra. Y agre­gó que hon­ra­rán a otras fi­gu­ras del equi­po. En­ton­ces, ¿por qué en vez de So­no­ra no lla­man al nuevo par­que Héc­tor Es­pino, qué tie­nen con­tra la me­mo­ria del me­jor ju­ga­dor de beis­bol de Mé­xi­co, y por qué in­sis­ten en de­jar esas obras a me­ced de la ca­lle, en vez del in­te­rior del es­ta­dio co­mo el Sa­lón de la Fa­ma de los Na­ran­je­ros? No se ne­ce­si­ta ser nin­gu­na lum­bre­ra pa­ra com­pren­der que en una pla­za pú­bli­ca no po­drán man­te­ner vi­gi­lan­cia du­ran­te 24 ho­ras, ni prohi­bir la en­tra­da de na­die.

NO­TA.- Pue­des leer to­do el ar­chi­vo re­cien­te de “Juan Ve­né en la Pe­lo­ta”, si en­tras en in­ter­net por “el de­por­te vuel­ve a unir­nos”.

Gra­cias a la vi­da que me ha da­do tan­to, in­clu­so un lec­tor co­mo tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.