Lle­gó la cri­sis a Chivas

El Re­ba­ño de Ma­tías Al­mey­da se es­tá ca­yen­do... Ano­che su­frió su cuar­to tro­pie­zo del Clau­su­ra 2018, aho­ra en su can­cha fren­te a San­tos La­gu­na

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - FUTBOL NACIONAL - CLA­SI­FI­CA­CIÓN GE­NE­RAL Je­sús Hernández Té­llez/ CAR­LOS IZQUIERDOZ

EQUI­PO J G E P GF GC PTS

El pa­no­ra­ma no pue­de ser peor. Chivas vol­vió a per­der en ca­sa, no pu­do an­te San­tos La­gu­na y la de­fen­sa vol­vió a fa­llar. La en­tra­da fue de 28 mil per­so­nas, quie­nes des­pi­die­ron a sus ju­ga­do­res con abu­cheos. El equi­po se le es­tá yen­do de las ma­nos a Ma­tías Al­mey­da.

Des­de el 28 de mayo, el chi­ve­río so­lo ha ga­na­do un par­ti­do de lo­cal, ca­si nue­ve me­ses y so­lo un triun­fo en la ca­sa ro­ji­blan­ca. Aho­ra el ver­du­go fue un equi­po prag­má­ti­co, bus­có un gol por arri­ba y otro en con­tra­gol­pe por ve­lo­ci­dad y así fue, uno de Furch de ca­be­za y otro de Dja­niny Ta­va­res por ve­lo­ci­dad. Los ro­ji­blan­cos no ca­mi­nan en ca­sa y a es­te pa­so pron­to se ol­vi­da­rán de cual­quier po­si­bi­li­dad de Li­gui­lla..

En el pri­mer lap­so, El Re­ba­ño mos­tró una ca­ra su­ma­men­te ofen­si­va. El es­que­ma de Al­mey­da cam­bió pa­ra es­te en­cuen­tro y pu­so a Os­wal­do Ala­nís y a Jair Pe­rei­ra des­de el ini­cio, y sa­cri­fi­có a Or­be­lín Pi­ne­da, bus­can­do re­vo­lu­cio­nar a su equi­po, pe­ro no lo lo­gra­ba.

Pese a los cam­bios, el equi­po su­fría de los mis­mos pro­ble­mas en de­fen­sa.

El que avi­sa no es trai­cio­ne­ro y San­tos, lo hi­zo, pri­me­ro to­có la puer­ta y des­pués hi­zo el gol. Hay una má­xi­ma que di­ce que en los ser­vi­cios aé­reos nun­ca se de­be de­jar de ver el es­fé­ri­co, y an­te ti­pos co­mo Furch eso es la muer­te. Cen­tro al área y co­mo si fue­ra un fan­tas­ma Furch lle­ga y co­nec­ta, al pos­te. Lue­go, a los tres mi­nu­tos, el gol.

Por la de­re­cha Os­val­do Martínez, con ese to­que de pri­vi­le­gio la pu­so a se­gun­do pos­te, es el se­llo de la ca­sa, to­dos sa­ben que los la­gu­ne­ros ha­cen da­ño por arri­ba con dos hom­bres con Izquierdoz, o Furch, y el césar del gol no per­do­nó. Aho­ra no fa­lló Sal­ci­do ni Ma­rín, am­bos en la ban­ca y las mis­mas fa­ci­li­da­des de­fen­si­vas.

El Re­ba­ño ata­ca­ba sis­te­má­ti­ca­men­te con Eduar­do Ló­pez por iz­quier­da y Pi­za­rro por de­re­cha y des­pués se cam­bia­ban, pe­ro no lo­gra­ban ha­cer da­ño al por­te­ro su­plen­te del San­tos. Chivas ata­ca­ba con fe, con cin­co ju­ga­do­res, pe­ro no la me­tían. San­tos bus­có una pe­lo­ta aé­rea, tu­vo dos y me­tió una. Efec­ti­vi­dad má­xi­ma.

Pa­ra el com­ple­men­to, El Re­ba­ño man­dó un cam­bio ofen­si­vo. Sa­lió Je­sús Sán­chez e in­gre­só Ro­nal­do Cis­ne­ros, dos ejes de ata­que con el em­pa­te en la men­te.

CO­TA, EL SALVADOR

La pri­me­ra de pe­li­gro del com­ple­men­to fue de li­bro. Ti­ro de es­qui­na en fa­vor de Chivas y a los 15 se­gun­dos Ta­va­res es­ta­ba mano a mano con Co­ta. Ro­dol­fo pu­so el pe­cho, li­te­ral y evi­ta­ba el gol de la vi­si­ta. Co­ta de nue­vo era el hé­roe, so­lo le fal­ta­ba su­bir y ha­cer el gol. San­tos te­nía el par­ti­do don­de que­ría. Chivas sa­can­do de­fen­sas y amon­to­nan­do de­lan­te­ros; Si­bol­di se dio cuen­ta y man­dó la or­den de con­tra­gol­pear, bus­can­do la ve­lo­ci­dad de Ta­va­res. El de Ca­bo Ver­de pue­de fa­llar una cla­ra, pe­ro no dos. Con­tra­ata­que ful­mi­nan­te y por el cen­tro, ya no es­ta­ba Sal­ci­do, pe­ro el error fue el mis­mo que en los úl­ti­mos par­ti­dos.

Por el cen­tro, ba­lón pa­ra Ta­va­res y con de­li­ca­de­za to­có por en­ci­ma pa­ra el 2- 0 de San­tos. Me­nos de me­dia ho­ra y Chivas ya ne­ce­si­ta­ba dos go­les pa­ra el em­pa­te. De po­co o na­da ser­vía la sa­cu­di­da de Al­mey­da y se ges­ta­ba una nue­va de­rro­ta en ca­sa. Chivas man­dó a la can­cha a Ro­nal­do, Or­be­lín y Wal­ter Gael San­do­val, tres mo­vi­mien­tos pa­ra abrir la can­cha y pro­fun­di­zar, pe­ro no lo lo­gra­ron. El Re­ba­ño se hun­día y na­die lo po­día sal­var.

Sí, en la se­ma­na Ma­tías abría la puer­ta a que lle­ga­ra al­guien pa­ra apo­yar­lo; hoy, más que nun­ca pa­re­ce ne­ce­sa­rio que lle­gue al­guien que ali­ge­re la car­ga del ar­gen­tino, pues de nue­vo es­tá co­lap­san­do.

De­fen­sa de San­tos

FOTOS: IMAGO7

Ro­dol­fo Pi­za­rro po­co pu­do ha­cer pa­ra ge­ne­rar pe­li­gro en el arco la­gu­ne­ro

Nés­tor Arau­jo y Alan Pu­li­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.