Un adiós di­fí­cil en Gua­da­la­ja­ra

El ma­ta­dor Ig­na­cio Ga­ri­bay se des­pi­de de la ciu­dad en su tem­po­ra­da del re­ti­ro; aún no sa­be qué ha­rá des­pués, pe­ro ase­gu­ra no vol­ve­rá a ser igual de fe­liz que co­mo lo es de to­re­ro

Milenio Jalisco - La Aficion Jalisco - - MÁSAFICIÓN - Re­dac­ción/ IG­NA­CIO GA­RI­BAY

El adiós se acer­ca y las emo­cio­nes es­tán a flor de piel. Ig­na­cio Ga­ri­bay se des­pi­de de Gua­da­la­ja­ra es­te do­min­go en la se­gun­da co­rri­da de la tem­po­ra­da en la Pla­za de To­ros Nue­vo Pro­gre­so tras una ca­rre­ra de ca­si dos dé­ca­das co­mo to­re­ro.

El ca­pi­ta­lino ca­li­fi­có a Gua­da­la­ja­ra co­mo una pla­za exi­gen­te, que da y qui­ta, pe­ro que si se sor­tea, te ele­va a un ma­yor ni­vel den­tro del gre­mio.

“Es un mo­men­to muy emo­cio­nan­te pa­ra mí, sien­to que ver­da­de­ra­men­te me voy a des­pe­dir de Gua­da­la­ja­ra, y aquí em­pie­za to­do, es una pla­za que me ha da­do mu­cho, don­de he te­ni­do la for­tu­na de co­no­cer el éx­ta­sis, y don­de tam­bién he co­no­ci­do el fra­ca­so pro­fun­do. Gua­da­la­ja­ra re­pre­sen­ta mu­cho en mi ca­rre­ra, to­do lo que ha pa­sa­do con mi ca­rre­ra ha si­do im­por­tan­te, des­de in­dul­tos, tro­feos a la me­jor fae­na, cor­na­das, los me­jo­res car­te­les los he te­ni­do aquí, siem­pre re­pre­sen­ta mu­cho, no so­lo pa­ra a mí, pa­ra to­dos los to­re­ros, tie­ne un pe­so es­pe­cial, es una pla­za que nos da el ca­che, ter­mi­na sien­do el si­no­dal que hay que pa­sar si quie­res ser fi­gu­ra del to­re­ro”.

Aun­que to­da­vía no de­fi­ne qué se­rá de su fu­tu­ro cuan­do ter­mi­ne la gi­ra del adiós, Ig­na­cio afir­ma que lo úni­co se­gu­ro es que no vol­ve­rá a ser tan fe­liz co­mo lo fue den­tro del ruedo.

“No sé a dón­de me lle­ve la vi­da, na­tu­ral­men­te me lo he pen­sa­do, a qué me voy a de­di­car. Lo úni­co que pa­sa es una co­sa: más fe­liz de lo que he si­do mi vi­da co­mo to­re­ro no se­ré en nin­gu­na otra ac­ti­vi­dad a lo que me de­di­que, me ten­dré que con­for­mar con ser al­go de mi vi­da. Ca­da que lo pien­so me en­tra una an­sie­dad in­co­mo­da. Lo úni­co que ten­go de­ci­di­do es que ten­go que dis­fru­tar mu­cho es es­te año de des­pe­di­da”.

Por úl­ti­mo, el ma­ta­dor ase­gu­ro que se lle­va­rá un gran re­cuer­do de la pla­za no so­lo por lo que sig­ni­fi­ca pa­ra el to­reo me­xi­cano, sino por lo que vi­vió ahí.

“No me que­da más que agra­de­cer a Gua­da­la­ja­ra, a to­do lo que re­pre­sen­ta, lo que ha re­pre­sen­ta­do en mi vi­da y en mi ca­rre­ra. Agra­dez­co la exi­gen­cia, el apo­yo, el ca­ri­ño, el to­ro que sa­le de es­ta pla­za, la se­rie­dad con la que se dan la co­sas, pa­ra mí y to­do el to­reo me­xi­cano Gua­da­la­ja­ra es un fil­tro de to­re­ros, so­lo los que son ca­pa­ces de pa­sar es­ta asig­na­tu­ra con no­tas apro­ba­to­rias, he te­ni­do la suer­te de ha­cer­lo y por eso me sien­to to­re­ro de ver­dad”.

Una pla­za que me ha da­do mu­cho, don­de he te­ni­do la for­tu­na de co­no­cer el éx­ta­sis”

To­re­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.