CON MI­SA, ARRAN­CA SU CA­MINO LA ZAPOPANA

En el Ca­ba­ñas el Car­de­nal San­do­val Íñi­guez en­ca­be­zó el even­to re­li­gio­so, con tin­tes de pro­tes­ta vs Sin­cre­tis­mo

Milenio Jalisco - - Ciudad -

Con me­nos afluen­cia de per­so­nas de lo es­pe­ra­do, ano­che se lle­vó a ca­bo la tra­di­cio­nal mi­sa en ho­nor a la vir­gen de Za­po­pan, en la ex­pla­na­da del Hos­pi­cio Ca­ba­ñas, pre­vio a su pe­re­gri­na­ción ha­cia la Ba­sí­li­ca de Za­po­pan, hoy.

El even­to re­li­gio­so es­tu­vo en­ca­be­za­do el Car­de­nal Emé­ri­to de Gua­da­la­ja­ra, Juan San­do­val Íñi­guez.

Du­ran­te ho­mi­lía, el pur­pu­ra­do al­zó la voz en con­tra de la obra Sin­cre­tis­mo, por la que, di­jo, “en Gua­da­la­ja­ra tam­bién he­mos co­me­ti­do un pe­ca­do, una blas­fe­mia en unas lá­mi­nas, ofen­dien­do lo más sa­gra­do que te­ne­mos los me­xi­ca­nos co­mo re­ga­lo del cie­lo, a nues­tra ma­dre san­tí­si­ma la Vir­gen de Gua­da­lu­pe, es una blas­fe­mia por qué, por lo que re­pre­sen­ta la ima­gen; tie­ne en la ca­be­za las serpientes y la sa­gra­da es­cri­tu­ra nos di­cen que ella con su hi­ja pas­to­ría la ser­pien­te y aquí las serpientes es­tán en la ca­be­za, el mal, el de­mo­nio es­tán por en­ci­ma”.

Y con­ti­nuó: “es una blas­fe­mia de quie­nes di­se­ña­ron sa­bían bien lo que ha­cían, no fue ca­sua­li­dad, no va­yan a de­cir có­mo Aa­rón en el de­sier­to que le di­jo Moi­sés por qué hi­cis­te ese se­mi­diós a yo no sé, yo he he­cho las co­sas que me die­ron y ahí sa­lió no ven­gan a de­cir que no sa­bían lo que hi­cie­ron, y es blas­fe­mia de quién la apa­ga­do, y es blas­fe­mia de quie­nes la defienden”.

El pre­la­do con­clu­yó su dis­cur­so di­cien­do que los terremotos ocu­rri­dos en Mé­xi­co no fue­ron for­tui­tos, obe­de­cen a los ma­les so­cia­les, di­jo que: “es­tos ma­les tie­nen es­te año un sig­ni­fi­ca­do especial, los terremotos, las inun­da­cio­nes por lo fe­nó­me­nos del agua que le­van­tan las tem­pes­ta­des en el mar, pe­ro so­bre to­do yo quie­ro en es­ta breve ho­mi­lía a los ma­les es­pi­ri­tua­les”. Al fi­lo de las 19:15 ho­ras con­clu­yó la ce­le­bra­ción li­túr­gi­ca y la ima­gen de la vir­gen par­tió rum­bo a la Ca­te­dral me­tro­po­li­ta­na, a don­de lle­gó po­co des­pués de las 20:15 ho­ras, en me­dio del re­pli­car de las cam­pa­nas que re­tum­ban des­de lo al­to de las fa­mo­sas to­rres.

Sal­do blan­co re­por­ta­ron las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les an­tes, du­ran­te y des­pués de la ce­le­bra­ción re­li­gio­sa.

La se­gu­ri­dad de los asis­ten­tes el even­to es­tu­vo a car­go de 960 ele­men­tos, apo­ya­dos con 100 pa­tru­llas, un ca­mión lo­gís­ti­co, 12 pe­rros en­tre­na­dos de la Fis­ca­lía Ge­ne­ral, 2 to­rres de vi­gi­lan­cia, 10 vehícu­los to­do te­rreno y 150 vo­lun­ta­rios.

Es­ti­ma­cio­nes de la Uni­dad Es­ta­tal de Pro­tec­ción Ci­vil y Bom­be­ros del Es­ta­do de Ja­lis­co, asis­tie­ron a la mi­sa 4 mil 500 per­so­nas.

La Vir­gen vi­si­tó el Hos­pi­cio Ca­ba­ñas

La mi­sa fue ofi­cia­da por el Car­de­nal He­mé­ri­to, San­do­val Íñi­guez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.