¿Fren­te o alian­za elec­to­ral?

Milenio Jalisco - - Ciudad - fran­klo­za­no­del­real@gmail.com

E l fren­te so­lo avan­za en la ca­be­ci­ta de Ana­ya, Ba­rra­les y Del­ga­do. De Fren­te tie­ne dos de­dos, de ciu­da­dano, so­lo el mo­te. Hay que lla­mar a las co­sas por su nom­bre, PAN, PRD y MC es­tán em­pu­jan­do una es­tra­te­gia prag­má­ti­ca cu­ya úni­ca agen­da es evi­tar que el PRI se man­ten­ga en el po­der, o que MO­RE­NA lle­gue. Fue­ra de eso, no hay na­da más.

Los tris­tí­si­mos fo­ros que es­ta alian­za elec­to­ral es­tán lan­zan­do, ba­jo el epi­ta­fio “Los Ciu­da­da­nos Opi­nan”, con­fir­man el lu­gar que, pa­ra los di­ri­gen­tes de es­tos tres par­ti­dos po­lí­ti­cos, tie­nen los ciu­da­da­nos: son opi­na­do­res, no pro­ta­go­nis­tas.

El pro­to­ti­po del fo­ro lo des­cri­be; al cen­tro del lo­cal don­de se desa­rro­lla el even­to, cual fa­rao­nes, apa­re­cen Ana­ya, Ba­rra­les y Del­ga­do y en la pe­ri­fe­ria los ciu­da­da­nos. Ellos ha­cen co­mo es­cu­chan, ha­cen al­gu­nos apun­tes, dis­pa­ran una ba­te­ría de fra­ses car­ga­das de bue­nas in­ten­cio­nes y lu­ga­res co­mu­nes y se aca­bó.

La cues­tión es, que no se tra­ta de que los ciu­da­da­nos opi­nen y que los pre­si­den­tes de los par­ti­dos que con­for­man el fren­te, ha­gan ano­ta­cio­nes. Se de­be­ría tra­tar de es­truc­tu­rar la par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca ciu­da­da­na uti­li­zan­do a los par­ti­dos.

El pro­ce­so ha su­ce­di­do al re­vés. Las cú­pu­las po­lí­ti­cas del PAN, PRD y MC se pu­sie­ron de acuer­do pa­ra unir fuer­zas, bau­ti­za­ron a su en­gen­dro co­mo ciu­da­dano y ya des­pués, pa­sa­das se­ma­nas, gol­pes y des­cré­di­tos, co­men­za­ron un ti­bio acer­ca­mien­to con la ciu­da­da­nía.

Si des­de un prin­ci­pio, an­tes de apa­re­cer ellos co­mo pro­ta­go­nis­tas, hu­bie­sen he­cho un tra­ba­jo de con­vo­ca­to­ria so­cial y hu­bie­ran es­ta­ble­ci­do aun­que sea una vi­sión o una agen­da a par­tir de la cual cons­truir una apues­ta, otro ga­llo hu­bie­ra can­ta­do. Lo que he­mos vis­to, es una ho­rren­da pa­sa­re­la en la que fi­gu­ran y des­fi­gu­ran car­tu­chos que­ma­dos o por que­mar.

Los ac­to­res que im­pul­san el fren­te se han con­ver­ti­do en el blan­co de los mi­si­les del PRI y de MO­RE­NA. Si al fi­nal del show, el aban­de­ra­do se ape­lli­da Ana­ya, Man­ce­ra o Mo­reno Va­lle, se cum­pli­rá el pro­nós­ti­co de la si­mu­la­ción. La úni­ca po­si­bi­li­dad que tie­ne el Fren­te Ciu­da­dano pa­ra ob­te­ner la con­fian­za de los ciu­da­da­nos, es pre­ci­sa­men­te, po­nien­do a quie­nes hoy son sus pro­ta­go­nis­tas en un se­gun­do plano y de­jan­do el pa­so a hom­bres y mu­je­res sin com­pro­mi­sos par­ti­dis­tas.

La otra op­ción es que los pro­mo­to­res ter­mi­nen des­en­mas­ca­rán­do­se y en vez de Fren­te Ciu­da­dano, le lla­men a su ama­sia­to, alian­za elec­to­ral. Ahí no hay en­ga­ño. Ahí se ha­bla con la ver­dad y es per­fec­ta­men­te vá­li­do aliar­se pa­ra con­ten­der por el po­der. En una de esas, has­ta les sa­le, y nos evi­tan y se evi­tan me­ses de mar­ti­rio y de po­lí­ti­ca ba­na­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.