Bo­ca con­tra Ri­ver por la Li­ber­ta­do­res

Co­pa Li­ber­ta­do­res. Bo­ca Ju­niors y Ri­ver Pla­te se en­fren­tan en La Bom­bo­ne­ra en la fi­nal de ida del tor­neo con­ti­nen­tal que pon­drá de ca­be­za a Ar­gen­ti­na y ten­drá la aten­ción me­diá­ti­ca de to­do el mun­do

Milenio Jalisco - - Portada -

El éx­ta­sis de la pa­sión fut­bo­le­ra en Ar­gen­ti­na se desata­rá es­te sá­ba­do al ju­gar­se un iné­di­to su­per­clá­si­co por la fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res­de Amé­ri­ca 2018 en­tre Bo­ca Ju­nior syRi­ve­rP la­te, tan po­pu­la­res co­mo pre­des­ti­na­dos a ha­cer his­to­ria.

El pri­mer es­ce­na­rio se­rá la mí­ti­ca Bom­bo ner ad eBo­ca,l aque tiem­bla cuan­do mi­les de es­pec­ta­do­res sal­tan y gri­tan en las tri­bu­nas. La

re­van­cha se­rá el sá­ba­do 24 eneli có­ni­coes­ta­dio Mo­nu­men­tal, deRi ver. A los de ca­mi­se­ta azul con fran­ja ama­ri­lla los lla­man xe­nei­zes, en el dia­lec­to ge­no­vés de los in­mi­gran- tes ita­lia­nos que po­bla­ron el ba­rrio por­tua­rio la Bo­ca del Ria­chue­lo.

A los al­bos con la ban­da ro­ja les di­cen mi­llo­na­rios, por ser los que pa­ga­ban for­tu­nas pa­ra com­prar pa­ses en los al­bo­res del pro­fe­sio­na­lis­mo.

Un sue­ño

Es la pri­me­ra vez que se cru­zan en la fi­nal de la Li­ber­ta­do­res, des­de que es­te tor­neo, el más desea­do por sus hin­chas, se ini­ció en 1960.

“Es el par­ti­do de los sue­ños ”, di­jo Mar­ce­lo Biel­sa, aho­ra DT de Leeds Uni­ted de In­gla­te­rra.

La emo­ción cor­ta el alien­to a cual­quie­ra en Ar­gen­ti­na. So­lo am­bos clu­bes nu­clean al 70% de los afi­cio­na­dos. Me­jor ni pen­sar en la ten­sión de lle­gar a de­fi­nir el tí­tu­lo por pe­na­les en el par­ti­do de vuelta.

Só­lo dos ve­ces se en­fren­ta­ron en una fi­nal en un si­glo por unEn 1976, Bo­ca le ga­nóa Ri­ver

por 1-0 y se con­sa­gró cam­peón del Nac ion al.Ri ver por su la­doSu­per co­pa ar­gen­ti­na es­te año al im­po­ner­se 2-0.

Le­yen­das fut­bo­le­ras lu­cie­ron es­tos co­lo­res: un tal Diego Ma­ra­do­na en Bo­ca y el inol­vi­da­ble Ma­rio Kem­pes en Ri­ver.

Pa­sión inex­pli­ca­ble

¿El Su­per­clá­si­co tie­ne com­pa­ra­ción? Sí, es­tán el es­pa­ñol Real Ma­drid-Bar­ce­lo­na, el es­co­cés Cel- tic-Ran­gers, el in­glés Li­ver­pool Man ches­ter Uni­ted, el ita­liano Ju­ven­tus-In­ter o in­clu­so el de los ve­ci­nos rio­pla­ten­ses: Pe­ña­rol-Na­cio­nal.

Pe­ro Bo­ca-Ri­ver es inex­pli­ca­ble. El dia­rio bri­tá­ni­co The Ob­ser­ver di­jo al­gu­na vez que “uno no tie­ne de­re­cho a mo­rir­se sin ha­ber vis­to, al me­nos una vez, un Bo­ca-Ri­ver”.

En se­mi­fi­na­les, los bo­quen­ses eli­mi­na ron a Pal­me iras de Sao Pau­lo y los ri­ver pla­ten­ses a Gre­mio de Por­to Ale­gre.

El pre­si­den­te ar­gen­tino, Mau­ri­cio Ma­cri, ex­ti­tu­lar y fa­ná­ti­co bo­quen­se, in­ten­tó con­ven­cer a los clu­bes de que por una vez de­jen asis­tir a los hin­chas vi­si­tan­tes.

Lo re­cha­za­ron de plano

“No me quie­ro ha­cer car­go de una muer­te”, di­jo el pre­si­den­te de Ri­ver, Ro­dol­fo D’Onofrio. Coin­ci­dió el ti­tu­lar de Bo­ca, Da­niel An­ge­li­ci. Hay de­ma­sia­das muer­tes por la vio­len­cia del fútbol, más de 300 en me­dio si­glo, co­mo pa­ra arries­gar­se justo en un ‘hi­per­clá­si­co’.

La lo­cu­ra se re­fle­jó en la ven­ta de en­tra­das. Pla­teas que cos­ta­ban 90 dó­la­res en se­mi­fi­na­les se re­ven­den a 25.000 dó­la­res en ofer­tas de­men­cia­les. So­lo pue­den en­trar a La Bom­bo­ne­ra 53 mil per­so­nas y al Mo­nu­men­tal 67 mil. “Ha­rían fal­ta tres Bom­bo­ne­ras”, ilus­tró An­ge­li­ci.

La Bom­bo­ne­ra no tiem­bla, la­te. Y hoy vi­vi­rá, tal vez, el par­ti­do más épi­co en su his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.