Dos es­ca­ra­ba­jos

Es­te poe­ma ha si­do to­ma­do de El len­gua­je pri­va­do (fi­lo­de­ca­ba­llos), en el que con­flu­yen la pa­la­bra, la fo­to­gra­fía y el di­bu­jo, y cu­yo cor­pus prin­ci­pal na­ció de una es­tan­cia en Seúl

Milenio - Laberinto - - ANTESALA - Na­da es real fren­te al fo­lla­je.

Na­da es real fren­te al fo­lla­je. Fui­mos a ob­ser­var las lí­neas y los sur­cos que con­for­man un pai­sa­je. El fo­lla­je no per­mi­te ver na­da. No hay fe­li­ci­dad en ob­ser­var a dos es­ca­ra­ba­jos co­pu­lan­do. No hay fe­li­ci­dad. ¿En dón­de es­ta­mos? La luz pa­re­ce em­pu­jar­nos más le­jos del si­tio en el que nos en­con­trá­ba­mos. Na­die re­tu­vo el nom­bre del re­co­lec­tor de arroz. El ca­mino de gra­va es­tá hú­me­do por la re­cien­te llu­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.