Au­toho­me­na­je

Milenio - Laberinto - - ANTESALA - AVELINA LÉSPER www.ave­li­na­les­per.com L

La pro­fe­sión de los ar­tis­tas VIP es ha­cer re­pe­ti­da­men­te lo mis­mo, y en ca­da oca­sión cam­biar su dis­cur­so. Uti­li­zan las mis­mas ideas y ele­men­tos, y se­gún la co­yun­tu­ra so­cial o el mu­seo, sus apo­lo­gis­tas in­ven­tan un nue­vo ar­gu­men­to. La ver­bo­rrea una vez ini­cia­da es im­po­si­ble de­te­ner­la y los apo­lo­gis­tas es­ta­ble­cen una com­pe­ten­cia dis­cur­si­va, ca­da nue­vo tex­to para ca­tá­lo­gos o mu­seos es más gran­di­lo­cuen­te. Abraham Cruz­vi­lle­gas nos ofre­ce, con ge­ne­ro­si­dad, un li­bro de ca­si 600 pá­gi­nas con tex­tos, en­tre­vis­tas, fo­to­gra­fías de sus obras y una bi­blio­gra­fía con la enor­me can­ti­dad de ma­te­rial edi­to­rial pu­bli­ca­do al­re­de­dor de sus obras rea­li­za­das con ba­su­ra. “En Au­to­cons­truc­ción nos en­fren­ta­mos a una acu­mu­la­ción con­tra­dic­to­ria de su­per­fi­cies, tex­tu­ras y sus­tan­cias, que definen un con­tra­dic­to­rio con­jun­to de es­truc­tu­ras, den­si­da­des y es­pa­cios”. La ci­ta de Adé­le Gree­ley se re­fie­re a ins­ta­la­cio­nes de des­he­chos, ca­bles, tro­zos de con­cre­to. Clau­dio Lom­nitz di­ce que es­tas co­sas re­pre­sen­tan la ver­da­de­ra ima­gen de Mé­xi­co y que “son un mun­do frag­men­ta­do de frag­men­tos con nom­bres de mar­ca de­co­lo­rán­do­se en el óxi­do o bri­llan­do al Sol”. La sin­ta­xis no es re­qui­si­to en la cohe­ren­cia ar­gu­men­tal. Los co­men­ta­do­res lla­man a las reunio­nes de desechos “es­cul­tu­ras” con crí­ti­cas al go­bierno y a la so­cie­dad, otor­gán­do­les un ran­go de com­ple­ji­dad in­te­lec­tual que des­acre­di­ta su sim­ple­za: “el ar­tis­ta y el es­pec­ta­dor pue­den re­la­cio­nar­se con la es­cul­tu­ra tan­to a tra­vés de su pre­sen­cia fi­gu­ra­ti­va, co­mo de su de­ter­mi­na­ción me­ta­fó­ri­ca” o uno aún más in­te­lec­tual “in­ter­co­ne­xio­nes sis­té­mi­cas en­tre la ex­pe­rien­cia ob­je­tal (sic) en los paí­ses en de­sa­rro­llo”. Las fo­to­gra­fías de las obras dejan en ri­dícu­lo a los tex­tos: el pi­so de una ha­bi­ta­ción cu­bier­to de bo­te­llas de cer­ve­za, ca­bles en­re­da­dos, una cu­be­ta lle­na de cor­cho­la­tas, col­ga­da de un ca­ble ata­do al des­ta­pa­dor; o las chis­to­sas, una pa­ti­ne­ta he­cha con un tron­co de cim­bra. Los tex­tos son un triun­fo del pen­sa­mien­to má­gi­co, de la ne­ga­ción de la reali­dad y la so­bre­va­lo­ra­ción per­so­nal im­plan­ta­da por el op­ti­mis­mo de la au­to­ayu­da: lo que el ar­tis­ta ha­ga es ar­te y así hay que des­cri­bir­lo. El li­bro de­be­ría ser un ma­nual obli­ga­to­rio en las es­cue­las que for­man cu­ra­do­res y ar­tis­tas VIP, en sus pá­gi­nas es­tá el se­cre­to del éxi­to, la fór­mu­la para ser con­si­de­ra­do ar­tis­ta, in­te­lec­tual, con­tes­ta­ta­rio, ul­tra­mo­derno, crí­ti­co, po­li­sé­mi­co, que des­de­ña el vir­tuo­sis­mo. En el pró­xi­mo ci­clo es­co­lar inau­gu­ren a ni­vel na­cio­nal la cá­te­dra de “Au­toho­me­na­je y con­sa­gra­ción ready­ma­de”.

EKO

Por­ta­da del li­bro de Abraham Cruz­vi­lle­gas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.