El re­to de la dua­li­dad

Milenio - Laberinto - - ESCENARIOS - AR­GE­LIA GUE­RRE­RO ma­ka­ro­va81@yahoo.com.mx

La Com­pa­ñía Na­cio­nal de Dan­za in­ter­pre­tó en días re­cien­tes el ba­llet com­ple­to El la­go de los cis­nes, ba­sa­do en el ori­gi­nal de Ma­rius Pe­ti­pa y Lev Iva­nov, so­bre la par­ti­tu­ra de Chai­kovsky, en la sa­la prin­ci­pal del Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes.

Un acier­to pre­sen­tar el ba­llet con sus cua­tro es­ce­nas en dos ac­tos, co­mo fue pen­sa­do ori­gi­nal­men­te por los co­reó­gra­fos. Ati­na­da tam­bién la de­ci­sión de ha­ber re­gre­sa­do a la sa­la de Be­llas Ar­tes y aban­do­nar la idea de in­ter­pre­tar un ba­llet con tan­tos ma­ti­ces téc­ni­cos, in­ter­pre­ta­ti­vos y su­ti­les, en el la­go de Cha­pul­te­pec.

Ca­si la to­ta­li­dad de los ges­tos y có­di­gos que ca­rac­te­ri­zan a es­te ba­llet se vie­ron opa­ca­dos du­ran­te mu­cho tiem­po por lo inade­cua­do del es­pa­cio al pen­sar, erró­nea­men­te, que se de­bían sa­cri­fi­car las cua­li­da­des esen­cia­les de es­te ba­llet por la “es­pec­ta­cu­la­ri­dad” del es­ce­na­rio. Tam­bién es muy ati­na­da la de­ci­sión so­bre la in­ter­pre­ta­ción del do­ble rol, cis­ne blan­co y cis­ne ne­gro, por la mis­ma bai­la­ri­na en ca­da fun­ción.

Es­te do­ble rol es uno de los re­tos in­ter­pre­ta­ti­vos que el ba­llet im­po­ne y por lo que se ha fi­ja­do en el re­per­to­rio del ba­llet clá­si­co. Pa­ra eje­cu­tar­lo se re­quie­re, ade­más de pu­re­za téc­ni­ca ex­tre­ma, ma­du­rez in­ter­pre­ta­ti­va, pues ha­bla­mos de dos per­so­na­jes dia­me­tral­men­te opues­tos pa­ra los que se exi­ge to­do el ba­ga­je his­trió­ni­co de la bai­la­ri­na prin­ci­pal.

El re­to in­ter­pre­ta­ti­vo fue lle­va­do al ci­ne por Aro­nofsky en la pe­lí­cu­la El cis­ne ne­gro, en la que plan­tea la di­fi­cul­tad por en­con­trar los re­cur­sos de las bailarinas pa­ra madurar am­bos per­so­na­jes. En la pie­za de Aro­nofsky, la pro­ta­go­nis­ta con­si­gue in­ter­pre­tar a Odet­te a la per­fec­ción, mien­tras que Odi­le, el cis­ne ne­gro, re­pre­sen­ta un ver­da­de­ro con­flic­to ex­tra­po­la­do por el ci­neas­ta a la vi­da per­so­nal de la bai­la­ri­na. Odet­te, el cis­ne blan­co, re­quie­re de pul­cri­tud téc­ni­ca y su­ti­le­za de mo­vi­mien­tos. Es la má­xi­ma re­pre­sen­ta­ción de la pu­re­za y la bon­dad tan so­co­rri­das en los ba­llets ro­mán­ti­cos.

Odi­le des­di­bu­ja una a una las vir­tu­des an­te­rio­res y se pre­sen­ta co­mo un per­so­na­je in­ten­so y apa­sio­na­do, re­ves­ti­do con una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas que por mu­cho tiem­po fue­ron cen­su­ra­bles en las mu­je­res del si­glo XIX e in­clu­so hoy en día.

Apre­ciar es­te re­to dan­cís­ti­co en un es­ce­na­rio idó­neo pa­ra ello fue una re­cu­pe­ra­ción que va­le la pe­na se­ña­lar y con­ser­var. Aho­ra sí ha­bla­mos de ba­llet.

ES­PE­CIAL

Una es­ce­na de El la­go de los cis­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.