Cien años de Ri­car­do Mar­tí­nez

Pa­ra ce­le­brar el cen­te­na­rio del pin­tor me­xi­cano, la Fun­da­ción que lle­va su nom­bre pu­bli­có un li­bro que ex­plo­ra su obra. Aquí un vis­ta­zo a ese pro­yec­to

Milenio - Laberinto - - DE PORTADA - DA­BI XA­VIER FO­TO­GRA­FÍAS FUN­DA­CIÓN RI­CAR­DO MAR­TÍ­NEZ

El28 de oc­tu­bre se con­me­mo­ra el cen­te­na­rio de Ri­car­do Mar­tí­nez, uno de los ar­tis­tas me­xi­ca­nos más des­ta­ca­dos del si­glo XX. El ob­je­ti­vo prin­ci­pal de la Fun­da­ción que lle­va su nom­bre es pre­ser­var, di­fun­dir y pro­te­ger su le­ga­do. Des­de 2009 se ha lle­va­do a ca­bo una gran la­bor de in­ves­ti­ga­ción, di­gi­ta­li­za­ción y pro­mo­ción de su tra­ba­jo; se ha re­gis­tra­do obra en co­lec­cio­nes pri­va­das, mu­seos, ga­le­rías e ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas y pri­va­das y se ha crea­do una ba­se de da­tos del acer­vo do­cu­men­tal que el ar­tis­ta con­ser­vó du­ran­te más de 70 años: car­tas per­so­na­les, do­cu­men­tos ins­ti­tu­cio­na­les, fo­to­gra­fías, invitaciones, pe­rió­di­cos y re­vis­tas de dis­tin­tas épo­cas, así co­mo su bi­blio­te­ca y una co­lec­ción de pie­zas prehis­pá­ni­cas re­gis­tra­das an­te el INAH y ac­tual­men­te ba­jo res­guar­do de la Fun­da­ción.

Es­te año es es­pe­cial pa­ra la Fun­da­ción de­bi­do a la pu­bli­ca­ción del li­bro Ri­car­do Mar­tí­nez, a 100 años de su na­ci­mien­to, que con­tie­ne imá­ge­nes en su ma­yo­ría iné­di­tas y sie­te tex­tos con pers­pec­ti­vas no­ve­do­sas, así co­mo una cro­no­lo­gía tí­tu­la­da “Ri­car­do Mar­tí­nez y su tiem­po”. El li­bro in­clu­ye ade­más los tex­tos en in­glés.

La in­tro­duc­ción de Ar­tu­ro Ló­pez Ro­drí­guez con­tex­tua­li­za al ar­tis­ta en el ám­bi­to cul­tu­ral del si­glo XX. Des­ta­ca va­rios as­pec­tos de Ri­car­do Mar­tí­nez: sus ini­cios en la Ga­le­ría de Ar­te Me­xi­cano y el pa­pel que és­ta desem­pe­ñó al prin­ci­pio de su tra­yec­to­ria. Tam­bién men­cio­na la amis­tad que Ri­car­do Mar­tí­nez tu­vo con Fran­cis­co Zú­ñi­ga y có­mo in­flu­yó en su tra­ba­jo pic­tó­ri­co. El au­tor des­cri­be el con­jun­to del li­bro y se­ña­la al fi­nal: “En es­tas pá­gi­nas el lec­tor des­cu­bri­rá el diá­lo­go del ob­ser­va­dor con el ar­te de un pin­tor que se cum­plió a sí mis­mo; de una voz ori­gi­nal a tra­vés de su pin­ce­la­da: es­truc­tu­ra, ma­te­ria, co­lo­ri­do mis­te­rio­so y atra­yen­te; es­cul­tu­ra pin­ta­da, más pin­tu­ra pu­ra”.

Por su par­te, Za­ri­na Mar­tí­nez Lacy es­cri­be una en­tra­ña­ble sem­blan­za de su pa­dre. Ha­bla del en­torno fa­mi­liar de Ri­car­do Mar­tí­nez, sus pa­dres y her­ma­nos, y de su ex­pe­rien­cia pro­pia co­mo hi­ja del ar­tis­ta. Asi­mis­mo, da cuen­ta de la re­la­ción de amis­tad que Mar­tí­nez man­tu­vo con poe­tas, es­cri­to­res y pin­to­res, que du­ra­ron to­da la vi­da.

Al ser un hom­bre re­ser­va­do y que po­cas ve­ces con­ce­dió en­tre­vis­tas, Ri­car­do Mar­tí­nez di­jo en va­rias oca­sio­nes que su obra ha­bla­ba por sí mis­ma. Aho­ra, y por pri­me­ra vez, se co­no­ce a un Ri­car­do Mar­tí­nez más allá de su tra­ba­jo: un ser hu­mano sen­si­ble, es­tu­dio­so y dis­ci­pli­na­do, ape­ga­do a su fa­mi­lia y leal con sus ami­gos

En el tex­to ti­tu­la­do “Ri­car­do Mar­tí­nez y la na­tu­ra­le­za”, Mi­riam Kai­ser des­ta­ca la im­por­tan­cia de la na­tu­ra­le­za, un te­ma que acom­pa­ñó al ar­tis­ta en su tra­yec­to­ria y que re­pro­du­jo a tra­vés de dis­tin­tas téc­ni­cas: di­bu­jo, san­gui­na, óleo so­bre pa­pel y óleo so­bre te­la. Des­de la pers­pec­ti­va de la his­to­ria del ar­te, Kai­ser afir­ma que las si­guien­tes ge­ne­ra­cio­nes de ar­tis­tas que se ale­ja­ron

de la Es­cue­la Me­xi­ca­na de Pin­tu­ra con­ti­núan con es­te te­ma pe­ro dan ca­bi­da a otras for­mas y es­ti­los. En Ri­car­do Mar­tí­nez, par­ti­cu­lar­men­te, re­ve­la que en los años cua­ren­ta pin­tó el ex­te­rior y en los años cin­cuen­ta “co­mien­za a su­frir una trans­for­ma­ción no­to­ria. Se ter­mi­nan los pai­sa­jes ex­te­rio­res y co­mien­za una épo­ca de in­tros­pec­ción”. La au­to­ra rea­li­za un re­co­rri­do por las dis­tin­tas eta­pas del pin­tor y en­fa­ti­za la in­fluen­cia prehis­pá­ni­ca en su obra; al fi­na­li­zar el en­sa­yo in­sis­te: “no ha­go más que reite­rar su le­ga­do al ar­te me­xi­cano, al ar­te uni­ver­sal, a par­tir de esa con­jun­ción de amor y, por lo tan­to, pro­fun­do co­no­ci­mien­to y ape­go a la na­tu­ra­le­za, siem­pre te­nien­do en men­te a su tie­rra, su país… su his­to­ria an­ces­tral”.

El tex­to “1940–1980. De la bús­que­da a la con­so­li­da­ción de un es­ti­lo”, de Au­ro­ra Ya­rat­zeth Avi­lés Gar­cía, pro­fun­di­za en los ini­cios ar­tís­ti­cos de Ri­car­do Mar­tí­nez, la in­fluen­cia de ar­tis­tas co­mo Federico Can­tú y Ma­nuel Ro­drí­guez Lo­zano, pa­ra des­ta­car a su vez las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias de la obra de Mar­tí­nez, mar­can­do un par­tea­guas a la mi­tad de los años cin­cuen­ta, cuan­do con­so­li­da su es­ti­lo úni­co. Por pri­me­ra vez se rea­li­za un es­tu­dio aca­dé­mi­co de la obra de Ri­car­do Mar­tí­nez y re­sul­ta muy re­ve­la­dor al men­cio­nar sus bús­que­das pic­tó­ri­cas en los años cua­ren­ta y cin­cuen­ta, has­ta ese es­ti­lo con ras­gos prehis­pá­ni­cos de las fi­gu­ras mo­nu­men­ta­les. Sin em­bar­go, Avi­lés con­clu­ye que aún hay mu­cho por ex­plo­rar en el ar­te de Ri­car­do Mar­tí­nez.

Pa­ra fi­na­li­zar la tra­yec­to­ria pic­tó­ri­ca del ar­tis­ta, Ma­ría Fer­nan­da Ma­tos Moc­te­zu­ma abor­da el pe­rio­do de 1980 a 2009 en el tex­to ti­tu­la­do “1980–2009. Pro­duc­ción plás­ti­ca”. En és­te mues­tra a un Ri­car­do Mar­tí­nez to­tal­men­te con­so­li­da­do, con ese es­ti­lo que lo ca­rac­te­ri­za, don­de no so­lo men­cio­na los ras­gos prehis­pá­ni­cos sino tam­bién “el sen­ti­do de mo­nu­men­ta­li­dad, la lu­mi­no­si­dad del co­lor y el equi­li­bro matemático de las com­po­si­cio­nes”.

Al fi­na­li­zar ca­da tex­to hay una se­lec­ción de obra de las dis­tin­tas eta­pas de Ri­car­do Mar­tí­nez, la cual re­fle­ja sus bús­que­das pic­tó­ri­cas y es­ti­los co­rres­pon­dien­tes a los dos gran­des pe­rio­dos.

Ade­más de la tra­yec­to­ria pic­tó­ri­ca, se ex­plo­ra a Ri­car­do Mar­tí­nez co­mo ilus­tra­dor. En “Un in­ter­cam­bio ge­ne­ro­so: vi­ñe­tas y di­bu­jos en pu­bli­ca­cio­nes li­te­ra­rias”, Ma­ría Jo­sé Ramos de Ho­yos abor­da es­ta fa­ce­ta que ini­cia en 1945 con la pu­bli­ca­ción de las vi­ñe­tas en el li­bro Epi­gra­mas ame­ri­ca­nos de En­ri­que Díez-Ca­ne­do. Ramos de Ho­yos ex­pli­ca de ma­ne­ra de­ta­lla­da la im­por­tan­cia de la re­la­ción en­tre ar­tis­ta y es­cri­tor o edi­tor. Du­ran­te va­rias dé­ca­das Ri­car­do Mar­tí­nez ilus­tró por­ta­das e in­te­rio­res pa­ra Los Pre­sen­tes, Co­lec­ción Le­tras Me­xi­ca­nas y Te­zontle del Fon­do de Cul­tu­ra Eco­nó­mi­ca y Joa­quín Mor­tiz, en­tre otros. La au­to­ra afir­ma que al­gu­nas de sus vi­ñe­tas pu­die­ron ser el preám­bu­lo a al­gu­nos óleos so­bre te­la.

Por úl­ti­mo, el tex­to ti­tu­la­do “El acer­vo: una his­to­ria que con­tar”, pre­sen­ta el ar­chi­vo do­cu­men­tal ba­jo res­guar­do de la Fun­da­ción y que res­pal­da la his­to­ria del ar­tis­ta a lo lar­go de más de 70 años de su vi­da.

La coor­di­na­ción edi­to­rial es­tu­vo a car­go de Al­ber­to To­va­lín, y el

_ con­cep­to y di­se­ño edi­to­rial, de Te­re­sa Pey­ret.

La pre­sen­ta­ción del li­bro se lle­va­rá a ca­bo el sá­ba­do 27 de oc­tu­bre en la Sa­la Ada­mo Boa­ri del Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes a las 12:00 ho­ras.

El li­bro-ho­me­na­je con­tie­ne imá­ge­nes iné­di­tas y tex­tos con pers­pec­ti­vas no­ve­do­sas

El ar­tis­ta plás­ti­co na­ció el 28 de oc­tu­bre de 1918 y mu­rió el 11 de enero de 2009.

Hom­bre be­bien­do (1963).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.