Odet­te y Odi­le

Milenio - Laberinto - - ESCENARIOS - AR­GE­LIA GUE­RRE­RO ma­ka­ro­va81@yahoo.com.mx FO­TO­GRA­FÍA WI­KI­PE­DIA

Du­ran­te es­tos días y has­ta el pró­xi­mo 28 de oc­tu­bre se rea­li­za en Gua­na­jua­to el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal Cer­van­tino. Con po­ca pre­sen­cia de com­pa­ñías y pro­yec­tos na­cio­na­les, sal­vo en el ám­bi­to de la dan­za fol­cló­ri­ca, es­te año el Fes­ti­val de­di­ca su edi­ción a la In­dia y al es­ta­do de Aguas­ca­lien­tes.

Las com­pa­ñías Ma­ni­pu­ri Ja­goi, el En­sam­ble Ma­la­vi­ka Sa­ruk­kai, Gru­po Lu­ce­ros, Com­pa­ñía Mi­chè­le Noi­ret, el Ba­llet Na­cio­nal de Es­lo­ve­nia, el Ba­llet Fol­kló­ri­co de Ama­lia Her­nán­dez, el Ba­llet Fol­kló­ri­co de la Uni­ver­si­dad de Gua­na­jua­to y la Com­pa­ñía Da­niel Abreu son los gru­pos ex­po­nen­tes du­ran­te el Fes­ti­val. Va­rios de ellos ten­drán fun­cio­nes, plá­ti­cas y ta­lle­res en di­fe­ren­tes es­ta­dos de la re­pú­bli­ca co­mo ex­ten­sión del Fes­ti­val.

En­tre las com­pa­ñías par­ti­ci­pan­tes tam­bién se en­cuen­tra el Ba­llet de Mon­te Car­lo con una pie­za de­no­mi­na­da LAC, ba­sa­da en La­go de los cis­nes, so­bre la par­ti­tu­ra del mú­si­co Piotr Ilich Tchai­kovsky. Una co­reo­gra­fía que bus­ca la ac­tua­li­za­ción del ba­llet de re­per­to­rio con un afán de acer­car­lo a la ac­tua­li­dad do­tán­do­lo de un ca­rác­ter ti­po th­ri­ller. ¿Y qué otro ca­rác­ter po­dría te­ner da­dos los con­vul­sos tiem­pos ac­tua­les?

Jean–Ch­ris­top­he Mai­llot se aven­tu­ró con el pro­pó­si­to de crear un ba­llet más ver­da­de­ro, y pa­ra ello de­bió des­ro­man­ti­zar­lo.

El ele­men­to que nos li­ga a la tra­di­ción es la mú­si­ca, mien­tras que los có­di­gos co­reo­grá­fi­cos jue­gan con tra­zos más con­tem­po­rá­neos y, aun­que la téc­ni­ca si­gue man­te­nién­do­se im­pe­ca­ble, la dan­za rom­pe con las es­truc­tu­ras rí­gi­das del re­per­to­rio pa­ra mos­trar un mo­sai­co am­plio de po­si­bi­li­da­des téc­ni­cas e in­ter­pre­ta­ti­vas que le im­pri­men un ma­tiz más in­tere­san­te, me­nos plano.

El co­reó­gra­fo ex­pre­só en va­rias en­tre­vis­tas la ne­ce­si­dad que exis­te de re­no­var la dan­za aca­dé­mi­ca a tra­vés de pro­pues­tas que no rom­pan con la tra­di­ción, pe­ro que sos­ten­gan una pro­yec­ción y mi­ra­da ha­cia el fu­tu­ro, es­pe­cial­men­te pa­ra acer­car­se a pú­bli­cos más jó­ve­nes y ofre­cer opor­tu­ni­da­des de de­sa­rro­llo crea­ti­vo a los eje­cu­tan­tes en for­ma­ción. Es­ta pers­pec­ti­va tam­bién abre la po­si­bi­li­dad a los co­reó­gra­fos no­ve­les de ex­pe­ri­men­tar a tra­vés del diá­lo­go en­tre tra­di­ción y re­no­va­ción. El ar­te nos obli­ga a pen­sar si nos es­pe­jea y re­fle­ja co­mo in­di­vi­duos y co­mo so­cie­dad. Si no nos lo pre­gun­ta­mos pe­rió­di­ca­men­te, ca­re­ce­mos de víncu­lo y epis­te­me, por lo que ten­dre­mos un ar­te va­cío cu­yo apor­te, en el me­jor de los ca­sos, se­rá or­na­men­tal.

El re­to no es sen­ci­llo y re­quie­re de pen­sar cons­tan­te­men­te la dan­za y dia­lo­gar con su tra­di­ción. El en­fo­que con­fron­ta va­rias pos­tu­ras de­trac­to­ras y el Ba­llet de Mon­te Car­lo se ha ca­rac­te­ri­za­do por acep­tar el re­to y sos­te­ner­lo con una in­cues­tio­na­ble ca­li­dad téc­ni­ca y un no­ta­ble mo­sai­co in­ter­pre­ta­ti­vo. El re­to in­clu­yó cam­biar su na­tu­ra­le­za, en 1993, pa­ra de­no­mi­nar­se “ba­llet con­tem­po­rá­neo” y rom­per así con los ba­llets de re­per­to­rio. La pro­pues­ta de ac­tua­li­zar los ba­llets po­dría en­ten­der­se des­de la ana­lo­gía de pa­sar de una pers­pec­ti­va pla­na bi­di­men­sio­nal a aso­mar­se, gi­rar y mos­trar­la con vo­lu­men pa­ra abrir la puer­ta a una nue­va di­men­sión de la na­rra­ti­va del ba­llet de re­per­to­rio.

Pa­ra el ca­so de La­go de los cis­nes, el ci­ne hi­zo tam­bién un in­ten­to muy exi­to­so cuan­do el di­rec­tor Da­rren Aro­nofsky pre­sen­tó la pe­lí­cu­la El cis­ne ne­gro en la que, de mo­do pa­ra­le­lo a lo que su­ce­de en la his­to­ria de Odet­te, Odi­le y Sig­fri­do, nos mues­tra la his­to­ria, en la ac­tua­li­dad, de un trián­gu­lo que re­pli­ca la na­rra­ti­va del ba­llet y di­fu­mi­na el cuento con la vi­da real. La fór­mu­la con­si­guió ac­tua­li­zar el guión, acer­car al pú­bli­co al re­per­to­rio, y ge­ne­rar un in­te­rés por la dan­za clá­si­ca más allá del en­can­to por las pun­tas y los tu­tús.

_

Jean–Ch­ris­top­he Mai­llot ha com­pro­ba­do, sin caer en fór­mu­las sim­plis­tas, que es po­si­ble la re­no­va­ción de los ba­llets clá­si­cos y man­te­ner el diá­lo­go en­tre la tra­di­ción y la vi­sión de fu­tu­ro.

Mai­llot re­nue­va la dan­za aca­dé­mi­ca con pro­pues­tas que no rom­pan con la tra­di­ción

El Ba­llet de Mon­te Car­lo, com­pa­ñía par­ti­ci­pan­te en el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal Cer­van­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.