TSM, 8 AÑOS Y CON­TAN­DO

Aquel 11 de No­viem­bre de 2009, cuan­do el TSM abrió sus puer­tas por pri­me­ra oca­sión, fue un día que se con­vir­tió en un par­tea­guas de la his­to­ria de la re­gión, de Mé­xi­co y de La­ti­noa­mé­ri­ca

Milenio Laguna - La Aficion Laguna - - PORTADA - Car­los Her­nán­dez Cas­tre­jón / Torreón

EL TE­RRI­TO­RIO SANTOS MO­DE­LO SI­GUE SIEN­DO CON­SI­DE­RA­DO CO­MO UN COM­PLE­JO DE­POR­TI­VO DEL CON­TI­NEN­TE ÚNI­CO EN SU TI­PO, QUE EN­VUEL­VE UNA EX­PE­RIEN­CIA SU­MA­MEN­TE EMO­TI­VA PA­RA QUIEN LO VI­SI­TA

A8 años de ser inau­gu­ra­do, el Te­rri­to­rio Santos Mo­de­lo si­gue con­si­de­ra­do co­mo un com­ple­jo de­por­ti­vo del con­ti­nen­te úni­co en su ti­po, que en­vuel­ve una ex­pe­rien­cia su­ma­men­te emo­ti­va pa­ra quien lo vi­si­ta.

Gran­des mo­men­tos se han vi­vi­do en es­ta ca­sa, el hogar del equi­po Santos La­gu­na, de la afi­ción la­gu­ne­ra y de los apa­sio­na­dos por “Ga­nar Sir­vien­do”.

Aquel 11 de No­viem­bre de 2009, cuan­do el TSM abrió sus puer­tas por pri­me­ra oca­sión, fue un día que se con­vir­tió en par­tea­guas de la his­to­ria de la re­gión, de Mé­xi­co y de La­ti­noa­mé­ri­ca, por to­do lo que ven­dría a im­pul­sar es­te re­cin­to, no so­lo en ma­te­ria fut­bo­lís­ti­ca, sino tam­bién eco­nó­mi­ca, so­cial, religiosa y cul­tu­ral, en­tre mu­chos otros as­pec­tos.

En es­te in­mue­ble se ha dis­fru­ta­do de mo­men­tos su­ma­men­te agra­da­bles, ta­les co­mo los tí­tu­los de los tor­neos Clau­su­ra 2012 y Clau­su­ra 2015, así co­mo la Co­pa MX Aper­tu­ra 2014, no­ches má­gi­cas que que­da­ron mar­ca­das en la me­mo­ria de los san­tis­tas de co­ra­zón. Tam­bién, es im­bo­rra­ble el re­cuer­do de las vi­si­tas de se­lec­cio­nes na­cio­na­les e in­clu­si­ve, la po­si­bi­li­dad de al­ber­gar la Co­pa del Mun­do Sub 17 en 2011.

De la mis­ma for­ma, se han su­pe­ra­do epi­so­dios do­lo­ro­sos, pe­ro que más allá de des­ani­mar a su gen­te, los ha lle­va­do a sen­tir un amor más pro­fun­do por los co­lo­res ver­di­blan­cos, lo que a la pos­tre los le­van­tó y los lle­vó a se­guir pe­lean­do por nue­vos éxi­tos.

Pa­ra la or­ga­ni­za­ción san­tis­ta, en to­do ins­tan­te se ha de­fen­di­do es­te com­ple­jo con los va­lo­res que ca­rac­te­ri­zan a la ins­ti­tu­ción al­bi­ver­de y su afi­ción: com­pe­ti­ti­vi­dad, ho­nes­ti­dad, res­pe­to, res­pon­sa­bi­li­dad, leal­tad y so­li­da­ri­dad.

Ri­va­les de je­rar­quía han pa­sa­do por la gra­ma del Es­ta­dio Co­ro­na, ha­cien­do fren­te a un equi­po la­gu­ne­ro lleno de ilu­sio­nes, que nun­ca ha ba­ja­do los bra­zos a pe­sar de lo di­fí­cil que pu­die­ra pa­re­cer el ca­mino.

Las gran­des ac­tua­cio­nes de Santos La­gu­na en el TSM no so­lo han si­do en cam­peo­na­tos lo­ca­les, sino tam­bién a ni­vel in­ter­na­cio­nal, te­nien­do la opor­tu­ni­dad de dispu­tar cer­tá­me­nes de pri­me­ra ca­te­go­ría, co­mo la Co­pa Li­ber­ta­do­res de Amé­ri­ca y la Li­ga de Cam­peo­nes de la CONCACAF, de la que fue Sub­cam­peón en un par de oca­sio­nes.

Pe­ro las gran­des vi­ven­cias en el Te­rri­to­rio Santos Mo­de­lo no so­lo co­rres­pon­den a te­mas de­por­ti­vos, sino que tam­bién se vi­ven día a día por me­dio de las ac­ti­vi­da­des ge­ne­ra­das por las dis­tin­tas áreas ope­ra­ti­vas del Club, ta­les co­mo vi­si­tas de aso­cia­cio­nes ci­vi­les, con­cier­tos, tours pa­ra pe­que­ños de es­cue­las, ac­ti­vi­da­des del pro­gra­ma de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial Gue­rre­ros de Co­ra­zón, even­tos em­pre­sa­ria­les, ex­po­si­cio­nes y ga­le­rías, vo­lun­ta­ria­dos ju­ve­ni­les y un sin­fín de di­ná­mi­cas que per­mi­ten es­tre­char la­zos con una co­mu­ni­dad úni­ca, lle­na de pa­sión.

FOTOS: CORTESÍA SANTOS LA­GU­NA

Mu­chos son los gran­des mo­men­tos que ya guar­da el TSM en su cor­ta his­to­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.