APE­NAS UN RESPIRO ASÍQUEDARON

Real Ma­drid no tu­vo un jue­go bri­llan­te an­te el Vik­to­ria Pl­zen, pe­ro al­can­zó el triun­fo; el San­tia­go Ber­na­béu re­ci­bió el re­sul­ta­do con cier­tas re­ser­vas

Milenio Laguna - La Aficion Laguna - - FUTBOL - EFE/

El Real Ma­drid rom­pió su ma­la ra­cha con un triun­fo que me­jo­ra su si­tua­ción en la Cham­pions Lea­gue an­te al mo­des­to Vik­to­ria Pl­zen (2-1), pe­ro que no cie­rra su cri­sis ni cu­ra sus ma­les ni ase­gu­ra la pre­sen­cia de Ju­len Lo­pe­te­gui en el Clá­si­co con­tra el Bar­ce­lo­na.

La go­lea­da que ha­bría per­mi­ti­do lle­gar al Camp Nou a Lo­pe­te­gui no se pro­du­jo en un Ber­na­béu don­de su afi­ción asis­te in­cré­du­la al des­plo­me de su equi­po. El Ma­drid fi rmó un triun­fo sin con­fian­za y con mie­do an­te un ri­val me­nor. Aca­bó su­frien­do.

Sin­tien­do la des­con­fian­za de los que man­dan y con la ame­na­za del des­pi­do si no lle­ga­ba una go­lea­da, Lo­pe­te­gui to­mó de­ci­sio­nes co­mo cas­ti­gar a Ra­fael Va­ra­ne por sus fa­llos an­te el Le­van­te y sen­tar a Mar­co Asen­sio. Los blan­cos es­tán con su téc­ni­co y sal­ta­ron con ga­nas de de­mos­trar­lo. En­ce­rra­ron al Vik­to­ria Pl­zen y lo em­pe­que­ñe­cie­ron con un fut­bol ve­loz con lle­ga­das has­ta que pron­to en­ca­rri­la­ron el par­ti­do.

Los pos­tes apa­re­cían de nue­vo an­te un re­ma­te de Ser­gio Ra­mos y la en­de­ble de­fen­si­va ri­val. Pri­me­ro per­do­nó Petrze­la, tras ga­nar la es­pal­da a un Lu­cas Váz­quez apor­tan­do mu­cho en ata­que de la­te­ral, pe­ro con des­pis­tes de­fen­si­vos de pe­so, en un mano a mano que sa­có Key­lor Na­vas en la com­pe­ti­ción que le to­ca ju­gar.

Al mi­nu­to 11, Ben­ze­ma en­gan­cha­ba un tes­ta­ra­zo tras un pa­se pre­ci­so de Lu­cas Váz­quez que le con­ver­tía en el cuar­to go­lea­dor de la his­to­ria de la UCL.

Nun­ca un ‘9’ ma­dri­dis­ta tu­vo tan po­co ro­man­ce con el gol en el res­to de com­pe­ti­cio­nes, pe­ro sí en la más pres­ti­gio­sa. Dis­fru­tó en una pri­me­ra par­te en la que Ka­rim fue el me­jor. Mo­vi­mien­tos in­te­li­gen­tes, un con­trol en ca­rre­ra má­gi­co pa­ra de­jar so­lo a Ba­le, pe­ro el Real Ma­drid no sen­ten­cia­ba. Do­mi­nio sin pe­ga­da.

Be­ne­ma has­ta pe­có de egoís­mo, al­go iné­di­to, cuan­do es­co­ra­do bus­có el dis­pa­ro pa­ra to­par­se con el por­te­ro con Ba­le so­lo pa­ra mar­car. No sen­ten­ció el Ma­drid cuan­do Is­co re­ci­bió un pa­se del por­te­ro ri­val y pi­có el ba­lón en ex­ce­so. Pa­ga­ba nue­va­men­te su fal­ta de pun­te­ría el equi­po de Lo­pe­te­gui, que co­me­te des­ajus­tes de­fen­si­vos gra­ves.

Na­da ha­ce reac­cio­nar a los ju­ga­do­res ma­dri­dis­tas. La char­la del des­can­so de Lo­pe­te­gui, los áni­mos pi­dien­do in­ten­si­dad des­de la ban­da. El Ma­drid es vul­ne­ra­ble. Sa­lió a sen­ten­ciar, pe­ro se en­con­tró con otra fal­ta de en­ten­di­mien­to de la za­ga, de Ra­mos con Mar­ce­lo, y Rez­ník re­ma­tó so­lo en el se­gun­do pa­lo.

El Ma­drid se de­san­gra­ba por sus la­te­ra­les. Is­co, muy le­jos de un buen tono fí­si­co, de­jó so­lo a Ba­le, que ti­ró a las nu­bes. Lo­pe­te­gui ha­cía al 54’ hi­zo de­bu­tar a Fe­de Val­ver­de con una ta­rea, cu­brir la es­pal­da de Mar­ce­lo en sus in­cor­po­ra­cio­nes ofen­si­vas. Un mi­nu­to des­pués lle­gó el se­gun­do tan­to blan­co.

Fe­de ini­ció con cas­ta una ac­ción, un ta­co­na­zo de Ba­le de­jó so­lo a Mar­ce­lo, quien en­se­ñó a los de­lan­te­ros a de­fi nir. Con la zur­da, pi­có el ba­lón a la red. Quien pen­sa­se que el ac­tual Real Ma­drid sen­ten­cia­ba un par­ti­do es­ta­ba so­ñan­do.

Nue­va­men­te per­do­na­ba las oca­sio­nes de gol que te­nía. La más di­fí­cil de ex­pli­car, una de Lu­cas Váz­quez a puer­ta va­cía de ca­be­za. Otro tan­to anu­la­do y a su­frir. Petrze­la plas­mó la

Nos hi­zo fal­ta cla­ri­dad, pe­ro aun así, el re­sul­ta­do siem­pre nos be­ne­fi­ció”

En­tre­na­dor de­lRea­lMa­drid

in­se­gu­ri­dad de la za­ga blan­ca, en­tran­do con fa­ci­li­dad por el cen­tro con pa­re­des y ajus­tan­do su dis­pa­ro le­jos del al­can­ce de Key­lor.

El 1-2 se su­ma­ba a otro mal, las le­sio­nes, con Mar­ce­lo ca­yen­do nue­va­men­te por una du­ra en­tra­da en la que se da­ñó el to­bi­llo de­re­cho. En in­fe­rio­ri­dad nu­mé­ri­ca, con de­fen­sa de cin­co, el con­jun­to ma­dri­dis­ta, ate­na­za­do, se aga­rró en los mi­nu­tos fi na­les a un triun­fo que fre­na su caí­da, pe­ro pue­de que no im­pi­da el adiós de Lo­pe­te­gui.

FO­TO: REUTERS

Ka­rim Ben­ze­ma fue pun­zan­te an­te la za­ga del club che­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.