C

Milenio Laguna - - Al Frente -

uan­do Step­hen King creó al tal Penny­wi­se, el le­gen­da­rio pa­ya­so de una de las pe­lí­cu­las más te­rro­rí­fi­cas ba­sa­das en una de sus his­to­rias, nun­ca pen­só que en Mé­xi­co su cria­tu­ra Eso se­ría in­ca­paz de com­pe­tir con el freak show de se­res ab­yec­tos que nu­tren las cin­co pis­tas del cir­co nues­tro de ca­da día. Por eso las imá­ge­nes del triste Pa­gliac­ci en su ver­sión re­mas­te­ri­za­da no ha ge­ne­ra­do tan­ta te­ne­bra co­mo se hu­bie­ra es­pe­ra­do en los me­xi­ca­nos que, al com­pa­rar­lo por ejem­plo con Fi­del He­rre­ra, pues les re­sul­ta fran­ca­men­te ño­ño y des­me­jo­ra­do. Un dis­fraz de Che­sa­ri­to Duar­te pi­dien­do asi­lo en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra im­pe­dir que di­gan que es­tá dor­mi­do y que lo trai­gan p’acá, da­ría más mie­do que el de es­te clown fíl­mi­co que pa­re­ce de esos fun­cio­na­rios que en vez de ayu­dar a los dam­ni­fi­ca­dos se la pa­san ha­cien­do cen­sos.

Pe­ro tie­ne ra­zón el li­cen­cia­do Pe­ña al pe­dir­les a los me­dios de la ma­ne­ra más aten­ta que, de pre­fe­ren­cia, se con­cen­tren en las par­tes po­si­ti­vas de la lu­cha con­tra las se­cue­las de los sis­mos — co­mo los mo­men­tos con­mo­ve­do­res en que apa­re­cen al­tos fun­cio­na­rios co­mo el Nu­ño Ar­ti­lle­ro, que subió fo­tos a su Ins­ta­gram abra­zan­do a una ni­ña des­am­pa­ra­da que ha­cía ver muy na­tu­ral a Anahí en su vi­deo de des­pei­na­da, ja­ja­ja­já—.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.