L

Milenio Laguna - - Al Frente -

as gua­ca­ma­yas que tan­to des­ca­li­fi­ca­ron a los jó­ve­nes, di­cien­do que eran apá­ti­cos, egoís­tas, enaje­na­dos y de­más, aho­ra sin ru­bor al­guno ha­cen pre­mo­ni­cio­nes: es una reac­ción efí­me­ra y pron­to to­dos re­gre­sa­rán a la nor­ma­li­dad, di­cen los se­su­dos ana­lis­tas. Otros van más le­jos, co­mo el rec­tor Graue, acu­san­do a los chavos de ser aje­nos a los es­tu­dian­tes y pre­ten­dien­do eli­mi­nar­los de la gran la­bor del cen­tro de aco­pio del Es­ta­dio de CU. La res­pues­ta fue in­me­dia­ta: los chavos to­ma­ron di­rec­ta­men­te en sus ma­nos la re­co­lec­ción y dis­tri­bu­ción de las do­na­cio­nes. Una vez más la bu­ro­cra­cia en­se­ña el co­bre. So­lo sa­be ca­lum­niar y ame­na­zar, no sa­be en­ten­der la es­pon­ta­nei­dad so­li­da­ria. Es­tá acos­tum­bra­da a ver to­do co­mo un ba­zar.

Tam­po­co en­ten­die­ron que era tiem­po de mo­vi­li­zar­se y pre­ten­die­ron vol­ver a la nor­ma­li­dad, re­gre­san­do a cla­ses. Los es­tu­dian­tes rea­li­za­ron asam­bleas gi­gan­tes­cas y en ellas de­ci­die­ron con­ti­nuar mo­vi­li­za­dos. La UNAM, el IPN, las Nor­ma­les, las uni­ver­si­da­des de Pue­bla, Mo­re­los y mu­chas pri­va­das son mu­cho más que au­las. Son y han si­do es­pa­cios de li­ber­tad, so­li­da­ri­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.