TRES CO­SAS A DES­TA­CAR DEL TRI

Milenio León - La Aficion Leon - - Futbol -

BUEN NI­VEL EN EL PLANO IN­DI­VI­DUAL

Luis Ro­drí­guez ya sa­be lo que es es­tar en se­lec­ción, pe­ro no tie­ne mu­cho re­co­rri­do, tu­vo una ac­tua­ción dis­cre­ta, con al­gu­nos ti­tu­beos, pe­ro con pre­sen­cia en la mar­ca en otros ins­tan­tes. Mien­tras que, Je­sús An­gu­lo, quien de­bu­tó, tam­bién se des­con­tro­ló en al­gu­nas ju­ga­das, en gran me­di­da por­que apa­re­ció de cen­tral y no de la­te­ral co­mo jue­ga con San­tos. Aun­que lo­gró de­te­ner a Luis Suá­rez en al­gu­nas ju­ga­das. Die­go Lai­nez y Ro­ber­to Al­va­ra­do fue­ron de lo me­jor en cuan­to a ros­tros nue­vos, am­bos fue­ron atrevidos y con buen des­bor­de. Sin em­bar­go, aún se no­tan un tan­to re­vo­lu­cio­na­dos. Lai­nez, en el pri­mer par­ti­do, se per­dió con el pa­so de los mi­nu­tos, tras la fuer­te mar­ca que le pu­sie­ron. Y Gerardo Ar­tea­ga sin du­da fue otra de las gra­tas re­ve­la­cio­nes en se­lec­ción.

FE­RRET­TI SA­BE TRA­BA­JAR CON JÓ­VE­NES

Mu­cho se ha di­cho que Ri­car­do Fe­rret­ti es un téc­ni­co al que no le gus­ta tra­ba­jar con jó­ve­nes, que di­fí­cil­men­te los to­ma en cuen­ta; sin em­bar­go, Ro­ber­to Al­va­ra­do de­jó en cla­ro que el Tu­ca se por­tó a la al­tu­ra y, aun­que fue­ron po­cos días, apren­die­ron de él.

“Nos tra­tó muy bien a los jó­ve­nes, tu­vo una bue­na ac­ti­tud con no­so­tros y creo que le po­de­mos apren­der bas­tan­te”, di­jo a la lle­ga­da del Tri­co­lor a la Ciu­dad de Mé­xi­co, tras es­tos duelos amis­to­so. Agre­gó que “fue­ron po­cos días con él, pe­ro le apren­di­mos mu­cho, es un en­tre­na­dor que sa­be bas­tan­te. To­dos los jó­ve­nes le apren­di­mos y eso es im­por­tan­te”. In­clu­so, en el due­lo con­tra Uru­guay se no­tó un po­co del es­ti­lo que le gus­ta im­ple­men­tar al en­tre­na­dor, al dar­le prio­ri­dad al equi­po pa­ra que és­te tu­vie­ra equi­li­brio y or­den tác­ti­co. MEN­TA­LI­DAD Y PER­SO­NA­LI­DAD

No ca­be du­da que si de al­go no ca­re­cie­ron los ju­ga­do­res de la se­lec­ción me­xi­ca­na fue de una bue­na men­ta­li­dad. En el due­lo con­tra Uru­guay, aun­que fue­ron go­lea­dos, no fue­ron su­pe­ra­dos con un am­plio do­mi­nio por el ri­val, que en nom­bre y he­chu­ra tie­ne me­jor po­si­ción que el me­xi­cano. Con­tra­rio a lo que pu­die­ra pen­sar­se, ca­da gol en con­tra no sig­ni­fi­có la de­ba­cle me­xi­ca­na; más bien, un em­pu­je pa­ra le­van­tar­se. Eso sí, hu­bo pa­sa­jes de des­con­trol. En cuan­to a per­so­na­li­dad, no se achi­ca­ron, so­bre to­do en es­te cho­que con­tra los sud­ame­ri­ca­nos, que tienen ele­men­tos de re­nom­bre co­mo Fer­nan­do Mus­le­ra, Die­go Go­dín, José Ma­ría Gi­mé­nez, Gas­tón Pe­rei­ro o Luis Suá­rez. An­te Es­ta­dos Uni­dos, la his­to­ria fue dis­tin­ta por­que se mi­die­ron en su ma­yo­ría a ju­ga­do­res muy jó­ve­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.