Cam­bios de piel. Mo­re­na

Milenio León - - Al Frente - HÉC­TOR AGUI­LAR CAMÍN hec­tor.agui­lar­ca­min@mi­le­nio.com

Sus­pen­da­mos por un mo­men­to la idea de que Mo­re­na es la en­car­na­ción me­xi­ca­na de la iz­quier­da. Tra­te­mos de des­cri­bir, no de eti­que­tar. ¿Qué hay ahí? Hay un lí­der que do­mi­na to­do el pa­no­ra­ma. Es­te es el ras­go dis­tin­ti­vo: el par­ti­do de una per­so­na. No hay na­da im­por­tan­te en ese par­ti­do que no ten­ga co­mo re­fe­ren­cia a su fun­da­dor y can­di­da­to.

Mo­re­na tie­ne acom­pa­ñan­tes que ha­blan por Ló­pez Obra­dor, pe­ro él es un lí­der sin com­pe­ten­cia, el au­tor úni­co de un guión que los de­más re­pi­ten.

Es­ta es su fuer­za y su de­bi­li­dad. No hay que ir a los re­gla­men­tos de Mo­re­na o a las de­cla­ra­cio­nes de sus miem­bros pa­ra ver lo que Mo­re­na quie­re. Hay que ir a las pa­la­bras y los ac­tos de Ló­pez Obra­dor.

Mo­re­na es la ex­pan­sión de la fi­gu­ra, la vo­lun­tad, el ca­ris­ma, el pro­yec­to de una per­so­na. No hay se­gun­das par­tes ahí. To­das son ter­ce­ras o cuar­tas.

Y to­do es in­sus­tan­cial, sal­vo lo que el lí­der pro­po­ne, quie­re y ha­ce. En es­to su trans­pa­ren­cia es ab­so­lu­ta, sal­vo por­que no sa­be­mos si lo que el lí­der de Mo­re­na di­ce co­mo can­di­da­to es efec­ti­va­men­te lo que pien­sa ha­cer co­mo pre­si­den­te. Es­ta es una du­da na­cio­nal cu­ya res­pues­ta se re­ser­va, tam­bién, el lí­der de Mo­re­na.

Creo que na­die ha des­cri­to me­jor el co­ra­zón po­lí­ti­co de Ló­pez Obra­dor y, por tan­to, de Mo­re­na, que Je­sús Sil­va-Her­zog Már­quez.

Ló­pez Obra­dor, di­ce Sil­va-Her­zog Már­quez, no es un po­lí­ti­co de prin­ci­pios, sino un po­lí­ti­co prag­má­ti­co, opor­tu­nis­ta, que quie­re reha­cer, en nues­tros días, la vie­ja alian­za plu­ri­cla­sis­ta, es­ta­tis­ta y pre­si­den­cia­lis­ta del vie­jo PRI, el PRI an­te­rior a 1982.

Quie­re vol­ver a aque­lla edad de oro en que es­ta­ban jun­tos ba­jo el man­do del mis­mo par­ti­do y el mis­mo pre­si­den­te em­pre­sa­rios, igle­sias, sin­di­ca­tos, de­lin­cuen­tes, des­em­plea­dos, di­si­den­tes: las “ma­yo­rías de la na­ción”.

Su sue­ño se pa­re­ce al de mu­chos vo­tan­tes de es­tos días: un go­bierno fuer­te que sa­cu­da la por­que­ría exis­ten­te y res­ti­tu­ya la uni­dad y la au­to­ri­dad per­di­das.

Mo­re­na es el par­ti­do de un cau­di­llo. Pas­cal Bel­trán del Río ha re­cor­da­do a es­te pro­pó­si­to el pe­ro­nis­mo. Su evo­ca­ción es per­ti­nen­te. Mo­re­na es una uto­pía re­gre­si­va con nom­bre pro­pio, una ofer­ta de re­gre­so al pa­sa­do co­mo pro­me­sa de un me­jor fu­tu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.