Vin­cu­lan a pa­rien­tes de Pu­tin en pes­qui­sa por la­va­do de di­ne­ro

CA­LLE EN WAS­HING­TON, CON NOM­BRE DE OPO­SI­TOR RU­SO MUER­TO

Milenio León - - Fronteras - AP/

Un pe­rió­di­co da­nés, el Ber­lings­ke, re­ve­ló que des­de 2013 hay sospechas de la­va­do de di­ne­ro con­tra la fa­mi­lia del pre­si­den­te ru­so Vla­dí­mir Pu­tin, a par­tir de las acu­sa­cio­nes de un in­for­man­te que aler­tó a la di­rec­ción del ma­yor ban­co de Di­na­mar­ca, el Dans­ke Bank. Las sospechas in­clu­yen al Ser­vi­cio de In­te­li­gen­cia Ex­te­rior (SVR) ru­so, que ha­bría uti­li­za­do su ban­co en Es­to­nia pa­ra la­var di­ne­ro.

El Dans­ke Bank ce­rró en 2013 vein­te cuen­tas de clien­tes ru­sos lue­go de que un in­for­man­te ale­ga­ra que su ra­ma es­to­nia po­dría es­tar im­pli­ca­da en ac­ti­vi­da­des ile­ga­les, se­gún el dia­rio Ber­lings­ke. La iden­ti­dad de los clien­tes se man­tu­vo en se­cre­to en su mo­men­to.

El pe­rió­di­co com­par­tió de­ta­lles de la tra­ma con su par bri­tá­ni­co Guar­dian. Es­te úl­ti­mo di­jo que en la tra­ma ha­bía par­ti­ci­pa­do otro gru­po dis­tin­to de em­pre­sas, en su ma­yo­ría re­gistrra­das en Lon­dres, co­mo Lan­ta­na Tra­de LLP, que pre­sen­ta­ron “cuen­tas fal­sas”. Tam­bién se­ña­ló que los pro­pie­ta­rios de Lan­ta­na eran ru­sos, pe­ro con “iden­ti­da­des ocul­tas tras una se­rie de em­pre­sas ges­to­ras en pa­raí­sos fis­ca­les”.

Dans­ke Bank di­jo que ha­bía ini­cia­do “una in­ves­ti­ga­ción pa­ra lle­gar al fon­do de los he­chos en esa épo­ca en nues­tra ra­ma es­to­nia”. Aña­dió que no ha­ría más co­men­ta­rios “has­ta que la in­ves­ti­ga­ción ha­ya fi­na­li­za­do”.

El ban­co ha­bía re­co­no­ci­do an­tes que hu­bo transac­cio­nes ile­gí­ti­mas en su ra­ma es­to­nia en­tre 2011 y 2014.

Mien­tras, tres años des­pués del ase­si­na­to en Mos­cú del opo­si­tor de Pu­tin, Bo­ris Nem­tsov, el con­se­jo mu­ni­ci­pal de la ciu­dad de Was­hing­ton re­bau­ti­zó con su nom­bre en una pla­ca par­te de la ave­ni­da que pa­sa fren­te a la em­ba­ja­da de Ru­sia en la ca­pi­tal del país.

La cam­pa­ña pa­ra re­nom­brar la pla­za pro­vino de la fa­mi­lia y los se­gui­do­res de Nem­tsov, quie­nes se ga­na­ron el apo­yo del ayun­ta­mien­to de la ciu­dad, li­de­ra­do por los de­mó­cra­tas, pe­ro tam­bién de re­pu­bli­ca­nos hal­co­nes, co­mo el se­na­dor Mar­co Ru­bio.

Fi­gu­ra cen­tral de la opo­si­ción a Pu­tin, Nem­tsov re­ci­bió cua­tro dis­pa­ros en la es­pal­da, fren­te al Krem­lin, el 27 de fe­bre­ro de 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.