RA­TI­FI­CAN LA UR­GEN­CIA DE ERRA­DI­CAR EL HAM­BRE

Se inau­gu­ró III Cum­bre Mun­dial de Re­gio­nes

Milenio León - - Portada -

Cua­tro ex pre­si­den­tes, de Ar­gen­ti­na, Cos­ta Ri­ca, Es­pa­ña y Mé­xi­co, ra­ti­fi­ca­ron la ur­gen­cia de erra­di­car el ham­bre en la re­gión y cum­plir con el se­gun­do de los Ob­je­ti­vos de De­sa­rro­llo Sos­te­ni­ble de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra el 2030 de “ham­bre ce­ro”. Pa­ra lle­gar a la me­ta, sin em­bar­go, plan­tean di­ver­sas ac­cio­nes.

El ex pre­si­den­te de Es­pa­ña, Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, se de­cla­ró op­ti­mis­ta: si en el pa­sa­do se lo­gró abo­lir la es­cla­vi­tud y re­du­cir el anal­fa­be­tis­mo, po­drá erra­di­car­se el ham­bre que hoy aso­la a ca­si 800 millones de per­so­nas en el mun­do.

“So­mos la ge­ne­ra­ción que va a ver el fin del ham­bre”, sos­tu­vo el ex man­da­ta­rio es­pa­ñol en el pri­mer Pa­nel de ex pre­si­den­tes ce­le­bra­do den­tro de “Ham­bre Ce­ro”. III Cum­bre Mun­dial de Re­gio­nes so­bre Se­gu­ri­dad y So­be­ra­nía Ali­men­ta­ria, que arran­có es­te vier­nes en la ciu­dad de Cuen­ca, Ecua­dor.

Di­jo se ha avan­za­do pa­ra avan­zar pro­gre­si­va­men­te en el de­re­cho a la ali­men­ta­ción dig­na de­be em­po­de­rar­se a las mujeres. “Si quieren ver paí­ses sin mi­se­ria, apues­ten por la igual­dad”, pro­pu­so.

Ro­drí­guez Za­pa­te­ro aña­dió que de­ben rea­li­zar­se dos alian­zas, una alian­za con la Tie­rra, pa­ra fre­nar su de­vas­ta­ción, y otra alian­za con la in­te­li­gen­cia.

“La paz es una con­di­ción pa­ra aca­bar con la mi­se­ria”, apun­tó, tras ha­cer re­fe­ren­cia al re­cien­te con­flic­to so­cial en la fron­te­ra de Co­lom­bia y Ecua­dor, país an­fi­trión, al que lla­mó a se­guir un “pro­ce­so de una uni­dad na­cio­nal fren­te al te­rror y la vio­len­cia”.

La po­lí­ti­ca se tras­mi­nó en el pa­nel y la pos­te­rior con­fe­ren­cia que ofre­cie­ron los ex man­da­ta­rios. Os­car Arias, ex pre­si­den­te de Cos­ta Ri­ca y Pre­mio No­bel de La Paz, ha­bló por su par­te del ca­so Ve­ne­zue­la, don­de afir­mó “se vi­ve una dic­ta­du­ra”.

Arias acu­só di­rec­ta­men­te al ré­gi­men de Ni­co­lás Maduro de con­tri­buir al au­men­to del nú­me­ro de po­bres que se re­gis­tró en la re­gión por primera vez en años, y don­de Ve­ne­zue­la apor­tó una bue­na par­te. “Pa­ra des­te­rrar la ver­güen­za de la es­ca­sez, hay que ha­cer va­ler las lec­cio­nes apren­di­das”, di­jo, y no con­fun­dir el sig­ni­fi­ca­do de so­be­ra­nía, la cual no se va a de­fen­der ni con mu­ros, ni con fron­te­ras de hor­mi­gón”.

El Pre­mio No­bel de la Paz la­men­tó que “re­sur­jan re­tó­ri­cas pro­tec­cio­nis­tas” y des­ca­li­fi­có al pre­si­den­te Donald Trump, de quien di­jo tie­ne “ideas equi­vo­ca­das” y es “el más in­cul­to e ig­no­ran­te de los pre­si­den­tes en to­da la his­to­ria de los Es­ta­dos Uni­dos”.

El ex pre­si­den­te de Mé­xi­co, Felipe Cal­de­rón Hi­no­jo­sa, fue ta­jan­te al se­ña­lar que “al rit­mo ac­tual que te­ne­mos no va­mos a lle­gar al ob­je­ti­vo de ham­bre ce­ro pa­ra 2030”, por lo cual plan­teó una se­gun­da “Re­vo­lu­ción Ver­de”, don­de la ex­ten­sión de su­per­fi­cie agrí­co­la no sea a cos­ta de da­ñar eco­sis­te­mas, una tram­pa pues al fi­nal la ta­la y la con­ta­mi­na­ción só­lo re­dun­da en me­nos ali­men­tos.

Ha­bló de la re­con­ver­sión de cul­ti­vos, del mi­la­gro del agua­ca­te en Mi­choa­cán, y de las ame­na­zas co­mo las gue­rras, los des­pla­za­mien­tos, la “ava­lan­cha del cam­bio cli­má­ti­co” que ten­drá con­se­cuen­cias so­bre la re­gión y que pa­ra ga­ran­ti­zar la so­be­ra­nía ali­men­ta­ria “hay que aca­bar con la ba­rre­ra en­tre po­bre­za y co­no­ci­mien­to”.

Eduar­do Duhal­de, ex pre­si­den­te de Ar­gen­ti­na, abo­gó por la integración de la re­gión pa­ra en­fren­tar no só­lo el pro­ble­ma del ham­bre y la­men­tó que la rup­tu­ra que mo­ti­vó el re­cha­zo a la di­fe­ren­cia ideo­ló­gi­ca. “La integración no tie­ne ideo­lo­gía”, re­sal­tó, tras re­co­no­cer que su pro­pio país es­tá fue­ra de ese pro­ce­so.

Dro­gas

Al ex man­da­ta­rio me­xi­cano, Felipe Cal­de­rón, se le in­qui­rió so­bre la des­pe­na­li­za­ción de las dro­gas y el nar­co­trá­fi­co, a lo que res­pon­dió que es “una dis­cu­sión que de­be dar­se”, no obs­tan­te ca­li­fi­có de “in­ge­nuos” a quie­nes con­si­de­ran que és­ta se­rá una me­di­da pa­ra con­tro­lar al cri­men or­ga­ni­za­do, pues el negocio no son ya las dro­gas, sino “ex­trac­ción de ren­tas de la gen­te, es de­cir, a tra­vés del se­cues­tro, de la ex­tor­sión y el co­bro de de­re­cho de pi­so”.

“No es que le­ga­li­zar dro­gas va a re­sol­ver nues­tro pro­ble­ma de vio­len­cia. Nues­tro pro­ble­ma se re­sol­ve­rá cuan­do ha­ya un Es­ta­do que pro­te­ja a los ciu­da­da­nos y que sea in­fi­ni­ta­men­te su­pe­rior a los de­lin­cuen­tes y eso no es­tá pa­san­do”, afir­mó.

Cal­de­rón di­jo no opo­ner­se al de­ba­te de la des­pe­na­li­za­ción y de­fen­dió su es­tra­te­gia con­tra las dro­gas. “La po­lí­ti­ca que yo im­ple­men­té, no era pro­pia­men­te per se con­tra el nar­co­trá­fi­co co­mo mu­chos han di­cho. Era una po­lí­ti­ca por la se­gu­ri­dad de las fa­mi­lias aco­sa­das por el cri­men or­ga­ni­za­do que se ha apo­de­ra­do de sus co­mu­ni­da­des”, acla­ró.

In­sis­tió en que el com­ba­te a las dro­gas de­be ser el de “en­fren­tar a los cri­mi­na­les... don­de ha­cen un diag­nós­ti­co equi­vo­ca­do del te­ma creen que no hay que en­fren­tar­lo y eso es un gra­ví­si­mo error. El no en­fren­tar a los cri­mi­na­les a tiem­po pro­vo­ca que en­tren y se apo­de­ren de tu casa. Hay que en­fren­tar­los con la ley”, ex­pu­so.

Al rit­mo ac­tual que te­ne­mos no va­mos a lle­gar al ob­je­ti­vo de ham­bre ce­ro pa­ra 2030” Felipe Cal­de­rón EX PRE­SI­DEN­TE DE MÉ­XI­CO

FOTOS: ES­PE­CIAL

Al­re­de­dor de 800 millones de per­so­nas pa­de­cen es­te fla­ge­lo en el mun­do.

Se lle­vó a ca­bo el pri­mer Pa­nel de Ex pre­si­den­tes, en “Ham­bre Ce­ro”.

Al­gu­nos con­si­de­ran que pron­to se pon­drá fin a es­te mal; otros que no.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.