Cir­co elec­to­ral

Milenio León - - Al Frente -

A64 días de las elec­cio­nes, de­ba­tie­ron los can­di­da­tos prin­ci­pa­les Jo­sé An­to­nio Meade, An­drés Ma­nuel López Obra­dor, Ri­car­do Ana­ya y Mar­ga­ri­ta Za­va­la, y un en­lo­que­ci­do anejo que pa­só de pan­za­zo pa­ra ser in­clui­do en las elec­cio­nes: El Bron­co.

No se guar­dó En­ri­que Pe­ña Nie­to y, an­te las po­si­bi­li­da­des am­plias de que ga­ne AMLO, se in­mis­cu­yó en la su­ce­sión. Me­tió su cuchara: “que el jui­cio no ven­ga ne­ce­sa­ria­men­te del es­tó­ma­go, sino de la ca­be­za, con sen­ti­do de res­pon­sa­bi­li­dad pa­ra nues­tra na­ción”.

El can­di­da­to AMLO es quien ha re­co­rri­do am­plia­men­te el país, lo cual ha po­si­bi­li­ta­do que se le co­noz­ca per­so­nal­men­te y, se­gu­ra­men­te por es­to, es el re­co­no­ci­do. Jo­sé An­to­nio Meade ha te­ni­do que ex­pre­sar­se ya con vehe­men­cia y an­te las po­si­bi­li­da­des y al­gún alar­de del ta­bas­que­ño no se guar­da al acon­se­jar que la so­ber­bia no es bue­na.

AMLO irá a una gi­ra por Ta­bas­co y des­pués vi­si­ta­rá Chiapas. Ri­car­do Ana­ya, que no ha con­ven­ci­do a mu­chos por ri­que­zas mi­llo­na­rias que han si­do impu­tadas de orí­ge­nes con­fu­sos, irá a Pla­ya del Car­men pa­ra un en­cuen­tro ciu­da­dano.

Los can­di­da­tos ma­yo­res no han de­fi­ni­do sus pro­gra­mas, más bien han he­cho alu­sión a sus con­di­cio­nes per­so­na­les y antecedentes. En en­cuen­tro con in­dus­tria­les se ha pro­cu­ra­do ha­cer­les sa­ber que los fuer­tes del po­der eco­nó­mi­co no de­ben te­ner preo­cu­pa­cio­nes ma­yo­res.

Tam­bién aquí las in­fa­mias y tor­pe­zas del pa­to Donald Trump han apa­re­ci­do so­bre to­do con su ma­nía por el mu­ro en el sur de su país.

López Obra­dor ha lle­ga­do al pun­to de ex­pre­sar­se con ufa­nía in­to­le­ra­da, pues pa­ra él “es­te arroz ya se co­ció”, lo cual es creí­do am­plia­men­te y lo que se ven­ti­la es la de­man­da de pro­yec­tos y pro­ce­di­mien­tos. El lío del ae­ro­puer­to ha afec­ta­do in­tere­ses por más que se in­sis­te en que ha­brá cam­bios pa­ra las po­bre­zas en el orien­te de Ciu­dad de Mé­xi­co y del muy dam­ni­fi­ca­do Es­ta­do de Mé­xi­co.

Día con día la ba­ta­lla se in­cre­men­ta­rá y se bus­ca, so­bre to­do, me­nos­ca­bar al pun­te­ro de Ta­bas­co que lle­va am­plia ventaja.

Jun­to con el dra­ma atroz de la mor­tan­dad por el tra­sie­go, prin­ci­pal­men­te de la ma­ri­gua­na, las vio­len­cias son cau­sa­das por es­te pé­si­mo negocio.

La pro­tec­ción per­so­nal de los can­di­da­tos se ha re­que­ri­do con in­sis­ten­cia y la pre­sen­cia del Ejér­ci­to y la Ar­ma­da es con­si­de­ra­da co­mo una ne­ce­si­dad no so­la­men­te po­lí­ti­ca.

Cier­ta­men­te que el des­tino de la na­ción me­xi­ca­na es­tá en jue­go co­mo nun­ca. Pe­ro no hay gran­des te­mo­res de aten­ta­dos por más que ha­ya ma­tan­zas de al­cal­des. Ana­ya en­lo­que­ce al acu­sar de lo­cu­ra a AMLO. La ex pre­si­den­ta con­yu­gal, Mar­ga­ri­ta Za­va­la, apa­re­ce más bien con mo­des­tia elec­to­ral.

S O T N A U F O I R A M

FROY­LÁN M. LÓPEZ NAR­VÁEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.