¿Li­bre ex­pre­sión?

Milenio León - - Al Frente -

Des­de el “no pa­go pa­ra que me pe­guen” de­cla­ra­do un 7 de julio de 1982, du­ran­te el fes­te­jo de un día más de la su­pues­ta “Li­ber­tad de Pren­sa” por el en­ton­ces je­fe del eje­cu­ti­vo Jo­sé López Por­ti­llo, a seis me­ses de de­jar el go­bierno de Mé­xi­co, el es­que­ma de dis­cre­cio­na­li­dad en la con­tra­ta­ción de la pro­pa­gan­da gu­ber­na­men­tal emi­ti­do en la Ley Ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción So­cial, con la ac­tual apro­ba­ción sin cam­bios, vo­ta­do fa­vo­ra­ble­men­te en el Se­na­do, por la ma­yo­ría priís­ta y sus alia­dos, la­men­ta­ble­men­te se con­ti­nua­rá ra­ti­fi­can­do el abu­so y el gas­to ex­ce­si­vo pu­bli­ci­ta­rio por par­te del Es­ta­do a to­dos los ni­ve­les de go­bierno y con­ti­nua­rá la ten­den­cia de los go­ber­nan­tes en turno, a ma­ni­pu­lar a su an­to­jo, las con­ce­sio­nes de pu­bli­ci­dad en los me­dios de co­mu­ni­ca­ción.

Si par­ti­mos de que la obli­ga­ción de las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les es rea­li­zar su tra­ba­jo y que por sus ac­cio­nes el pue­blo pa­ga a tra­vés de los im­pues­tos, se ha­ce in­ne­ce­sa­rio el pu­bli­ci­tar­las. Pro­mo­ción que só­lo sir­ve pa­ra es­ta­ble­cer pro­ta­go­nis­mos po­lí­ti­cos per­so­na­les aje­nos a las ta­reas anun­cia­das, crean­do gas­tos ex­ce­si­vos co­mo los efec­tua­dos por el go­bierno fe­de­ral en fun­cio­nes, ero­ga­dos por la can­ti­dad de 45 mil millones de pe­sos. A lo an­te­rior hay que agre­gar otros 60 mil millones más, gas­ta­dos por los go­bier­nos lo­ca­les.

An­te el fra­ca­so pa­ra pro­pi­ciar un cam­bio au­tén­ti­co en la Ley Ge­ne­ral de Co­mu­ni­ca­ción So­cial con­for­me a la con­ce­sión de un am­pa­ro pro­mo­vi­do por dis­tin­tas or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les an­te la Su­pre­ma Corte de Jus­ti­cia de la Na­ción, y la emi­sión de una sen­ten­cia por su Primera Sa­la pa­ra que el Se­na­do ex­pi­die­ra la nor­ma re­gla­men­ta­ria del pá­rra­fo oc­ta­vo del Ar­tícu­lo 134 cons­ti­tu­cio­nal, se­rá di­fí­cil e im­po­si­ble con­tar con “cri­te­rios prees­ta­ble­ci­dos con cla­ras obli­ga­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les pa­ra ex­pli­car los fun­da­men­tos ju­rí­di­cos y ra­zo­nes pa­ra la adop­ción de de­ci­sio­nes so­bre la asig­na­ción de los fon­dos de pu­bli­ci­dad” tal y co­mo lo se­ña­lan los re­la­to­res es­pe­cia­les pa­ra la li­ber­tad de ex­pre­sión, in­te­gra­dos, en en­tre otras or­ga­ni­za­cio­nes, a las Na­cio­nes Uni­das (ONU).

En­ri­que En­te­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.