La dispu­ta por la na­ción, 2012

Milenio León - - Al Frente - HÉC­TOR AGUI­LAR CAMÍN hec­tor.agui­lar­ca­min@mi­le­nio.com

Al fi­nal de su en­sa­yo so­bre el es­ta­do que guar­da­ba la “dispu­ta por la na­ción” en 2010, Ro­lan­do Cor­de­ra y Car­los Te­llo Ma­cías plan­tea­ron que lo que el país ne­ce­si­ta­ba no eran más re­for­mas en el rum­bo neo­li­be­ral.

Lo que ha­cía fal­ta era “re­for­mar las re­for­mas”, “na­cio­na­li­zar la glo­ba­li­za­ción”, po­ner la de­sigual­dad y la po­bre­za co­mo ejes rec­to­res de las de­ci­sio­nes pú­bli­cas y em­pren­der una “re­for­ma so­cial del Es­ta­do”. Pe­ro lo que si­guió no fue eso. Ines­pe­ra­da­men­te pa­ra to­dos, el go­bierno priis­ta de En­ri­que Pe­ña Nie­to en­con­tró el me­ca­nis­mo pa­ra dar­le al ca­mino “neo­li­be­ral” sus más am­bi­cio­sos cam­bios des­de el TLC de Amé­ri­ca del Nor­te. Pe­ña Nie­to ne­go­ció con las fuer­zas de opo­si­ción, en el lla­ma­do Pac­to por Mé­xi­co, la apro­ba­ción de re­for­mas que ha­bían que­da­do pen­dien­tes y na­die ha­bía po­di­do im­plan­tar.

La más no­to­ria de ellas: abrir el pe­tró­leo y la elec­tri­ci­dad a la in­ver­sión pri­va­da, na­cio­nal y ex­tran­je­ra: des­mon­tar el mo­no­po­lio ener­gé­ti­co del go­bierno fe­de­ral.

La si­guien­te, abrir a la com­pe­ten­cia el sec­tor de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes.

Otra: una re­for­ma de com­pe­ten­cia eco­nó­mi­ca pa­ra cas­ti­gar las prác­ti­cas mo­no­pó­li­cas y la co­lu­sión de com­pe­ti­do­res.

Lue­go, una re­for­ma edu­ca­ti­va que rom­pió el po­der de las fuer­zas sin­di­ca­les so­bre la ges­tión es­co­lar y es­ta­ble­ció re­glas de mé­ri­to y eva­lua­ción pa­ra el in­gre­so y la pro­mo­ción de los maes­tros.

Tam­bién una de fle­xi­bi­li­za­ción la­bo­ral, una de re­gu­la­ción fi­nan­cie­ra y una de re­cau­da­ción fis­cal que to­mó va­rios pun­tos del PIB del bol­si­llo de los con­tri­bu­yen­tes y mar­có el ini­cio de la caí­da en la po­pu­la­ri­dad del go­bierno, que no hi­zo sino agra­var­se des­de en­ton­ces (me­dia­dos de 2014).

En mi opi­nión, no es la re­sis­ten­cia a las re­for­mas lo que ex­pli­ca el des­pres­ti­gio del pre­si­den­te Pe­ña Nie­to, sino las altas co­tas de in­se­gu­ri­dad y co­rrup­ción al­can­za­das du­ran­te su go­bierno, ín­di­ces res­pec­ti­vos de in­efi­ca­cia y de in­mo­ra­li­dad pú­bli­ca.

La pér­di­da en es­tos ám­bi­tos ha si­do ca­si to­tal. Se lle­vó en su cau­da el cré­di­to que hu­bie­ran po­di­do te­ner por sí mis­mas las re­for­mas y abrió el es­pa­cio pa­ra que la vieja “dispu­ta por la na­ción” se ins­ta­la­ra de nue­vo, aho­ra en­tre la vía “car­de­nis­ta”, asu­mi­da por el vie­jo ri­val de las re­for­mas “neo­li­be­ra­les”, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, pun­te­ro en la con­tien­da, y sus ri­va­les, Ri­car­do Ana­ya y Jo­sé An­to­nio Mea­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.