No la de­fen­de­mos por­que sal­ga en la tv

Milenio León - - ¡Hey! - Su­sa­na Mos­ca­tel Twit­ter: @Su­sa­naMos­ca­tel

Y a no ten­go pa­la­bras que no sean al­ti­so­nan­tes pa­ra des­cri­bir mi enojo y frus­tra­ción des­pués de leer so­bre los ata­ques que la re­por­te­ra de Fox Sports Ma­ría Fer­nan­da Mo­ra ha te­ni­do que aguan­tar des­pués de ha­ber si­do agre­di­da en vi­vo du­ran­te los fes­te­jos de la Li­ga de Cam­peo­nes en Gua­da­la­ja­ra el pasado jue­ves, mien­tras de ma­ne­ra se­ria y pro­fe­sio­nal ha­cia su en­la­ce en vi­vo con su ca­nal.

Era evi­den­te que la mul­ti­tud de hom­bres se es­ta­ba acer­can­do de­ma­sia­do. Es cla­ro en la ima­gen el abu­so del ti­po pa­ra­do atrás de ella res­pec­to al to­car­la y agre­dir­la se­xual­men­te en un mo­men­to en el que ella te­nía las cá­ma­ras pren­di­das y no se po­día de­fen­der. Bra­vo por ella, que lo hi­zo al re­gre­sar la se­ñal al es­tu­dio, y de he­cho qué bueno que se al­can­zó a ver có­mo ella re­vi­ra­ba y se de­fen­día co­mo pu­do en una si­tua­ción tan te­rri­ble, y vien­do los áni­mos, has­ta pe­li­gro­sa pa­ra ella.

No ten­go el gus­to de co­no­cer per­so­nal­men­te a Ma­ría Fer­nan­da, pe­ro sien­do que nues­tra re­dac­ción siem­pre tie­ne to­dos los ca­na­les de de­por­tes pren­di­dos me es fa­mi­liar su tra­ba­jo y pro­fe­sio­na­lis­mo. Es un mun­do di­fí­cil pa­ra las mu­je­res que deciden in­cur­sio­nar de ma­ne­ra se­ria en el mun­do del pe­rio­dis­mo de­por­ti­vo.

Hay gen­te TAN es­tú­pi­da que le es­cri­bió que de­ja­ra de bus­car sus cin­co mi­nu­tos de fa­ma. Per­dón, pe­ro no sean ta­ra­dos, NA­DIE quie­re fa­ma por al­go así. ¿Qué de­mo­nios creen que es la fa­ma? Qué ni­vel tan mi­se­ra­ble y li­mi­ta­do de pen­sar. Otros ase­gu­ra­ron que se lo me­re­cía por ir­le al equi­po al que le va, por me­ter­se en “asun­tos de hom­bres” e in­clu­so esos ya tan or­ga­ni­za­dos y té­tri­cos men­sa­jes con por­no­gra­fía y ame­na­zas que a tan­tas nos han lle­ga­do (esos, en mu­chas oca­sio­nes or­ga­ni­za­dos por “com­pa­ñías se­rias” que trabajan o pa­ra dis­traer de al­gún te­ma o por in­tere­ses aje­nos que en­cuen­tran una bue­na víc­ti­ma en las re­des.

Evi­den­te­men­te no es ni de le­jos la pri­me­ra vez que pa­sa. Ten­go ami­gos ad­mi­ra­bles, co­mo Mi­guel Án­gel Án­ge­les, quie­nes se han de­di­ca­do a ex­po­ner el te­ma al la­do de mu­je­res va­lien­tes co­mo Ma­rion Rei­mers y va­rias más. Han leí­do lo que les lle­ga en pú­bli­co, han ex­pues­to el pro­ble­ma y es­pe­ro, han con­se- gui­do más con­cien­ti­za­ción que agre­sio­nes. Des­gra­cia­da­men­te van de la mano.

Aho­ra, no es­toy de­di­cán­do­le es­ta co­lum­na a Ma­ría Fer­nan­da por el he­cho que sa­le en la tele. Ese he­cho, sim­ple­men­te, jun­to con el co­mu­ni­ca­do que ella dio a co­no­cer, de­ja más que cla­ro la ma­ne­ra en la que pa­re­cie­ra has­ta ad­mi­si­ble to­car y agre­dir (y lue­go lo que si­gue) a las mu­je­res en cual­quier con­tex­to pú­bli­co. Y el te­rri­ble re­ma­te, el sa­ber que van a ser re­vic­ti­mi­za­das por ha­cer­lo pú­bli­co, de­fen­der­se o no ce­der pa­ra no crear un es­cán­da­lo.

Hay mu­chas per­so­nas que no quie­ren que cam­bie esa im­pu­ni­dad, sim­ple­men­te por­que les da po­der so­bre otros. Hay quie­nes creen que es su de­re­cho co­mo hom­bres. Pues es­ta­mos aquí pa­ra de­cir­les que SÍ va a cam­biar, y con ca­da mu­jer va­lien­te que ex­pon­ga su his­to­ria de­be­mos es­tar uni­das y cla­ras. So­bre to­do, co­mo en es­te ca­so que fue cap­ta­do por las cá­ma­ras, cuan­do to­do es tan cla­ro y evi­den­te.

Por ahí vi mu­chos otros comentarios que­ján­do­se con ella con co­sas co­mo: “¿Por qué crees que tu ca­so es tan im­por­tan­te, ha­bien­do co­sas mu­cho más te­rri­bles es­tos tiem­pos en nues­tro país?”. Por su­pues­to que las hay. Pe­ro a to­dos aque­llos que pre­ten­den que ca­lle­mos el abu­so se­xual por el he­cho de que hay ase­si­na­tos. ¿Por dón­de creen que se em­pie­za la des­com­po­si­ción so­cial pa­ra que lle­gue­mos a es­tos gra­dos? Así es, por la im­pu­ni­dad y por agre­dir más al agre­di­do.

ES­PE­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.