De­fien­den TL­CAN

Li­mi­tar los da­ños es lo me­jor que se pue­de es­pe­rar de las re­ne­go­cia­cio­nes co­mer­cia­les.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS - FT VIEW

Hay mu­chas áreas —re­cor­tes de im­pues­tos, gas­to de in­fra­es­truc­tu­ra, sa­lud, en­tre otros—, don­de los gran­dio­sos pla­nes de Do­nald Trump han re­sul­ta­do en na­da. Has­ta el mo­men­to, lo mis­mo ocu­rre con una de las prin­ci­pa­les ob­se­sio­nes del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos (EU), el co­mer­cio, y, es­pe­cí­fi­ca­men­te, tra­tar de re­ver­tir el dé­fi­cit de EU con sus con­tra­par­tes al cam­biar las re­glas co­mer­cia­les.

EU ini­ció las con­ver­sa­cio­nes con Ca­na­dá y Mé­xi­co so­bre la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TL­CAN), que du­ran­te más de 20 años ha si­do uno de los acuer­dos co­mer­cia­les re­gio­na­les más im­por­tan­tes.

En teo­ría, es­ta es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra ac­tua­li­zar un acuer­do co­mer­cial de ta­les mag­ni­tu­des que, si bien tu­vo un me­nor desem­pe­ño fren­te a las gran­dio­sas afir­ma­cio­nes que se hi­cie­ron so­bre él, ha si­do va­lio­so pa­ra in­te­grar a la eco­no­mía nor­te­ame­ri­ca­na.

En el mar­co de las re­ne­go­cia­cio­nes, los je­fes de los go­bier­nos de Ca­na­dá y Mé­xi­co pri­me­ro tu­vie­ron que con­ven­cer a Trump de vol­ver a pla­ti­car so­bre el TL­CAN en lu­gar de de­ro­gar­lo, aho­ra lo me­jor que po­dría pa­sar en es­tas con­ver­sa­cio­nes es li­mi­tar los da­ños.

El tono se es­ta­ble­ció en los comentarios de aper­tu­ra de Ro­bert Light­hi­zer, re­pre­sen­tan­te co­mer­cial de Trump. A pe­sar de ser un abo­ga­do muy re­co­no­ci­do en co­mer­cio y no un fe­roz ais­la­cio­nis­ta co­mo mu­chos que hay en la ad­mi­nis­tra­ción es­ta­dou­ni­den­se, Light­hi­zer re­pi­tió el em­bus­te de que EU po­dría re­du­cir su dé­fi­cit con Mé­xi­co al cam­biar el TL­CAN.

Una de las ob­se­sio­nes de EU sir­ve co­mo ejem­plo de por qué, en una eco­no­mía abier­ta y mo­der­na, tra­tar de ma­ne­jar el co­mer­cio pue­de per­ju­di­car más de lo que be­ne­fi­cia.

Washington quie­re en­du­re­cer las lla­ma­das “re­glas de ori­gen”, que de­ter­mi­nan el ni­vel de con­te­ni­do im­por­ta­do de paí­ses que no per­te­ne­cen al TL­CAN que pue­den usar­se en los pro­duc­tos fa­bri­ca­dos. Al menos 62.5% del va­lor de un co­che, por ejem­plo, ten­dría que agre­gar­se den­tro del TL­CAN pa­ra que se pu­die­ra ven­der li­bre­men­te den­tro del blo­que. EU con­si­de­ra que las re­glas ac­tua­les son de­ma­sia­do la­xas, lo que le per­mi­te a Mé­xi­co im­por­tar com­po­nen­tes y des­pués ven­der co­ches a EU.

Pe­ro en­du­re­cer las re­glas de ori­gen sim­ple­men­te alen­ta­ría a los pro­duc­to­res extranjeros a pa­gar el aran­cel ex­terno im­pues­to por el pro­pio EU (2.5% pa­ra vehícu­los y au­to­par­tes) y exportar di­rec­ta­men­te al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se. Se al­te­ra­rían las ca­de­nas de su­mi­nis­tro au­to­mo­triz al­ta­men­te in­te­gra­das del TL­CAN, y se alen­ta­ría a Mé­xi­co a en­fo­car una in­dus­tria au­to­mo­triz ca­da vez más efi­cien­te a otra par­te. El nú­me­ro de em­pleos que se crea­rían en EU pro­ba­ble­men­te se­rían mí­ni­mos, si no es que ne­ga­ti­vos.

El te­ma de las re­glas de ori­gen no es el úni­co. Des­de de­fen­der las dis­po­si­cio­nes de ad­qui­si­ción de “com­pra es­ta­dou­ni­den­se”, has­ta ha­cer que sea más fá­cil im­po­ner aran­ce­les an­ti­dum­ping so­bre las im­por­ta­cio­nes, y tra­tar de ele­var los cos­tos sa­la­ria­les de Mé­xi­co me­dian­te un de­cre­to, la lis­ta de de­seos de EU res­pec­to a la re­ne­go­cia­ción del TL­CAN tie­nen mu­cho más que ver con dis­tor­sio­nar y res­trin­gir el co­mer­cio en lu­gar de alen­tar­lo.

La me­jor es­pe­ran­za es que los pla­nes des­truc­ti­vos de Trump los pue­dan li­mi­tar la re­sis­ten­cia de Ot­ta­wa y la Ciu­dad de Mé­xi­co, las vo­ces sen­sa­tas de mo­de­ra­ción den­tro de la ad­mi­nis­tra­ción y la pre­sión del Con­gre­so. La al­ter­na­ti­va es per­mi­tir que se so­ca­ve un blo­que co­mer­cial por las po­lí­ti­cas xe­nó­fo­bas y eco­no­mías equivocadas. Los in­ten­tos de Trump de cam­biar el TL­CAN me­re­cen fra­ca­sar.

Efec­to Trump. Ro­bert Light­hi­zer con­ti­núa ar­gu­men­tan­do que de­be re­du­cir­se el dé­fi­cit con Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.