50

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS -

DÓ­LA­RES / MWH PA­GÓ EL MER­CA­DO MA­YO­RIS­TA DE ENER­GÍA, SIN EM­BAR­GO, SU COS­TO REAL ES DE 21.5 DÓ­LA­RES. una zo­na equi­vo­ca­da del país, que no co­rres­pon­de real­men­te a su de­man­da. Po­drían re­que­rir que el ope­ra­dor del sis­te­ma le pa­gue a cier­tos parques eó­li­cos pa­ra no pro­du­cir, o apa­gar o en­cen­der por un tiem­po al­gu­nas es­ta­cio­nes de gas es­pe­cí­fi­cas, pa­ra equi­li­brar el sis­te­ma.

En­ton­ces, la pre­gun­ta cla­ve es, ¿qué tan gran­de es es­te cos­to? Un in­for­me re­cien­te del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción de Ener­gía del Reino Uni­do, que sue­le te­ner una vi­sión fa­vo­ra­ble so­bre las ener­gías re­no­va­bles, su­gi­rió que as­cen­de­ría a 13 dó­la­res/MWh, in­clu­so si la pro­duc­ción de ener­gía so­lar y eó­li­ca subie­ra al do­ble a par­tir de hoy. Eso no es al­go tri­vial si se tie­ne en cuen­ta que en 2016 el va­lor pro­me­dio de mer­ca­do ma­yo­ris­ta de la pro­duc­ción eó­li­ca era de 50 dó­la­res/MWh.

Pe­ro la in­ves­ti­ga­ción de Gor­don Hug­hes, un exprofesor de eco­no­mía en la Uni­ver­si­dad de Edim­bur­go, que es más es­cép­ti­co, pin­ta una ima­gen mu­cho más som­bría. Es­ti­ma que los cos­tos reales pro­me­dio aho­ra al­can­zan los 29 dó­la­res/MWh, lo que im­pli­ca que la ener­gía por la que el mer­ca­do ma­yo­ris­ta de ener­gía pa­gó 50 dó­la­res/MWh en reali­dad so­lo va­le 21.5 dó­la­res. Peor aún cree que los cos­tos de com­pen­sa­ción au­men­ta­rán a me­di­da que las ener­gías re­no­va­bles lle­guen a ser una par­te más gran­de del sis­te­ma, au­men­tan­do tal vez a 104 dó­la­res/ MWh por “pe­río­dos sus­tan­cia­les ca­da año en un lap­so de 10 años”. En efec­to, se tra­ta de un sub­si­dio ocul­to muy im­por­tan­te pa­ra esas tec­no­lo­gías, que se su­ma a los ya co­no­ci­dos.

Por su­pues­to, es­to pue­de ser de­ma­sia­do pe­si­mis­ta. Al­gu­nos pien­san que los cos­tos de com­pen­sa­ción co­men­za­rán a caer rá­pi­da­men­te a me­di­da que lo­gre­mos me­jo­rar los pro­nós­ti­cos del cli­ma. Ac­tual­men­te, la in­dus­tria ya ubi­ca de ma­ne­ra in­te­li­gen­te las ins­ta­la­cio­nes de las ener­gías re­no­va­bles pa­ra que el vien­to o el sol en el lu­gar “A” equi­li­bre de ma­ne­ra na­tu­ral la au­sen­cia que hay de cual­quie­ra de ellos (vien­to o sol) en la ubi­ca­ción “B”.

En cual­quier ca­so un me­ca­nis­mo sen­sa­to se­ría que los cos­tos de com­pen­sa­ción se co­lo­quen de ma­ne­ra más di­rec­ta so­bre aque­llos que los cau­san. En lu­gar de dar a los ope­ra­do­res de ener­gías re­no­va­bles una op­ción li­bre pa­ra ven­der cual­quier can­ti­dad de ener­gía que pro­duz­can, es­to los obli­ga­ría a pro­du­cir can­ti­da­des es­pe­cí­fi­cas de ener­gía en cier­tas ho­ras del día, con san­cio­nes si es que pro­du­cen de más o de menos.

Una re­for­ma de es­te ti­po po­dría re­ve­lar al­go más cer­cano al cos­to real de pro­du­cir me­ga­va­tios ho­ra con las ener­gías re­no­va­bles, y al mis­mo tiem­po le da­ría in­cen­ti­vos a los parques eó­li­cos y so­la­res pa­ra no ge­ne­rar gas­tos adi­cio­na­les en el sis­te­ma. Tam­bién obli­ga­ría a los ope­ra­do­res de las ener­gías re­no­va­bles a jus­ti­fi­car más ple­na­men­te los ba­jos cos­tos de ca­pi­tal que dis­fru­tan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.