Pa­rís post au­to­mó­vil

La ca­pi­tal fran­ce­sa se­rá la se­de de los Jue­gos Olím­pi­cos 2024, pa­ra ese en­ton­ces la Ciu­dad Luz po­dría ser so­lo pa­ra vehícu­los au­tó­no­mos o de dos llan­tas.

Milenio - Mercados Milenio - - TENDENCIAS - SI­MON KUPER

Los vehícu­los con mo­to­res de com­bus­tión in­ter­na con­du­ci­dos por par­ti­cu­la­res” bien po­drían que­dar prohi­bi­dos de la ciu­dad pa­ra 2024, di­ce Jean-Louis Mis­si­ka, el al­cal­de ad­jun­to de Pa­rís, cu­yas res­pon­sa­bi­li­da­des in­clu­yen la pla­nea­ción ur­ba­na.

El fun­cio­na­rio ha­ce se­ñas ha­cia fue­ra de la ven­ta­na des­de su ofi­ci­na en el ayun­ta­mien­to de Pa­rís ubi­ca­do en la aje­trea­da ca­lle de Ri­vo­li. Pa­ra 2024, los au­to­bu­ses sin con­duc­tor de­ben ir de ida y vuel­ta por es­ta ca­lle du­ran­te el día. Los vi­si­tan­tes de los Jue­gos Olím­pi­cos ten­drán una vi­sión de una ciu­dad pos­te­rior a la era del au­to­mó­vil.

Pa­rís en la ac­tua­li­dad es una ciu­dad su­cia y caó­ti­ca. Es­tá a mu­chos años de los pio­ne­ros del trans­por­te co­mo Ams­ter­dam y Co­pen­ha­gue y, de acuer­do con su al­cal­de­sa, An­ne Hidalgo, su­fre de 6,500 muer­tes al año por con­ta­mi­na­ción.

Es­to en gran me­di­da se de­be a que Pa­rís se cons­tru­yó an­tes de la era de los au­to­mó­vi­les, y nun­ca tu­vo el es­pa­cio pa­ra la tec­no­lo­gía del si­glo XX. Aho­ra, a me­di­da que em­pie­zan a dis­mi­nuir los au­to­mó­vi­les par­ti­cu­la­res, las ciu­da­des que se cons­tru­ye­ron an­tes de la era del au­to­mó­vil al­can­za­rán su es­plen­dor. Pa­rís, ca­pi­tal del si­glo XIX po­dría ser la ca­pi­tal del si­glo XXI.

La ciu­dad ya se des­plie­ga al fu­tu­ro: au­men­tan las ta­ri­fas de los es­ta­cio­na­mien­tos, agre­ga ca­rri­les pa­ra bi­ci­cle­tas y tie­ne pre­vis­to prohi­bir los co­ches con mo­tor a dié­sel pa­ra 2020. Pa­rís tie­ne to­das la cua­li­da­des pa­ra con­ver­tir­se en la pri­me­ra me­tró­po­li en el mun­do des­pués de la era del au­to­mó­vil.

Al ser una ca­pi­tal con es­pa­cios apre­ta­dos pa­ra los co­ches y a me­di­da que más tu­ris­tas se acu­mu­lan, tam­bién es­to la ha­ce me­nos ap­ta pa­ra el trán­si­to vehi­cu­lar. “Ca­da pul­ga­da de su­per­fi­cie de ca­lle tie­ne que apro­ve­char­se al má­xi­mo”, di­ce Ross Dou­glas, quien di­ri­ge Au­to­nomy, una con­fe­ren­cia anual en Pa­rís de movilidad ur­ba­na. “La pri­me­ra co­sa que una ciu­dad va a que­rer ha­cer es re­du­cir los 150,000 au­to­mó­vi­les es­ta­cio­na­dos en la ca­lle. ¿ Por qué de­be­rías ocu­par 12 me­tros cua­dra­dos pa­ra mo­ver­te? ¿Por qué de­be­rías usar un gran mo­tor a dié­sel pa­ra con­ta­mi­nar­me a mí y a mi fa­mi­lia?”.

Pa­ra 2024, los ta­xis sin con­duc­tor ha­rán via­jes uno tras otro, ca­si sin es­ta­cio­nar­se. Los es­pa­cios de es­ta­cio­na­mien­to se con­ver­ti­rán en ca­mi­nos pa­ra bi­ci­cle­tas o mo­to­ne­tas, te­rra­zas de ca­fé o par­ques in­fan­ti­les.

Pa­rís pue­de cam­biar rá­pi­da­men­te: la in­dus­tria au­to­mo­triz fran­ce­sa re­cor­ta de ma­ne­ra cons­tan­te los pues­tos de tra­ba­jo des­de la dé­ca­da de 1980.

Tam­bién Fran­cia tie­ne un pre­si­den­te de 39 años de edad, que en­tien­de de tec­no­lo­gía. In­de­pen­dien­te­men­te de que sus pre­de­ce­so­res gas­ta­ron sus ener­gías sal­van­do in­dus­trias mo­ri­bun­das, Em­ma­nuel Ma­cron bus­ca nue­vas ten­den­cias, co­mo los vehícu­los sin con­duc­tor.

Pa­rís no ne­ce­si­ta co­ches par­ti­cu­la­res por­que ya tie­ne el me­jor ser­vi­cio de trans­por­te pú­bli­co de cual­quier ciu­dad in­ter­na­cio­nal, de acuer­do con el Ins­ti­tu­to de Po­lí­ti­cas de Trans­por­te y Po­lí­ti­cas de Desa­rro­llo con se­de en Nue­va York. Los vi­si­tan­tes de las con­ges­tio­na­das ciu­da­des en desa­rro­llo se suben a los tre­nes de la ciu­dad y son­ríen asom­bra­dos; ca­si dos ter­cios de los 2.2 mi­llo­nes de pa­ri­si­nos no tie­nen au­to­mó­vil, di­ce Mis­si­ka.

Es cier­to, los 10 mi­llo­nes de per­so­nas que vi­ven en las ciu­da­des sub­ur­ba­nas en los al­re­de­do­res de Pa­rís de­pen­den más de los co­ches. Pe­ro, pa­ra 2024, la ma­yo­ría de ellos de­be des­en­gan­char­se.

Grand Paris Ex­press, el pro­yec­to de trans­por­te pú­bli­co más gran­de de Europa, va a cam­biar vi­das. Trae­rá 68 nue­vas es­ta­cio­nes, y mi­les de ca­sas se van a cons­truir en­ci­ma de ellas. Los Jue­gos Olím­pi­cos ayu­da­rán a que se ga­ran­ti­ce que se en­tre­guen a tiem­po. Los au­to­bu­ses sin con­duc­tor cir­cu­la­rán sin ce­sar a lo lar­go de las lí­neas prin­ci­pa­les. ( Uno de ellos ya rea­li­za prue­bas en el dis­tri­to de ne­go­cios de La Dé­fen­se; la úni­ca vez que cau­só un ac­ci­den­te fue cuan­do un con­duc­tor hu­mano to­mó el vo­lan­te y gol­peó el to­bi­llo de un pea­tón).

Las nue­vas bi­ci­cle­tas eléc­tri­cas per­mi­ti­rán a los ci­clis­tas sub­ur­ba­nos re­co­rrer dos o tres ve­ces las dis­tan­cias que ha­cen ac­tual­men­te, lo que ha­rá que los via­jes lar­gos al tra­ba­jo sean pan co­mi­do. El Pé­rip­hé­ri­que ter­mi­na­rá sien­do ob­so­le­to, pre­di­ce Mis­si­ka. Él es­pe­ra que se con­vier­ta en un bu­le­var ur­bano lleno de ár­bo­les y ca­fés. Tam­bién di­ce: "Pa­ra mí, los Jue­gos Olím­pi­cos son, so­bre to­do, la cons­truc­ción de una iden­ti­dad Grand- Pa­ri­sia­na".

Pa­ra 2024, la Ciu­dad Luz se­rá la nú­me­ro uno de la Unión Eu­ro­pea sin ri­val. Le pre­gun­ta­mos a Mis­si­ka si es­pe­ra­ba que el Bre­xit be­ne­fi­cie a Pa­rís. Res­pon­dió que con­si­de­ra­ba a Lon­dres y a Pa­rís co­mo una so­la ciu­dad, "la me­tró­po­li". Pue­des via­jar en­tre ellas en me­nos tiem­po de lo que ne­ce­si­tas pa­ra cru­zar Shang­hai.

De to­dos mo­dos, aña­de: "Ten­go la im­pre­sión de que el Bre­xit no va a ocu­rrir, ya que los in­gle­ses son prag­má­ti­cos. El mo­men­to en que di­gan: ‘ es­tá­ba­mos equi­vo­ca­dos, va­mos a dar mar­cha atrás’ se­rá un po­co hu­mi­llan­te, pe­ro eso se­rá me­jor que se­guir con el Bre­xit".

“Pa­rís de nuevo es­tá en as­cen­so”, di­jo el ar­qui­tec­to bri­tá­ni­co Ri­chard Rogers en el FT

Wee­kend Fes­ti­val. Es cier­to que la ciu­dad no se­rá un pa­raí­so pa­ra 2024. Los sol­da­dos con ame­tra­lla­do­ras es­ta­rán pa­tru­llan­do las ca­lles en bus­ca de te­rro­ris­tas. Tam­bién Pa­rís ya co­mien­za a ver a su ve­cino in­glés con más con­si­de­ra­ción que con en­vi­dia. ©The Fi­nan­cial Ti­mes Ltd, 2017. To­dos los de­re­chos re­ser­va­dos. Es­te con­te­ni­do no de­be ser co­pia­do, re­dis­tri­bui­do o mo­di­fi­ca­do de ma­ne­ra al­gu­na. Mi­le­nio Dia­rio es el úni­co res­pon­sa­ble por la tra­duc­ción del con­te­ni­do y The Fi­nan­cial Ti­mes Ltd no acep­ta res­pon­sa­bi­li­da­des por la pre­ci­sión o ca­li­dad de la tra­duc­ción.

La ciu­dad ya se des­plie­ga al fu­tu­ro: au­men­tan las ta­ri­fas de los es­ta­cio­na­mien­tos, agre­ga ca­rri­les pa­ra bi­ci­cle­tas y tie­ne pre­vis­to prohi­bir los co­ches con mo­tor a dié­sel pa­ra 2020".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.