Sha­leout

La in­dus­tria de hi­dro­car­bu­ros en EU re­tó a la OPEP y pro­vo­có que los pre­cios del pe­tró­leo dis­mi­nu­ye­ran. Hoy pa­re­ce que la fie­bre por el es­quis­to ba­ja.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS - ED CROOKS Y JOAN­NA KAO

En el pa­no­ra­ma de los pre­cios del cru­do, un fac­tor vi­tal es has­ta qué pun­to pue­de cre­cer la pro­duc­ción de pe­tró­leo de es­quis­to en Es­ta­dos Uni­dos (EU). La re­vo­lu­ción del

shale trans­for­mó el mer­ca­do mun­dial de pe­tró­leo en la úl­ti­ma dé­ca­da, re­vir­tien­do una lar­ga caí­da de la pro­duc­ción de EU, re­tan­do la in­fluen­cia de la OPEP y ayu­dan­do a desatar un des­cen­so de los pre­cios que co­men­zó en 2014. Es­to sig­ni­fi­có ga­nan­cias ines­pe­ra­das pa­ra los con­su­mi­do­res de pe­tró­leo, y al­gu­nos do­lo­ro­sos ajus­tes pa­ra los pro­duc­to­res.

El avan­ce que hi­zo que el shale fue­ra, por pri­me­ra vez, co­mer­cial­men­te via­ble fue una re­vo­lu­ción en la pro­duc­ti­vi­dad. EOG Re­sour­ces y otras com­pa­ñías pio­ne­ras pu­die­ron re­sol­ver có­mo lo­grar que el pe­tró­leo que flu­ye de los po­zos al­can­ce ni­ve­les mu­cho más al­tos que en el pa­sa­do, gra­cias a la apli­ca­ción de téc­ni­cas me­jo­ra­das en la per­fo­ra­ción ho­ri­zon­tal y la frac­tu­ra­ción hi­dráu­li­ca ( frac­king ).

El re­gis­tro del nú­me­ro de pla­ta­for­mas activas y la pro­duc­ción de pe­tró­leo mues­tra que se lo­gra­ron gran­des me­jo­ras en la pro­duc­ción. A la fie­bre de per­fo­ra­ción en las for­ma­cio­nes del shale co­mo Ea­gle Ford, en Te­xas, y Bak­ken, en Da­ko­ta del Nor­te, le si­guió una ge­ne­ra­ción ma­si­va que en su ma­yor par­te se man­tu­vo, in­clu­so des­pués de que la ma­yo­ría de las pla­ta­for­mas de­ja­ron de ope­rar de 2014 a 2016.

Sin em­bar­go, en el úl­ti­mo año, al pa­re­cer las me­jo­ras en la pro­duc­ti­vi­dad tu­vie­ron una des­ace­le­ra­ción con­si­de­ra­ble, lo que su­gie­re que la re­vo­lu­cio­na­ria era de los avan­ces en el

shale ter­mi­nó. En­ton­ces, ¿ qué tan­to po­de­mos de­cir acer­ca de la reali­dad del pa­no­ra­ma de la pro­duc­ti­vi­dad del shale?

Un fac­tor es el cam­bio de po­zos ver­ti­ca­les a ho­ri­zon­ta­les. Un po­zo que tra­ba­ja ho­ri­zon­tal­men­te a tra­vés de una ca­pa de ro­cas que tie­nen pe­tró­leo pue­de ser mu­cho más pro­duc­ti­vo que uno ver­ti­cal que so­lo atra­vie­sa una sec­ción de esa ca­pa.

Ha­ce sie­te años, el nú­me­ro de po­zos que se per­fo­ra­ban ho­ri­zon­tal y ver­ti­cal­men­te en EU era ca­si el mis­mo, pe­ro des­de en­ton­ces la pla­ta­for­ma ver­ti­cal ca­si des­apa­re­ció. Al me­nos par­te del in­cre­men­to que se re­gis­tró en la pro­duc­ti­vi­dad de las pla­ta­for­mas des­de 2011 so­lo fue el re­sul­ta­do del cam­bio a pla­ta­for­mas ho­ri­zon­ta­les, que aho­ra en gran me­di­da si­guen su cur­so.

Kay­rros, una fir­ma de in­ves­ti­ga­ción ener­gé­ti­ca con se­de en Pa­rís, re­cien­te­men­te reali­zó es­te ejer­ci­cio pa­ra la Cuen­ca de Per­mian en el oes­te de Te­xas, el área más po­pu­lar pa­ra la in­ver­sión en la in­dus­tria pe­tro­le­ra de EU. Su con­clu­sión es que la pro­duc­ti­vi­dad ajus­ta­da por la lon­gi­tud del po­zo de­jó de cre­cer el año pa­sa­do, e in­clu­so es po­si­ble que tu­vie­ra una li­ge­ra caí­da en 2017.

A me­di­da que la in­dus­tria co­men­zó a re­cu­pe­rar­se des­de el año pa­sa­do, las com­pa­ñías pa­sa­ron de la per­fo­ra­ción a los “pun­tos fuer­tes” más pro­duc­ti­vos y co­men­za­ron a pro­du­cir a par­tir de ro­cas más di­fí­ci­les, con lo que se creó una re­sis­ten­cia na­tu­ral a la pro­duc­ti­vi­dad. Las me­jo­ras en las téc­ni­cas de pro­duc­ción tie­nen que lu­char con­tra esa re­sis­ten­cia, y pa­re­ce que re­cien­te­men­te en el Per­mian van per­dien­do.

A lo lar­go de su exis­ten­cia, la in­dus­tria del pe­tró­leo del shale con­su­me el efec­ti­vo. Las com­pa­ñías no lo­gran cu­brir con sus in­gre­sos los cos­tos de per­fo­ra­ción, y ne­ce­si­tan in­yec­cio­nes cons­tan­tes de fi­nan­cia­mien­to de deu­da y ca­pi­tal. Tu­vie­ron po­cas di­fi­cul­ta­des pa­ra re­cau­dar el di­ne­ro, en par­te por­que los in­ver­sio­nis­tas que­rían com­par­tir el mi­la­gro de pro­duc­ti­vi­dad que re­pre­sen­ta­ban las em­pre­sas.

Si esos días mi­la­gro­sos ya ter­mi­na­ron y em­pie­za a for­mar­se una reali­dad más ru­ti­na­ria, ¿los in­ver­sio­nis­tas es­ta­rán dis­pues­tos a res­pal­dar con tan­ta vo­lun­tad a la in­dus­tria? La re­cau­da­ción de ca­pi­tal de las com­pa­ñías de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción de EU ya tu­vo una drás­ti­ca des­ace­le­ra­ción es­te año.

Exis­ten mu­chas opor­tu­ni­da­des de in­ver­sión atrac­ti­vas en el shale: las ta­sas in­ter­nas de ren­di­mien­to de 30% o más es­tán dis­po­ni­bles en la cuen­ca del Per­mian, de acuer­do con S&P Glo­bal Platts Well Eco­no­mic Analy­zer. ¿Exis­ti­rán su­fi­cien­tes opor­tu­ni­da­des atrac­ti­vas co­mo esa pa­ra man­te­ner la pro­duc­ción pe­tro­le­ra de EU con su ten­den­cia a la al­za, co­mo es­pe­ra la Ad­mi­nis­tra­ción de In­for­ma­ción de Ener­gía del go­bierno y otros más? La in­dus­tria di­ce que sí, pe­ro val­drá la pe­na ob­ser­var de cer­ca las ci­fras de per­fo­ra­ción y pro­duc­ti­vi­dad en los pró­xi­mos me­ses.

shale.

El bas­tión. Los cam­pos pe­tro­le­ros te­xa­nos son los prin­ci­pa­les pro­duc­to­res del

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.