LOS RE­TOS ECO­NÓ­MI­COS DE FIN DE SEXENIO

La prin­ci­pal preo­cu­pa­ción se­rá la sa­lud de las fi­nan­zas pú­bli­cas.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS - MANUEL SO­MO­ZA

Pa­ra el año en­tran­te se­rán mu­chos los re­tos que ten­drá que en­fren­tar la pre­sen­te ad­mi­nis­tra­ción, don­de ade­más de nues­tra pro­ble­má­ti­ca in­ter­na, con se­gu­ri­dad ten­dre­mos te­mas de ori­gen ex­terno que nos pue­den per­ju­di­car o be­ne­fi­ciar, se­gún sea el ca­so.

En el or­den in­terno, una de las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes, sin du­da al­gu­na, se­rá la sa­lud de nues­tras fi­nan­zas pú­bli­cas. El man­te­ner un equi­li­brio fis­cal se­rá im­pe­ran­te pa­ra que el res­to de las va­ria­bles eco­nó­mi­cas se com­por­ten co­rrec­ta­men­te. El ejer­ci­cio del gas­to ten­drá que ser de gran dis­ci­pli­na, evi­tan­do dis­pen­dios y co­rrup­te­las que ya se han vuel­to par­te de nues­tra vi­da dia­ria. ¿Se­rá ca­paz es­te go­bierno de lo­grar­lo? La res­pues­ta es di­fí­cil, por­que has­ta aho­ra es muy po­co lo que se ha he­cho pa­ra con­te­ner la co­rrup­ción; oja­lá y el año en­tran­te pon­gan em­pe­ño en que es­ta dis­mi­nu­ya.

De­bo re­co­no­cer que en lo que se re­fie­re a la dis­ci­pli­na ha­cen­da­ria, sí se no­tan avan­ces; pe­ro ahí no es en don­de es­tá el pro­ble­ma. El te­ma es que los re­cor­tes se si­guen re­car­gan­do en el gas­to de in­ver­sión y no en el gas­to co­rrien­te.

Otro pun­to im­por­tan­te que se de­be de ata­car, es el con­trol de la in­fla­ción pa­ra que re­gre­se por de­ba­jo de 4%, de no lo­grar­lo, las ta­sas de in­te­rés ten­drán que se­guir su­bien­do y eso da­ña el desa­rro­llo eco­nó­mi­co.

Es muy im­por­tan­te que ya no si­gan su­bien­do los pre­cios y ta­ri­fas del sec­tor pú­bli­co, es, por ejem­plo, es­can­da­lo­so el in­cre­men­to de las ta­ri­fas eléc­tri­cas; si nos te­ne­mos que apre­tar el cin­tu­rón se­ría bueno que to­dos par­ti­ci­pen, por su­pues­to in­clui­do el sec­tor pú­bli­co.

Otros fac­to­res ex­ter­nos nos pue­den afec­tar en for­ma ne­ga­ti­va, tal es el ca­so de que si en Es­ta­dos Uni­dos suben de­ma­sia­do las ta­sas de in­te­rés, eso no nos ayu­da. En el ca­so del pe­tró­leo nos pue­de ayu­dar si se que­da en don­de es­tá —ca­si 60 dó­la­res por ba­rril— o si si­gue su­bien­do; por su­pues­to si su­ce­die­ra lo con­tra­rio eso nos ju­ga­ría en con­tra.

Por úl­ti­mo, lo que en el 2018 de­fi­ni­rá nues­tro año eco­nó­mi­co, es lo que su­ce­da con la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te, lo cual aún es­tá en el ai­re.

El año se­rá di­fí­cil, pe­ro de­be­mos de ha­cer nues­tra ta­rea en los te­mas que nos com­pe­ten; de esa for­ma, po­dre­mos ma­ne­jar me­jor lo que nos ven­ga del ex­te­rior.

MANUEL SO­MO­ZA Pre­si­den­te Es­tra­te­gias de CI Ban­co por So­mo­za Mu­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.