OIL DA­TA

LAS PE­TRO­LE­RAS ENI, TO­TAL Y BP APROVECHAN LA TEC­NO­LO­GÍA PA­RA SU­BIR SUS NI­VE­LES DE PRO­DUC­TI­VI­DAD MÁS DE 40%

Milenio - Mercados Milenio - - PORTADA - AN­DREW WARD

La re­fi­ne­ría de pe­tró­leo San­naz­za­ro de Eni, a 60 ki­ló­me­tros al su­does­te de Mi­lán, es una zo­na in­dus­trial ro­dea­da de agri­cul­tu­ra. Pe­ro ade­más de la mez­cla de tu­be­rías, hor­nos y tan­ques de al­ma­ce­na­mien­to que ca­rac­te­ri­zan esos si­tios, hay una es­ce­na­rio po­co fa­mi­liar.

Le­van­tán­do­se en una par­ce­la de te­rreno del ta­ma­ño de una can­cha de fut­bol, en el bor­de de la re­fi­ne­ría, se en­cuen­tran seis edi­fi­cios fu­tu­ris­tas —gri­ses, rec­tan­gu­la­res y sin ven­ta­nas— sin nin­gu­na re­la­ción evi­den­te con la pro­duc­ción de pe­tró­leo y die­sel que se rea­li­za en las cer­ca­nías.

Es­tos edi­fi­cios al­ber­gan una de las compu­tado­ras más po­de­ro­sas del mun­do, con una ca­pa­ci­dad de 18.6 pe­ta­flops, una me­di­da de la ve­lo­ci­dad de compu­tación. Eso es tres ve­ces más ve­loz que la compu­tado­ra más rá­pi­da de Facebook y el do­ble de las de la NASA, de acuer­do con la cla­si­fi­ca­ción mun­dial de las 500 me­jo­res su­per­compu­tado­ras de la lis­ta del Top 500 Su­per­com­pu­ter Si­tes.

Apues­tan por la in­no­va­ción

La in­ver­sión de Eni en in­for­má­ti­ca mues­tra có­mo las gran­des pe­tro­le­ras cuen­tan con big

da­ta (ma­cro­da­tos) pa­ra man­te­ner su com­pe­ti­ti­vi­dad en un mer­ca­do de ener­gía cam­bian­te. Des­pués de dé­ca­das de do­mi­nio, los pro­duc­to­res con­ven­cio­na­les de gas y pe­tró­leo se en­cuen­tran ba­jo pre­sión por el au­men­to de los su­mi­nis­tros de es­quis­to de Es­ta­dos Uni­dos (EU), así co­mo por el cam­bio a lar­go pla­zo ha­cia la ener­gía re­no­va­ble y los vehícu­los eléc­tri­cos.

Ales­san­dro Pu­li­ti, je­fe de de­sa­rro­llo, ope­ra­cio­nes y tec­no­lo­gía de Eni, di­ce que la tec­no­lo­gía se­rá cru­cial pa­ra man­te­ner los cos­tos ba­jos y la pro­duc­ti­vi­dad al­ta. Un aná­li­sis de da­tos ca­da vez más po­de­ro­so per­mi­ti­rá desa­rro­llar nue­vos

ya­ci­mien­tos de pe­tró­leo y gas más rá­pi­do y con me­nos ries­gos, afir­ma, y los ha­rá más pro­duc­ti­vos una vez que es­tén en fun­cio­na­mien­to.

La su­per­compu­tado­ra de Eni pue­de eje­cu­tar 100,000 si­mu­la­cio­nes de ya­ci­mien­tos de al­ta re­so­lu­ción — mo­de­los en 3D de cam­pos de gas y pe­tró­leo— en 15 ho­ras, en com­pa­ra­ción con las ho­ras que re­quie­re un in­ge­nie­ro de ya­ci­mien­tos pa­ra rea­li­zar una so­la si­mu­la­ción con el soft­wa­re an­te­rior.

Es­to ace­le­ra el tra­ba­jo de di­se­ño ne­ce­sa­rio en las pla­ta­for­mas pe­tro­le­ras an­tes de que co­mien­ce el de­sa­rro­llo y per­mi­te que se per­fo­ren más po­zos pro­duc­ti­vos.

“Una gran par­te del con­trol de los cos­tos es la ca­pa­ci­dad de con­tro­lar la in­cer­ti­dum­bre”, di­ce Pu­li­ti. “La su­per­compu­tado­ra nos per­mi­te to­mar an­tes las de­ci­sio­nes, con me­nos ries­go”.

Los ejem­plos in­clu­yen el ya­ci­mien­to de gas Zohr de Eni fren­te a Egip­to, que ini­ció en di­ciem­bre pa­sa­do, a me­nos de dos años y me­dio des­de su des­cu­bri­mien­to, un récord pa­ra un pro­yec­to que em­pe­zó a ope­rar en aguas pro­fun­das.

El po­ten­te soft­wa­re tie­ne be­ne­fi­cios si­mi­la­res en la op­ti­mi­za­ción del fun­cio­na­mien­to de los cam­pos ac­tua­les, así co­mo en las ins­ta­la­cio­nes downs­tream ( re­fi­na­ción o re­ga­si­fi­ca­ción, dis­tri­bu­ción y ven­tas), co­mo las tu­be­rías y las re­fi­ne­rías. Los usos van des­de la ges­tión de la pre­sión del ya­ci­mien­to pa­ra ma­xi­mi­zar los flu­jos de gas y pe­tró­leo, has­ta uti­li­zar la In­te­li­gen­cia Artificial pa­ra pre­de­cir la ne­ce­si­dad de tra­ba­jo de man­te­ni­mien­to.

“Si pue­des evi­tar per­fo­rar un po­zo o evi­tar apa­gar­lo por man­te­ni­mien­to, lo­gras­te un gran re­torno de tu in­ver­sión en tec­no­lo­gía”, di­ce Pu­li­ti.

Otros gru­pos de gas y pe­tró­leo rea­li­zan in­ver­sio­nes si­mi­la­res. En abril, To­tal lle­gó a un acuer­do con Goo­gle pa­ra desa­rro­llar con­jun­ta­men­te In­te­li­gen­cia Artificial pa­ra el aná­li­sis de da­tos en ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción. El gru­po fran­cés tam­bién anun­ció la prue­ba de un ro­bot pa­ra que se ha­ga car­go de al­gu­nas ta­reas ma­nua­les en su pla­ta­for­ma Alwyn, en el Mar del Nor­te.

El ro­bot de un me­tro de al­tu­ra y 90 ki­lo­gra­mos de pe­so que pue­de su­bir es­ca­le­ras, y lle­va el nom­bre de Ar­go­naut, se di­se­ñó pa­ra rea­li­zar ins­pec­cio­nes co­mo me­dir tem­pe­ra­tu­ras y de­tec­tar fu­gas de gas.

Por su par­te, BP usa dro­nes y ro­bots “oru­ga” pa­ra bus­car grie­tas mi­cros­có­pi­cas den­tro de un hi­dro­cra­quea­dor en su re­fi­ne­ría Cherry Point en EU. An­tes, a un equi­po de in­ge­nie­ros le to­ma­ba 23 ho­ras ins­pec­cio­nar la uni­dad. Aho­ra, di­ce BP, el mis­mo tra­ba­jo se pue­de ha­cer en una ho­ra, re­du­cien­do el tiem­po que se ne­ce­si­ta pa­ra las cos­to­sas in­te­rrup­cio­nes por man­te­ni­mien­to.

De la es­ca­sez a la abun­dan­cia

La in­dus­tria del pe­tró­leo es una de las más im­por­tan­tes y con ma­yor en­ver­ga­du­ra en el mun­do. A pe­sar de su im­por­tan­cia eco­nó­mi­ca y sus apor­ta­cio­nes tec­no­ló­gi­cas de van­guar­dia, la ma­du­rez di­gi­tal de es­te sec­tor pre­ci­sa un ma­yor de­sa­rro­llo pa­ra al­can­zar los es­tán­da­res glo­ba­les, pues su adop­ción de nue­vas tec­no­lo­gías es más pau­sa­da en cuan­to a la ex­plo­ta­ción de da­tos.

Ly­dia Rain­forth, ana­lis­ta de Bar­clays, di­ce que “el uso de tec­no­lo­gías di­gi­ta­les pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ti­vi­dad trans­for­ma­rá a las gran­des com­pa­ñías pe­tro­le­ras en la pró­xi­ma dé­ca­da”.

Los al­tos cos­tos la­bo­ra­les y los ba­jos re­tor­nos so­bre el ca­pi­tal hi­cie­ron que las com­pa­ñías pe­tro­le­ras se con­si­de­ren co­mo una ma­la in­ver­sión, en com­pa­ra­ción con otros sec­to­res, lo que ha­ce que su im­pul­so ha­cia la efi­cien­cia se re­tra­sa­ra.

Se­gún Bar­clays, los ni­ve­les de pro­duc­ti­vi­dad en la in­dus­tria pe­tro­le­ra —me­di­dos por el pro­duc­to de la mano de obra y el ca­pi­tal— son en­tre 30 y 40% in­fe­rio­res al pro­me­dio de to­da la eco­no­mía del gru­po de na­cio­nes ri­cas de la OCDE.

“Es­to sim­ple­men­te no es sos­te­ni­ble y pa­ra no­so­tros es­tá cla­ro que se ne­ce­si­ta una nue­va for­ma de tra­ba­jar”, di­ce Rain­forth, quien es­ti­ma que el va­lor del po­ten­cial au­men­to de pro­duc­ti­vi­dad pa­ra las prin­ci­pa­les em­pre­sas eu­ro­peas de pe­tró­leo y gas sea de 60,000 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd) anua­les.

El au­men­to de la au­to­ma­ti­za­ción de­be­ría ayu­dar a man­te­ner ba­jo el nú­me­ro de em­plea­dos, a me­di­da que la in­dus­tria se re­cu­pe­ra de una lar­ga re­ce­sión, pe­ro Pu­li­ti in­sis­te en que la tec­no­lo­gía se tra­ta de ele­var la pro­duc­ti­vi­dad de los tra­ba­ja­do­res ac­tua­les en lu­gar de re­em­pla­zar to­tal­men­te a los se­res hu­ma­nos.

“Hay una ma­yor sa­tis­fac­ción de los em­plea­dos por­que las per­so­nas pue­den ha­cer un tra­ba­jo de ma­yor ca­li­dad”, di­ce Pu­li­ti, y aña­de: “Los ni­ve­les de desem­pe­ño son más al­tos que los del año pa­sa­do”.

Una ma­yor efi­cien­cia ayu­da­rá a me­jo­rar los ren­di­mien­tos de los ac­cio­nis­tas, pe­ro, ca­da vez más, se ve co­mo un re­qui­si­to pre­vio pa­ra la su­per­vi­ven­cia de las com­pa­ñías pe­tro­le­ras en un mun­do de abun­dan­tes re­cur­sos de es­quis­to y una ener­gía re­no­va­ble ca­da vez más ba­ra­ta.

Ber­nard Loo­ney, je­fe de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción ups­tream de BP, di­ce que la in­dus­tria de­be sa­cu­dir­se la repu­tación de gas­tos en ex­ce­so y apren­der de sec­to­res más ági­les co­mo la fa­bri­ca­ción de au­to­mó­vi­les, que me­jo­ra su pro­duc­ti­vi­dad año tras año.

“Pa­sa­mos de la es­ca­sez de re­cur­sos a la abun­dan­cia”, di­ce Loo­ney. “Va a ser in­creí­ble com­pe­tir. Va­mos a te­ner que de­mos­trar me­jo­ras de pro­duc­ti­vi­dad de ma­ne­ra con­ti­nua; tan­to la tec­no­lo­gía co­mo los da­tos se­rán cla­ve pa­ra eso”.

“Va­mos a te­ner que de­mos­trar me­jo­ras de pro­duc­ti­vi­dad de ma­ne­ra con­ti­nua, y la tec­no­lo­gía y los da­tos se­rán cla­ve pa­ra eso”.

Ber­nard Loo­ney, je­fe de ex­plo­ra­ción y pro­duc­ción ups­tream de BP.

Tec­no­lo­gía de pun­ta. La re­fi­ne­ría de pe­tró­leo San­naz­zo de Eni alberga una de las compu­tado­ras más po­de­ro­sas del mun­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.