HAY NU­BA­RRO­NES EN EL HO­RI­ZON­TE

Las eco­no­mías de al­gu­nas na­cio­nes po­drían en­fren­tar una re­ce­sión, pe­ro se pue­de ate­nuar si se to­man las de­ci­sio­nes co­rrec­tas.

Milenio - Mercados Milenio - - FINANCIAL TIMES - MA­NUEL SO­MO­ZA

El fu­tu­ro eco­nó­mi­co de mu­chas na­cio­nes en pro­ce­so de desa­rro­llo se ve com­pli­ca­do, y es­to quie­re de­cir que en­fren­ta­rán se­rias di­fi­cul­ta­des fi­nan­cie­ras que po­drían com­pro­me­ter sus ta­sas de cre­ci­mien­to y even­tual­men­te en­fren­tar una re­ce­sión, con to­do lo que im­pli­ca. Des­afor­tu­na­da­men­te, la eco­no­mía en Mé­xi­co tam­bién ten­drá que afron­tar los re­tos que es­to su­po­ne, aun­que, por for­tu­na, los efec­tos ne­ga­ti­vos de es­te ci­clo los po­dre­mos ate­nuar si to­ma­mos de­ci­sio­nes de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca res­pon­sa­bles des­de aho­ra.

En los úl­ti­mos diez años, las prin­ci­pa­les eco­no­mías desa­rro­lla­das, co­mo la de Es­ta­dos Unidos ( EU), la Unión Europea y Ja­pón, im­pu­sie­ron po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias fuer­te­men­te ex­pan­si­vas, las cua­les com­ple­men­ta­ron con ta­sas de in­te­rés muy ba­jas; to­do es­to con el pro­pó­si­to de re­ani­mar sus pro­pias eco­no­mías, que es­ta­ban de­vas­ta­das con la cri­sis de 2008. Esa cri­sis so­lo es com­pa­ra­ble con la “Gran De­pre­sión” que su­frió el mun­do en los años 20.

La ex­pan­sión mo­ne­ta­ria y la enor­me li­qui­dez tam­bién fa­vo­re­ció a eco­no­mías emer­gen­tes co­mo la nues­tra, amén de que mu­chos de es­tos paí­ses rec­ti­fi­ca­ron sus po­lí­ti­cas pú­bli­cas para te­ner ma­yor es­ta­bi­li­dad, re­du­je­ron el ta­ma­ño de sus dé­fi­cits, im­pul­sa­ron sus ex­por­ta­cio­nes y se abrie­ron mu­cho más a la in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta; es­to su­ce­dió en mu­chos paí­ses de la­ti­noa­mé­ri­ca, con ex­cep­cio­nes la­men­ta­bles co­mo Ve­ne­zue­la y Ar­gen­ti­na.

Pe­ro lo preo­cu­pan­te es que el ci­clo ex­pan­si­vo es­tá ter­mi­nan­do, y lo que ve­re­mos ha­cia ade­lan­te es que las na­cio­nes más desa­rro­lla­das em­pe­za­rán a su­bir sus ta­sas de in­te­rés y la li­qui­dez tam­bién ten­de­rá a re­du­cir­se en for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va.

EU ya es­tá in­mer­so en ese pro­ce­so, y aun­que lo es­tá ha­cien­do (por me­dio de la Re­ser­va Fe­de­ral) en for­ma pau­la­ti­na y cui­da­do­sa, los efec­tos ne­ga­ti­vos so­bre las mo­ne­das emer­gen­tes ya son pal­pa­bles; las di­vi­sas que más lo han re­sen­ti­do son aque­llas don­de sus fi­nan­zas pú­bli­cas son más dé­bi­les, don­de los dé­fi­cits fis­ca­les y co­mer­cia­les son abul­ta­dos.

Mé­xi­co tie­ne fi­nan­zas pú­bli­cas ra­zo­na­bles, pe­ro eso no es su­fi­cien­te para lo que se nos vie­ne; es im­pe­ra­ti­vo re­for­zar, tra­tar de ge­ne­rar su­pe­rá­vit pri­ma­rio aun­que eso sig­ni­fi­que apre­tar el cin­tu­rón y cas­ti­gar el cre­ci­mien­to. Para real­men­te lo­grar cre­cer en for­ma sa­na — con una es­truc­tu­ra fuer­te— la úni­ca so­lu­ción es, cuan­do los tiem­pos po­lí­ti­cos lo per­mi­tan, ha­cer una Re­for­ma Fis­cal In­te­gral que se re­car­gue más en el con­su­mo y pre­mie la in­ver­sión y el tra­ba­jo for­mal.

MA­NUEL SO­MO­ZA Pre­si­den­te Es­tra­te­gias de CI Ban­co por So­mo­za Mu­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.