Ama­zon les pa­ga más

El mi­no­ris­ta au­men­tó a 15 dó­la­res por ho­ra el suel­do de sus tra­ba­ja­do­res en EU, sen­tó las ba­ses pa­ra un cam­bio en las po­lí­ti­cas sa­la­ria­les del país.

Milenio - Mercados Milenio - - OPINIÓN - SHAN­NON BOND In­for­ma­ción adi­cio­nal de Jo­nat­han Eley

Po­cas ho­ras des­pués de que Ama­zon anun­cia­ra que au­men­ta­rá el sa­la­rio mí­ni­mo pa­ra su per­so­nal es­ta­dou­ni­den­se a 15 dó­la­res por ho­ra, el di­rec­tor Jeff Be­zos apa­re­ció en el es­ce­na­rio en Was­hing­ton DC. A Be­zos lo hon­ra­ron por sus con­tri­bu­cio­nes al go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos (EU), a tra­vés de los ser­vi­cios de compu­tación en la nu­be que ofre­ce Ama­zon y su com­pa­ñía de ex­plo­ra­ción es­pa­cial Blue Ori­gin.

Cuan­do se le pre­gun­tó acer­ca de la com­pa­ñía, que re­ci­be más crí­ti­cas por sus frías prác­ti­cas co­mer­cia­les a me­di­da que su ca­pi­ta­li­za­ción de mer­ca­do lle­ga a ser de 1 mi­llón de mi­llo­nes de dó­la­res (mdd), Be­zos se mos­tró en gran me­di­da fir­me en su com­por­ta­mien­to.

“Si vas a ha­cer al­go nue­vo o di­fe­ren­te, los crí­ti­cos lo van a ma­lin­ter­pre­tar”, di­ce, y agre­gó a que cuan­do la crí­ti­ca es in­fun­da­da, “nin­gu­na fuer­za en el mun­do de­be­ría ser ca­paz de mo­ver­te”.

Fue una ac­tua­ción po­lí­ti­ca as­tu­ta. Si bien Goo­gle, Fa­ce­book y Twit­ter re­cien­te­men­te em­pe­za­ron una lu­cha pa­ra con­te­ner las erup­cio­nes po­lí­ti­cas, Ama­zon, que reunió el ma­yor equi­po de ca­bil­deo en com­pa­ra­ción con cual­quier otra em­pre­sa de tec­no­lo­gía en Was­hing­ton, pa­re­ce es­tar un pa­so ade­lan­te.

El mes pa­sa­do, des­pués de que la com­pa­ñía fue cri­ti­ca­da por anu­lar un nue­vo im­pues­to a las em­pre­sas en Seattle, di­se­ña­do pa­ra abor­dar el pro­ble­ma de la fal­ta de vi­vien­da en la ciu­dad, Be­zos lan­zó una or­ga­ni­za­ción be­né­fi­ca de 2,000 mdd di­ri­gi­da a la fal­ta de ho­ga­res y la edu­ca­ción.

Aho­ra, el au­men­to sa­la­rial mi­ti­ga el cre­cien­te des­con­ten­to de los tra­ba­ja­do­res por las con­di­cio­nes la­bo­ra­les en la red lo­gís­ti­ca y de al­ma­ce­nes de Ama­zon, así co­mo el im­pul­so a la sin­di­ca­li­za­ción en­tre sus em­plea­dos, con el en es­pe­cial mi­no­ris­ta Who­le Foods.

Am­bos mo­vi­mien­tos se ade­lan­tan al anun­cio, an­tes de fin de año, co­mo la ubi­ca­ción en don­de la em­pre­sa va a cons­truir su se­gun­da se­de en EU, en la que tra­ba­ja­rán 50,000 per­so­nas. Las ciu­da­des y los es­ta­dos se apre­su­ra­ron a ofre­cer mi­les de mi­llo­nes de dó­la­res en exen­cio­nes fis­ca­les y otros sub­si­dios pa­ra en­dul­zar sus ofer­tas, an­te la cons­ter­na­ción ge­ne­ral de los ana­lis­tas.

“Es­ta es una gran vic­to­ria de re­la­cio­nes pú­bli­cas. Yo di­ría que es ca­si un gol­pe”, di­ce Ant­hony Chu­kum­ba, ana­lis­ta de Loop Ca­pi­tal Mar­kets. “Ber­nie San­ders cri­ti­ca a Ama­zon, el pre­si­den­te Trump tam­bién, y (con es­ta ac­ción) Ama­zon me­jo­ra la vi­da de sus tra­ba­ja­do­res”.

El ana­lis­ta agre­gó a que los sa­la­rios más al­tos su­ma­rían en­tre 900 y 1,800 mdd de cos­tos in­cre­men­ta­les al año en EU, me­nos de 1% de los in­gre­sos de Ama­zon.

La com­pa­ñía tam­bién re­du­jo 16.6% su fuer­za la­bo­ral es­ta­cio­nal en EU, de 120,000 en 2017 a 100,000 es­te año. En Da­llas, se anun­cia­ba una ta­ri­fa por ho­ra de has­ta 12.85 dó­la­res pa­ra un em­plea­do de al­ma­cén an­tes del anun­cio, lo que su­gie­re que aho­ra se le ofre­ce un au­men­to sa­la­rial de 16%.

Pe­ro Ama­zon no se de­tie­ne en au­men­tar el suel­do de sus pro­pios tra­ba­ja­do­res. Di­jo que pon­dría su pe­so pa­ra res­pal­dar los es­fuer­zos que bus­can in­cre­men­tar el sa­la­rio mí­ni­mo fe­de­ral de 7.25 dó­la­res; re­for­mu­lar­se pa­ra pa­sar de ser un blan­co de los ac­ti­vis­tas la­bo­ra­les a un lí­der que ga­na im­pul­so en to­do el país, y así au­men­tar los cos­tos pa­ra sus com­pe­ti­do­res.

“Ama­zon es­tá im­pul­san­do un nue­vo es­tán­dar na­cio­nal pa­ra el sa­la­rio de los tra­ba­ja­do­res con edu­ca­ción me­dia su­pe­rior”, di­ce Mi­chael Man­del, es­tra­te­ga eco­nó­mi­co jefe del Ins­ti­tu­to de Po­lí­ti­ca Pro­gre­sis­ta. “Es­to va a obli­gar a mu­chas com­pa­ñías a de­ci­dir si quie­ren co­men­zar a in­ver­tir en sus tra­ba­ja­do­res y en tec­no­lo­gía, por­que ya no quie­ren que­dar­se atra­pa­dos en un equi­li­brio de ba­ja pro­duc­ti­vi­dad y ba­jos sa­la­rios”.

“Es un mo­vi­mien­to ge­nial en tres ni­ve­les”, di­ce Ge­ne Muns­ter, exa­na­lis­ta de Wall Street que aho­ra tra­ba­ja co­mo in­ver­sor en Loup Ventures. El au­men­to “mo­ti­va” a su fuer­za la­bo­ral, con lo que se re­du­ce la cos­to­sa ro­ta­ción en­tre los 250,000 tra­ba­ja­do­res es­ta­dou­ni­den­ses que el pró­xi­mo mes ve­rán que su sa­la­rio au­men­te, asi­mis­mo, ayu­da­rá a atraer a los 100,000 tra­ba­ja­do­res que pla­nea con­tra­tar pa­ra la pró­xi­ma tem­po­ra­da de com­pras na­vi­de­ñas.

Ama­zon tam­bién se be­ne­fi­cia­rá de lo que des­cri­bió co­mo “el en­fo­que de Henry Ford: si po­nes más di­ne­ro en los bol­si­llos de tus tra­ba­ja­do­res, ellos, a su vez, gas­ta­rán más di­ne­ro en tu pla­ta­for­ma. Al fi­nal re­gre­sa a ti”.

Y en un ni­vel más al­to, le per­mi­te a la com­pa­ñía pre­sen­tar una ima­gen “más fa­vo­ra­ble” fren­te a los con­su­mi­do­res y los le­gis­la­do­res. “A me­di­da que te con­vier­tes en una em­pre­sa muy gran­de, tam­bién eres un blan­co más gran­de. Ayu­da a mi­ti­gar par­te de ese ries­go”, di­ce Muns­ter.

Me­jor pa­ga­dos. La com­pa­ñía tam­bién apo­ya­rá los es­fuer­zos pa­ra au­men­tar el sa­la­río mí­ni­mo fe­de­ral de 7.25 dó­la­res en EU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.