Na­dal se co­ro­na en Pe­kín

Milenio Monterrey - La Aficion Monterrey - - OPINIÓN -

El es­pa­ñol Ra­fael Na­dal, nú­me­ro uno mun­dial, ga­nó este do­min­go en Pe­kín el 75 tor­neo de su ca­rre­ra, aplas­tan­do al aus­tra­liano Nick Kyr­gios, 19 mun­dial, por 6-2, 6-1, en po­co más de una ho­ra y me­dia. Tras ganar el US Open en sep­tiem­bre, des­pués de ha­ber­se im­pues­to en Ro­land Ga­rros en ju­nio, el ma­llor­quín lo­gró su sex­to tí­tu­lo del año y am­plía su ven­ta­ja al fren­te de la cla­si­fi­ca­ción ATP, to­mán­do­se al mis­mo tiem­po la re­van­cha con­tra Kyr­gios, de 22 años, úl­ti­mo ju­ga­dor en ha­ber­le ba­ti­do en el cir­cui­to, en cuar­tos de fi­nal del Mas­ters 1000 de Cin­cin­na­ti, en agos­to. Muy mo­ti­va­do des­de los pri­me­ros pun­tos, Na­dal se pa­seó, ga­nan­do el tí­tu­lo en una ciu­dad en la que ya ha­bía ga­na­do en 2005, ade­más del oro olím­pi­co en los Jue­gos de Pe­kín en 2008. “En 2005, no pen­sa­ba que vol­ve­ría a ju­gar en 2017, y ganar el tor­neo do­ce años des­pués to­da­vía me­nos. Es­toy muy fe­liz con este tí­tu­lo”, se­ña­ló el es­pa­ñol. El nú­me­ro uno mun­dial ten­drá el lu­nes más de 2,300 pun­tos de ven­ta­ja so­bre el se­gun­do en la cla­si­fi­ca­ción ATP, el sui­zo Ro­ger Fe­de­rer. El es­pa­ñol es el in­men­so fa­vo­ri­to del Mas­ters 1000 de Shang­hái, que co­men­zó este do­min­go e in­clu­so el Mas­ters de Lon­dres (12-19 de no­viem­bre), que nun­ca ha ga­na­do, de­bi­do a su do­mi­nio en la se­gun­da par­te de la tem­po­ra­da. Na­dal fue su­pe­rior al aus­tra­liano, tan­to en el ser­vi­cio (ca­si el 70% de las pri­me­ras bo­las, y nin­gún break con­ce­di­do) co­mo en el res­to (12 bo­las de break pro­cu­ra­das). Apre­ta­do du­ran­te vein­te mi­nu­tos, el par­ti­do se con­vir­tió rá­pi­da­men­te en un pa­seo cuan­do Kyr­gios, en­fa­da­do por un error de ar­bi­tra­je en el 2-2, per­dió la con­cen­tra­ción y se sa­lió del par­ti­do. “Me que­dé muy frus­tra­do. Ob­via­men­te no reac­cio­né pro­fe­sio­nal­men­te y por eso re­ci­bí una ad­ver­ten­cia. Pe­ro eso no im­por­ta, él ju­gó bien y yo te­rri­ble­men­te”, afir­mó el aus­tra­liano. “Na­dal es­tá en una gran for­ma. Sim­ple­men­te me des­tru­yó hoy”, aña­dió Kyr­gios. El aus­tra­liano co­me­tió 35 erro­res no for­za­dos, ha­cien­do vo­lar su ra­que­ta en va­rias oca­sio­nes, sa­cu­dien­do la ca­be­za en oca­sio­nes pe­se a al­gu­nos gol­peos fan­tás­ti­cos, ofre­cien­do in­clu­so el pri­mer set al es­pa­ñol en dos do­bles fal­tas con­se­cu­ti­vas. En el se­gun­do set, Kyr­gios pa­re­cía vol­ver a con­cen­trar­se, pe­ro Na­dal es­ta­ba in­tra­ta­ble y ga­nó con fa­ci­li­dad esa man­ga fi­nal.

FO­TO: AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.