Jor­ge Ra­mos, ¡me­re­ci­do pre­mio Gar­cía Már­quez!

Milenio Monterrey - - Al Frente - RO­SA­RIO MA­RÍN ro­sa­rio­ma­rin978@gmail.com

En 1995, aus­pi­cia­da por el inol­vi­da­ble pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra, na­ció la Fun­da­ción Nue­vo Pe­rio­dis­mo Ibe­roa­me­ri­cano (FNPI) que lle­va su nom­bre, con la mi­sión de “for­mar e ins­pi­rar a pe­rio­dis­tas y ciu­da­da­nos en el uso éti­co y crea­ti­vo del po­der de in­ves­ti­gar, con­tar y com­par­tir his­to­rias que per­mi­tan com­pren­der y trans­for­mar la reali­dad”; asi­mis­mo, pro­mue­ve va­lo­res co­mo la éti­ca e in­de­pen­den­cia pe­rio­dís­ti­ca y el pe­rio­dis­mo co­mo un servicio pú­bli­co.

Anual­men­te, la FNPI con­fie­re el Pre­mio Ga­briel Gar­cía Már­quez de Pe­rio­dis­mo en di­fe­ren­tes ca­te­go­rías, así co­mo re­co­no­ci­mien­tos especiales a pe­rio­dis­tas in­de­pen­dien­tes, ín­te­gros y que me­re­cen con­si­de­rar­se co­mo ejem­plos por su tra­yec­to­ria y apor­te a la bús­que­da de la ver­dad.

Y es­te año, el Con­se­jo Rec­tor, en la ca­te­go­ría Re­co­no­ci­mien­to a la Excelencia, de­ci­dió otor­gar el Pre­mio Ga­bo al pe­rio­dis­ta me­xi­cano-estadunidense Jor­ge Ra­mos, por “el gran ta­len­to, sen­si­bi­li­dad, hu­ma­nis­mo y ho­nes­ti­dad que ha des­ple­ga­do a lo lar­go de su am­plia tra­yec­to­ria pe­rio­dís­ti­ca co­mo re­por­te­ro, en­tre­vis­ta­dor, columnista, es­cri­tor y con­duc­tor de te­le­vi­sión”.

Sin duda, se tra­ta de un jus­to ga­lar­dón pa­ra un hom­bre que ejer­ce con ta­len­to y dig­ni­dad ab­so­lu­ta su profesión, ya des­de un te­rri­to­rio de gue­rra que de un es­tu­dio de te­le­vi­sión o las pá­gi­nas de un dia­rio… Además, no pier­de opor­tu­ni­dad pa­ra pre­go­nar con or­gu­llo su ori­gen me­xi­cano y es­tar muy cerca y de­fen­der los de­re­chos de la co­mu­ni­dad mi­gran­te en Es­ta­dos Uni­dos, así co­mo de sus com­pa­ñe­ros de gre­mio.

Es in­te­li­gen­te, arro­ja­do, cul­to, in­ci­si­vo y no se arre­dra an­te na­die, mu­cho me­nos an­te los po­de­ro­sos. En es­pe­cial, siem­pre re­cor­da­ré la con­fe­ren­cia de pren­sa en la que, con fir­me­za y res­pe­to, cues­tio­nó al en­ton­ces can­di­da­to Trump so­bre sus irra­cio­na­les pro­pues­tas mi­gra­to­rias, aun cuan­do pre­via­men­te ha­bía si­do ex­pul­sa­do del sa­lón por un gua­ru­ra de aquél en un ac­to to­tal­men­te autoritario. Y en ese mo­men­to no solo cum­plió co­mo re­por­te­ro sino tam­bién fue la voz de mi­llo­nes de his­pa­nos agre­di­dos e in­ti­mi­da­dos…

Lue­go, se ha des­ta­ca­do por su tra­ba­jo en fa­vor de las mi­no­rías la­ti­nas y sus de­nun­cias de ca­sos de vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos y de co­rrup­ción en el con­ti­nen­te, lo cual hi­zo que una re­vis­ta pres­ti­gia­da, en 2015, lo ca­li­fi­ca­ra co­mo uno de los 100 hom­bres más in­flu­yen­tes del mun­do.

En su­ma, es un ca­ba­lle­ro con­gruen­te y con­sis­ten­te en­tre lo que pien­sa, es­cri­be, ha­bla y hace... Y así le fas­ti­die al apren­diz o a quien más le pue­da pe­sar, es un me­xi­cano de bien y triun­fa­dor en Es­ta­dos Uni­dos.

De­seo a Jor­ge Ra­mos mu­chos años más de pe­rio­dis­mo con ca­rác­ter, ¡co­mo el que se hace en MI­LE­NIO!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.