Ex­per­to lla­ma a in­cluir el te­ma en las es­tra­te­gias de ne­go­cios

Milenio Monterrey - - El Tema - Da­nie­la Gar­cía/

El cam­bio cli­má­ti­co den­tro de las or­ga­ni­za­cio­nes de­be ser abor­da­do co­mo un pro­ble­ma no de al­truis­mo o com­pro­mi­so so­cial, sino un fac­tor de ries­go fi­nan­cie­ro que im­pac­te las uti­li­da­des y ga­nan­cias de las em­pre­sas, ad­vir­tió Je­sús González, so­cio de Ase­so­ría en Sos­te­ni­bi­li­dad, Go­bierno Cor­po­ra­ti­vo y Ad­mi­nis­tra­ción de Ries­gos de KPMG en Mé­xi­co.

En en­tre­vis­ta pa­ra MI­LE­NIO Mon­te­rrey, González in­sis­tió en la im­por­tan­cia de que las com­pa­ñías de cual­quier ta­ma­ño en Mé­xi­co abor­den el te­ma co­mo una es­tra­te­gia de ne­go­cios, ya que fi­nal­men­te el cam­bio cli­má­ti­co pre­sen­ta cam­bios im­pac­tan a las em­pre­sas sin im­por­tar sus ope­ra­cio­nes o gi­ro. “El cam­bio cli­má­ti­co es al­go que es­tá afec­tan­do el am­bien­te de ne­go­cios. Es mu­cho más que cui­dar el pla­ne­ta, es un te­ma que es­tá afec­tan­do el di­ne­ro, las uti­li­da­des y per­ma­nen­cia de los ne­go­cios, de mar­co re­gu­la­to­rio, de re­torno de uti­li­da­des, de in­ver­sión, repu­tacio­nal, y que des­gra­cia­da­men­te no to­dos lo ven. Y no lo ha­cen por al­truis­tas o por bue­nos. Los pe­que­ños no se dan cuen­ta que no im­por­ta su ta­ma­ño, se ven afec­ta­dos por los cam­bios de pre­cios, y tie­nen que ver có­mo abor­dar el te­ma. “Los re­gu­la­do­res ca­da vez más es­tán en­ci­ma de es­to por­que tie­ne un efec­to en la economía del país y bie­nes­tar so­cial, y lo tie­nen que ha­cer. Es la ten­den­cia mun­dial, lo pue­den ha­cer a su rit­mo, des­pa­cio, con in­ver­sio­nes ló­gi­cas. El que lo ha­ce al úl­ti­mo, se va a ver afec­ta­do. Y és­te es el efec­to en el sec­tor em­pre­sa­rial”, ase­gu­ró.

En Mé­xi­co, se­gún el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi), el 1.8 por cien­to de las em­pre­sas es me­dia­nas, el 1.2 es gran­de, y el 97 por cien­to

El es­pe­cia­lis­ta agre­gó que el cam­bio cli­má­ti­co pue­de afec­tar a fir­mas de cual­quier gi­ro

es mi­cro o pe­que­ñas, y son jus­ta­men­te es­tas úl­ti­mas las que no han da­do la im­por­tan­cia ne­ce­sa­ria al te­ma de cui­da­do del me­dio am­bien­te.

Aun­que se con­si­de­ra que son las gran­des em­pre­sas, la in­dus­tria más gran­de, la que más im­pac­ta al me­dio am­bien­te, es im­por­tan­te con­si­de­rar que la ma­yo­ría de las em­pre­sas en Mé­xi­co son las de

me­nor ta­ma­ño, in­sis­tió González.

Y son las úl­ti­mas que es­tán to­man­do me­di­das de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial de es­te ti­po.

Co­mo ejem­plo, el es­pe­cia­lis­ta ex­pli­có que los cam­bios en el mun­do en cues­tión cli­ma­to­ló­gi­ca ter­mi­nan im­pac­tan­do a las em­pre­sas en ma­ne­ras que és­tas no de­tec­tan: pue­de ser el in­cre­men­to en hu­ra­ca­nes, mo­di­fi­ca­cio­nes en las tem­pe­ra­tu­ras, tem­po­ra­da de llu­vias, más ca­lor o he­la­das que afec­tan a em­pre­sas en es­tas re­gio­nes, o en otro ca­so, im­pac­tan los pre­cios de los in­su­mos.

Tam­bién la de­pen­den­cia a la ener­gía ge­ne­ra­da con mé­to­dos tra­di­cio­na­les (car­bón, pe­tró­leo) pue­de te­ner im­pac­tos co­mo la

Al­gu­nas afec­ta­cio­nes, co­mo el in­cre­men­to de hu­ra­ca­nes o cam­bio en llu­vias no se de­tec­tan

ines­ta­bi­li­dad al ac­ce­so a és­ta (en Mé­xi­co se ha re­por­ta­do en los pa­sa­dos me­ses des­abas­to de ga­so­li­nas, e in­clu­so en Mon­te­rrey re­cien­te­men­te se tu­vo un apagón en to­da la ciu­dad que afec­tó a la in­dus­tria lo­cal).

La tran­si­ción ener­gé­ti­ca trae­ría be­ne­fi­cio a es­te ti­po de so­lu­ción, de­ta­lló González. Bus­car pro­vee­do­res de ener­gía sus­ten­ta­ble o ver­de, que ade­más les trae­ría aho­rros.

Au­na­do a es­to, es­tá el te­ma de repu­tación en­tre las co­mu­ni­da­des, que tie­ne dos res­pues­tas: evi­ta que se clau­su­ren o pa­ren ope­ra­cio­nes por pro­ble­mas de im­pac­to al me­dio am­bien­te de las co­mu­ni­da­des; y el in­te­rés por par­te de in­ver­sio­nis­tas que bus­can em­pre­sas so­cial­men­te res­pon­sa­bles.

De acuer­do con González, en Mé­xi­co ope­ran ya le­yes de cam­bio cli­má­ti­co y los re­gu­la­do­res es­ta­rán re­vi­san­do las emi­sio­nes de car­bono de las em­pre­sas, y obli­gan­do a que es­tas se re­duz­can, a par­tir de los com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les que tie­ne el país.

La uti­li­dad de las em­pre­sas se ve afec­ta­da, re­fi­rió Je­sús González. ES­PE­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.