“La mú­si­ca y el pú­bli­co, mi ins­pi­ra­ción”: Luis Mi­guel

Milenio Monterrey - - ¡hey! - Adriana Jiménez Ri­ve­ra/

Des­pués de ca­si 90 mi­nu­tos en los que ya ha­bía pro­vo­ca­do la eu­fo­ria de sus fans, Luis Mi­guel rom­pió el diá­lo­go que ha­bía es­ta­ble­ci­do con el pú­bli­co, apo­yán­do­se en sus éxi­tos mu­si­ca­les co­mo “En­tré­ga­te”, “Oro de ley”, “Tú y yo” y “Ten­go to­do ex­cep­to a tí”, y lo hi­zo pa­ra agra­de­cer, co­mo nunca, al pú­bli­co por su leal­tad en sus 36 años de ca­rre­ra.

Ape­nas se ha­bían aca­ba­do las no­tas de “Sa­bes una co­sa”, en la que pro­yec­tó que su voz es­tá co­mo en sus me­jo­res años, cuan­do aprovechó el silencio pa­ra di­ri­gir­se a sus in­vi­ta­dos, 10 mil. per­so­nas, en su ma­yo­ría mu­je­res que no pa­ra­ban de cantar, gri­tar y sus­pi­rar al me­nor mo­vi­mien­to del an­fi­trión.

“Ho­la, bue­nas no­ches, de ver­dad es­to es es­pe­cial pa­ra mí; por fa­vor, quie­ro pe­dir­les un aplau­so pa­ra el ma­ria­chi Var­gas de Te­ca­litlán”, ex­pre­só y co­mo reac­ción en­con­tró una emo­ti­va y sonora ova­ción que se re­pli­có por la sa­la del Au­di­to­rio Na­cio­nal, que lu­cía a to­da su ca­pa­ci­dad.

“Sin lu­gar a du­das hay dos co­sas bien im­por­tan­tes una es la mú­si­ca que me ha ins­pi­ra­do pa­ra se­guir se­guir y se­guir an­dan­do du­ran­te 36 años, y dos, no me­nos im­por­tan­te, us­te­des, el pú­bli­co, que son mi se­gun­da ra­zón por la que estoy en el es­ce­na­rio”, di­jo y de nueva cuen­ta los gri­tos y los aplau­sos se hi­cie­ron uno en ho­nor del an­fi­trión.

“Lo más be­llo es el puen­te de co­mu­ni­ca­ción que se lo­gra en­tre el ar­tis­ta y su mú­si­ca con us­te­des. Es be­llo y re­sul­ta, in­clu­so, má­gi­co”, di­jo ElSol.

“¿Quieren otra?”, pre­gun­tó y el mis­mo aña­dió: “Va­mos con ‘Se­re­na­ta huas­te­ca’”.

Y la fies­ta con ma­ria­chi con­ti­nuó con “Soy lo prohí­bi­do”, “Ama­ne­cí otra vez en­tre tus bra­zos”... “Del gran José Al­fre­do Jiménez”, di­jo.

Pa­ra ce­rrar ese blo­que eli­gió “El via­je­ro”, y des­pués del adiós del ma­ria­chi, la fies­ta, en la que hubo ba­la­das, boleros y ro­man­ces, con­clu­yó con un po­pu­rrí de sus pri­me­ros éxi­tos, así que la eu­fo­ria vol­vió a desatar­se y las cin­cuen­to­nas y cua­ren­to­nas, que pre­do­mi­na­ban en la sa­la pro­yec­ta­ban su ido­la­tria al acom­pa­ñar­lo en “De­cí­de­te”, “Cuan­do ca­lien­ta el sol” e “Isa­bel”.

ÉDGAR NE­GRE­TE

El ar­tis­ta con­quis­tó a sus fans, quie­nes can­ta­ron y lo ova­cio­na­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.