Oso­rio min­tió y el mé­to­do fra­ca­só

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - OPINIÓN - car­los.con­tre­ras@mi­le­nio.com • twit­ter@CCLe­gas­pi Car­los Con­tre­ras Le­gas­pi

Un año y 11 días des­pués la se­lec­ción na­cio­nal es­tá en el mis­mo lu­gar. El mé­to­do su­frió otro re­vés. La in­cer­ti­dum­bre lle­vó a otra go­lea­da, les di­je que Juan Car­los Oso­rio men­tía. Des­de que co­men­zó su ges­tión lo han acom­pa­ña­do los re­sul­ta­dos, no ha­ce fal­ta re­cor­dar los gran­des nú­me­ros que lo van a res­pal­dar has­ta Ru­sia 2018, pe­ro no es cier­to que el ob­je­ti­vo con Mé­xi­co es ga­nar. Aquí lo úni­co im­por­tan­te es de­mos­trar que el mé­to­do fun­cio­na, que él y su ideo­lo­gía son las úni­cas que va­len. So­lo se ha per­di­do en dos en­cuen­tros ofi­cia­les, los úni­cos que fue­ron a eli­mi­na­ción di­rec­ta y los dos que re­sul­ta­ron tras­cen­den­ta­les en su ges­tión; 11 go­les en con­tra y so­lo uno a fa­vor an­te los dos opo­nen­tes de pri­mer ni­vel. Esos a los que hay que ven­cer pa­ra pen­sar en un quin­to par­ti­do, el men­ta­do quin­to par­ti­do que ha si­do el sue­ño des­de 1994.

Oso­rio no pu­so a sus ju­ga­do­res en po­si­ción de ga­nar el par­ti­do. Ol­vi­dó que ju­ga­ba con­tra Ale­ma­nia. No re­for­zó la de­fen­sa ni apo­yó a su im­pro­vi­sa­do me­dio­cen­tro en la recuperación.

Se ba­só en su prin­ci­pios in­que­bran­ta­bles pa­ra sen­tar a Car­los Ve­la, que lue­go de 12 años en Eu­ro­pa, no tie­ne fí­si­co pa­ra en­fren­tar a un ri­val eu­ro­peo, pa­ra sa­car al me­dio tiem­po al ju­ga­dor más des­equi­li­bran­te en el pri­mer tiem­po, por­que era ho­ra de ro­tar­lo y po­ner a Gio­va­ni dos San­tos de in­te­rior por iz­quier­da, cuan­do des­de que lle­gó al Ga­laxy se desem­pe­ña co­mo cen­tro de­lan­te­ro o me­dia pun­ta. Cuan­do se ga­na, ga­nan las ro­ta­cio­nes, el mé­to­do sir­ve y aho­ra que pier­den, to­dos se em­pe­ñan en cru­ci­fi­car a ju­ga­do­res que es­tán muy le­jos de sus po­si­cio­nes ha­bi­tua­les. Ba­sa­do en lo que se vio en es­ta Co­pa Confederaciones, ni Os­wal­do Ala­nís ni Car­los Sal­ce­do ni Héc­tor He­rre­ra, ni Gio­va­ni dos San­tos de­be­rían ser fut­bo­lis­tas pro­fe­sio­na­les, por­que se les ex­pu­so, por­que fue­ron víc­ti­mas del mé­to­do.

Gui­ller­mo Can­tú lo res­pal­dó, De­cio de Ma­ría ase­gu­ra que no se va pa­se lo que pa­se. Ni un desas­tre en la Co­pa Oro le qui­ta el pues­to a Oso­rio, que tie­ne un año pa­ra apren­der a ha­cer ga­nar a Mé­xi­co y de­jar de bus­car va­li­dar su mé­to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.