CON JÉ­MEZ, HAS­TA EL TÍ­TU­LO

EL GI­MÉ­NEZ CON­SI­DE­RA QUE EL EN­TRE­NA­DOR ES­PA­ÑOL HA UNI­DO AL EQUI­PO, Y QUE SU TRA­BA­JO ES EL IN­DI­CA­DO PA­RA QUE LA MÁ­QUI­NA LO­GRE EL AÑORADO CAM­PEO­NA­TO

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - PORTADA - POR MINELLI ATAYDE FO­TOS: IVÁN LÓ­PEZ

Re­sul­ta ex­tra­ño que el ac­tual ído­lo de Cruz Azul no ten­ga un si­tio ase­gu­ra­do en el on­ce ti­tu­lar. Pa­co Jé­mez no le ha con­ce­di­do plei­te­sía, y aun así, Ch­ris­tian Gi­mé­nez to­ma su nue­va po­si­ción con ma­du­rez y “amor” a la ins­ti­tu­ción. Ac­tual­men­te, el fut­bo­lis­ta pre­fie­re apren­der del es­pa­ñol des­de afue­ra del cam­po, ano­tar los mo­vi­mien­tos que ha­ce en los par­ti­dos, y ayu­dar cuan­do tie­ne que in­gre­sar.

Gi­mé­nez no pier­de sen­ci­llez, fran­que­za ni buen hu­mor. Es más, an­tes de sen­tar­se pa­ra la en­tre­vis­ta con La Afi­ción, se es­cu­chó un “vi­va Ar­gen­ti­na”. Él res­pon­dió son­rien­te: “Yo soy el Cha­co chi­lan­go, car­nal”. Por eso se no­ta que pe­se a to­do lo que en­ma­ra­ña su nue­va po­si­ción des­de el ban­qui­llo, no guar­da fru­tra­ción. Es­tá con­ven­ci­do de que su timonel los en­ca­mi­na pa­ra con­se­guir el tí­tu­lo, ése que ad­mi­tió, “sí me qui­ta el sue­ño”.

-¿Pa­co Jé­mez es el in­di­ca­do pa­ra lle­var a Cruz Azul a un tí­tu­lo?

Yo creo que sí, por­que ya con cier­ta edad uno ve otras co­sas que no veía a los 23 o 24 años. Mu­chas ve­ces vie­nes y di­ces, ‘no sé pa­ra qué en­treno’. Con tan­tos años en el futbol, pue­do ha­blar­te que es co­rrec­to lo que ha­ce­mos en los en­tre­na­mien­tos, su dis­ci­pli­na, el que ha crea­do un buen am­bien­te en el ves­ti­dor, y que hay bue­na co­mu­ni­ca­ción en­tre cuer­po téc­ni­co y ju­ga­do­res. Eso quie­re de­cir que va­mos por buen ca­mino, no sé si se lo­gra­rá el ob­je­ti­vo o no, pe­ro el ca­mino es ése, y va­mos en bus­ca, pri­me­ro, de la Li­gui­lla.

-Se han con­tra­ta­do bue­nos ju­ga­do­res, ¿le has en­con­tra­do una ex­pli­ca­ción a lo que pa­sa en Cruz Azul?

La pre­sión en Cruz Azul es di­fí­cil. Me pon­go a pen­sar en los ju­ga­do­res que han lle­ga­do y son muy bue­nos, pe­ro acá no han da­do el cien, los veo en otras Li­gas y son fi­gu­ras, sa­len cam­peo­nes. La con­clu­sión que sa­co es que la pre­sión de Cruz Azul no es pa­ra cual­quier ju­ga­dor, y no cual­quier ju­ga­dor se adap­ta a esa pre­sión. Ése es el prin­ci­pal fac­tor pa­ra que los ju­ga­do­res no se adap­ten.

La ra­cha de Cruz Azul es en­ga­ño­sa, es­tá invicto, pe­ro tie­ne seis em­pa­tes...

Los em­pa­tes siem­pre son bue­nos cuan­do al si­guien­te par­ti­do lo ga­nas, eso te ha­ce una di­fe­ren­cia. No­so­tros es­ta­mos bien, la ver­dad es que so­mos cons­cien­tes de lo que nos es­ta­mos ju­gan­do, el ob­je­ti­vo que te­ne­mos que es la Li­gui­lla. Sa­be­mos que te­ne­mos que me­jo­rar en mu­chos as­pec­tos y tra­ta­mos de ha­cer­lo.

-¿Có­mo has vi­vi­do los tres años en que no se ha cla­si­fi­ca­do?

Ha si­do muy du­ro. Hoy qui­zá me re­la­jo un po­qui­to más, y di­go, ‘bueno, más allá de to­das las co­sas ne­ga­ti­vas que han pa­sa­do, va­mos pa­ra ade­lan­te por­que quie­ro mu­cho al club’. Cuan­do uno se en­ca­ri­ña con la ins­ti­tu­ción y no se lo­gra el ob­je­ti­vo le to­ca en lo más fuer­te del co­ra­zón y del áni­mo. Me ha pa­sa­do en los úl­ti­mos años, por­que apar­te de to­do eso tu­ve una frac­tu­ra en la ca­ra, ahora en la na­riz. Di­ría que soy un agra­de­ci­do y un pri­vi­le­gia­do, amo a es­ta ins­ti­tu­ción y ten­go la po­si­bi­li­dad de ha­cer lo que me gus­ta, de te­ner un re­to muy importante y ha­cer his­to­ria, por­que es al­go que a mí sí me qui­ta el sue­ño.

-An­te los fra­ca­sos, ¿has pen­sa­do en ir­te?

Sí, en al­gún mo­men­to sí, pe­ro re­cuer­do la for­ta­le­za y en­te­re­za de es­ta ins­ti­tu­ción, del pre­si­den­te que la pa­sa peor que no­so­tros, y sin em­bar­go ahí es­tá pre­sen­te, fuer­te, y la afi­ción que ca­da día me de­mues­tra su ca­ri­ño. Ca­da tem­po­ra­da que ha pa­sa­do ha es­ta­do pre­sen­te, y eso me lle­va a que la gen­te es­tá fir­me y por­qué no ha­cer­lo yo, eso me ha lle­va­do a le­van­tar­me de tan­tos gol­pes.

-¿Cuál ha si­do el mo­men­to más com­pli­ca­do?

Las le­sio­nes, por­que el tor­neo en el que es­tu­vo To­más (Boy), me frac­tu­ro cuan­do el equi­po le­van­ta­ba, eso me per­ju­di­có mu­cho. La par­te importante es que es­tu­vo cer­ca del ojo. Esos son los gol­pes di­fí­ci­les. Es fá­cil con­tar­lo, pe­ro di­fí­cil afron­tar­lo. Acá en Cruz Azul de los mo­men­tos com­pli­ca­dos han si­do los úl­ti­mos años por no cla­si­fi­car a la Li­gui­lla, de ver la ta­bla por­cen­tual. Eso fue di­fí­cil, pe­ro la pa­sa­mos con mu­cha res­pon­sa­bi­li­dad y com­pro­mi­so. Que­re­mos trans­for­mar esas co­sas ne­ga­ti­vas en ser un equi­po ga­na­dor, eso nos lle­va a ser un equi­po fuer­te.

-Hay que que­rer mu­cho a Cruz Azul pa­ra aguan­tar las burlas...

Es muy di­fí­cil, pe­ro a la vez tie­nes que ais­lar­te un po­co, tie­nes que for­mar un gru­po sano que no ha­ga ca­so a los co­men­ta­rios y que se cen­tre en los ob­je­ti­vos que uno tie­ne, es­te tor­neo lo he­mos lo­gra­do. Pa­co tie­ne mu­cho que ver en eso, ha sa­bi­do ma­ne­jar lo que es Cruz Azul, la pre­sión, y nos ha de­ja­do al mar­gen a los ju­ga­do­res de esas co­sas, aun­que siem­pre hay un co­mún de­no­mi­na­dor de to­do que son los re­sul­ta­dos que te di­cen si es­tán mal o bien.

-A Cruz Azul siem­pre le car­gan las crí­ti­cas, aun­que otros equi­pos pa­sen por mal mo­men­to...

Por eso es un equi­pos gran­de. Cuan­do jue­ga la se­lec­ción siem­pre se acuer­dan del equi­po. Cruz Azul da de co­mer a mu­cha gen­te. Apar­te de esos pe­que­ños de­ta­lles, es un equi­po gran­de por su his­to­ria, por to­do lo que ha lo­gra­do a lo lar­go de es­tos años, pe­ro sí no se mi­de de la mis­ma ma­ne­ra a Cruz Azul que a los mis­mos equi­pos.

-Ade­más del tí­tu­lo, ¿te ha fal­ta­do al­go más en Cruz Azul?

Soy una per­so­na agra­de­ci­da con lo que he vi­vi­do, nun­ca pen­sé ir a un es­ta­dio vi­si­tan­te y que te ova­cio­nen y que te can­ten, que te de­mues­tren ca­ri­ño no so­lo en Cruz Azul, sino en otros equi­pos, eso quie­re de­cir que al­go bueno hi­cis­te, y no me re­fie­ro so­lo a lo de­por­ti­vo, sino tam­bién en lo per­so­nal, el có­mo te ma­ne­jas­te den­tro y fue­ra de la can­cha. Hoy mue­ro por es­tos co­lo­res, to­dos lo sa­ben. Soy muy leal, tan­to a los

La pre­sión de Cruz Azul no es pa­ra cual­quier ju­ga­dor. Los que han lle­ga­do son muy bue­nos, pe­ro acá no han da­do el cien”

Es­toy en otra eta­pa, me ten­go que com­por­tar a la al­tu­ra de un ju­ga­dor pro­fe­sio­nal. Más allá de ju­gar o no, tra­to de apor­tar mi gra­ni­to de are­na”

En al­gún mo­men­to sí (pen­só en ir­se de Cruz Azul), pe­ro re­cuer­do la for­ta­le­za y en­te­re­za de es­ta ins­ti­tu­ción y el ca­ri­ño de la gen­te”

CH­RIS­TIAN GI­MÉ­NEZ

Me­dio­cam­pis­ta de Cruz Azul

afi­cio­na­dos, al equi­po y a to­das las per­so­nas que tra­ba­jan acá. To­do el mun­do sa­be que me ha fal­ta­do el tí­tu­lo de Li­ga, pe­ro no he de­ja­do de in­ten­tar­lo y no va a que­dar en mí el sa­lir cam­peón, aun­que eso no quie­re de­cir que voy a sa­lir cam­peón. Lo úni­co que te pue­do de­cir es que voy a de­jar to­do has­ta el úl­ti­mo día pa­ra cum­plir el ob­je­ti­vo que quie­ro. Cruz Azul me hi­zo cum­plir mu­chos sue­ños. El po­der com­par­tir ves­tua­rio con mi hi­jo no le to­ca a cual­quie­ra. Me quie­ro re­ti­rar acá.

-¿Si no te to­ca co­mo ju­ga­dor, ¿te gus­ta­ría con­se­guir el tí­tu­lo co­mo en­tre­na­dor?

Sí, o que no me to­que a mí, sino a mi hi­jo. So­mos una fa­mi­lia cru­za­zu­li­na a muer­te y que­re­mos lo me­jor pa­ra el equi­po. Si se da un tí­tu­lo, ven­drán los de­más. Se me­re­ce to­do Cruz Azul, sea ahora o más ade­lan­te, por có­mo ha­cen las co­sas, có­mo tra­ba­jan, es­pe­re­mos que lle­gue pron­to.

-¿Te de­ses­pe­ra que ya no jue­gas tan­to co­mo an­tes?

Tra­to de ca­na­li­zar­lo de la me­jor ma­ne­ra. Yo que hi­ce el cur­so de en­tre­na­dor, hoy veo otras co­sas en los téc­ni­cos, ten­go una edad en la que si ya no me to­ca ju­gar, veo qué cam­bios ha­ce el en­tre­na­dor, qué bus­ca. Soy ju­ga­dor to­da­vía y cla­ro que me gus­ta es­tar den­tro de la can­cha. Cuan­do no me to­ca tra­to de es­tar fuer­te. Mu­chas ve­ces me ha to­ca­do ser ti­tu­lar y me po­nía en lu­gar de los ju­ga­do­res que no te­nían mi­nu­tos y les de­cía que no ba­ja­ran los bra­zos. Ahora es­toy en otra eta­pa, me ten­go que com­por­tar a la al­tu­ra de ser un ju­ga­dor pro­fe­sio­nal, de ser una per­so­na que le gus­ta lo que ha­ce. Más allá de ju­gar o no, sé que mu­chos cha­vos me si­guen, así que tra­to de apor­tar mi gra­ni­to de are­na en to­do lo que me co­rres­pon­de, sea aden­tro o afue­ra de la can­cha.

-¿Ves cer­ca tu re­ti­ro?

Quie­ro se­guir ju­gan­do, me sien­to bien, me ha to­ca­do ju­gar par­ti­dos de Co­pa, par­ti­dos in­tere­san­tes y he es­ta­do a la al­tu­ra, en ese sen­ti­do quie­ro se­guir en Cruz Azul. En di­ciem­bre ha­bla­ré con el pre­si­den­te, sa­ca­re­mos las con­clu­sio­nes y qué me de­pa­ra el des­tino.

-¿Les gus­ta la mu­dan­za al es­ta­dio Az­te­ca pa­ra el pró­xi­mo año?

No­so­tros ya nos ha­bía­mos acos­tum­bra­do al es­ta­dio Azul, es nues­tra ca­sa, es un es­ta­dio que tie­ne su his­to­ria, oja­lá que nos va­ya­mos ga­nan­do un tí­tu­lo en el Azul. Oja­lá que me to­que ga­nar al­go en el es­ta­dio Az­te­ca, son dos in­mue­bles mís­ti­cos.

-¿Es raro com­par­tir ca­sa con el Amé­ri­ca?

No que­da de otra, aun­que yo creo que mu­cho tiem­po Cruz Azul hi­zo co­sas lin­das en el es­ta­dio Az­te­ca. No pien­so que es la ca­sa del ri­val, sino en lo que hi­zo Cruz Azul ahí.

-¿La si­tua­ción de Ra­fa Már­quez mer­mó el pro­yec­to de la Aso­cia­ción de Fut­bo­lis­tas?

Sí, apa­gó el te­ma, pe­ro lo va­mos a re­to­mar, hay mu­cha gen­te in­vo­lu­cra­da y que es­tá con­ven­ci­da. De un día pa­ra otro sa­lió lo de Ra­fa, quien es una de las per­so­nas más in­flu­yen­tes pa­ra los ju­ga­do­res den­tro del futbol me­xi­cano. El no te­ner­lo fue un gol­pe du­ro, pe­ro va­mos a pla­ti­car con los de­más in­te­gran­tes pa­ra ver có­mo con­ti­núa es­to, pe­ro to­da­vía es­tá en pie.

-¿Tie­nen fe­cha pa­ra re­unir­se?

Lo que pa­sa es que ahora con el te­ma de la Co­pa y la Li­ga el tiem­po es muy com­pli­ca­do. Hay ju­ga­do­res que no son de la ciu­dad, ya ve­re­mos una fe­cha en la que nos po­da­mos re­unir to­dos, creo que pron­to ha­brá no­ve­da­des.

-¿Fal­ta pro­tec­ción al ju­ga­dor me­xi­cano?

No pro­tec­ción, sino diá­lo­go. Creo que así se pue­den arre­glar mu­chas co­sas. El ju­ga­dor me­xi­cano se tie­ne que in­vo­lu­crar más. Sos­ten­go que no­so­tros sa­be­mos la reali­dad de lo que pa­sa en otras di­vi­sio­nes, hay mu­chos co­mo la ter­ce­ra, la se­gun­da, el As­cen­so, que la pa­san mal. Son a ellos a los que te­ne­mos que ayu­dar, pe­ro tie­ne que sa­lir de la gen­te de Pri­me­ra Di­vi­sión, por­que so­mos los que te­ne­mos un po­der, aun­que sea mí­ni­mo, pa­ra po­der dia­lo­gar con los due­ños, la Fe­de­ra­ción o la gen­te que sea. To­dos que­re­mos lo me­jor pa­ra el futbol me­xi­cano.

FO­TO: IVÁN LÓ­PEZ

FO­TO: IMAGO7

Ch­ris­tian Gi­mé­nez, en un due­lo de Cruz Azul

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.