El pendiente del Ca­ne­lo

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - OPINIÓN - car­los.con­tre­ras@mi­le­nio.com • twit­ter@CCLe­gas­pi $6Ì /2 9,9,026 Car­los Con­tre­ras Le­gas­pi

No va a ser fá­cil cam­biar la opi­nión de mi­les de afi­cio­na­dos del bo­xeo en Mé­xi­co que si­guen du­dan­do de la ca­li­dad de Saúl Álvarez. Lle­vo mu­chos años en co­ber­tu­ras de ar­tes mar­cia­les mix­tas y gran­des fun­cio­nes de bo­xeos y he es­cu­cha­do la mis­ma pre­gun­ta en de­ce­nas de oca­sio­nes. -¿Es cier­to que la gen­te en Mé­xi­co no quie­re al Ca­ne­lo?

A los pe­rio­dis­tas y pe­lea­do­res ex­tran­je­ros les cues­ta tra­ba­jo en­ten­der esas du­das que to­da­vía tie­nen los fans so­bre él. A fi­nal de cuen­tas, so­lo ha per­di­do en una oca­sión en su ca­rre­ra y fue ante el me­jor de su ge­ne­ra­ción, Floyd May­weat­her, quien lo “cha­ma­queó” a los 23 años. Álvarez se es­tá ro­ban­do esta se­ma­na el es­pa­cio en to­dos los me­dios es­ta­du­ni­den­ses es­pe­cia­li­za­dos en de­por­te, muy cer­ca del ni­vel de lo que se vi­vió ha­ce dos se­ma­nas con McG­re­gor y May­weat­her, que a di­fe­ren­cia del me­xi­cano, ha­blan in­glés y fa­ci­li­tan la pro­mo­ción del com­ba­te. Los dos me­xi­ca­nos que es­tán cer­ca de su pe­so y cues­tio­na­ron su cre­di­bi­li­dad (Al­fre­do An­gu­lo y Ju­lio cé­sar Chá­vez Jr.) ter­mi­na­ron por ser de­rro­ta­dos de for­ma con­tun­den­te, pe­ro la apre­cia­ción de que es len­to, in­fla­do por Te­le­vi­sa y pro­te­gi­do por Ós­car de la Ho­ya se man­tie­ne la­ten­te, al me­nos de su la­do de la fron­te­ra.

Hoy, con­ver­ti­do en una má­qui­na de ge­ne­rar dó­la­res, que pre­su­me sus co­lec­cio­nes de au­tos y ca­ba­llos, cu­yos no­viaz­gos per­si­guen las re­vis­tas, po­dría de­jar de preo­cu­par­se por la opi­nión de sus com­pa­trio­tas. En Mé­xi­co no se ven­den los Pa­gos Por Even­tos, le bas­ta con ga­nar­se a los hi­jos de me­xi­ca­nos que vi­ven en Es­ta­dos Uni­dos pa­ra lle­nar are­nas y es­ta­dios.

Eso lo tie­ne asi­mi­la­do, pe­ro una vic­to­ria en 16 de sep­tiem­bre, ante un ri­val co­mo Gen­nady Go­lov­kin, al que, se­gún sus de­trac­to­res, le es­tu­vo co­rrien­do, pue­de ser la opor­tu­ni­dad de re­con­ci­lia­ción, re­plan­tear la es­tra­te­gia y des­pués de ga­nar­se al mun­do, vol­ver­se pro­fe­ta en su tie­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.