EN UN DUE­LO KI­LO­MÉ­TRI­CO Y DE BA­TA­ZOS, HOUS­TON SE IM­PU­SO EN 10 EN­TRA­DAS

Fue una no­che pa­ra el ol­vi­do de los pit­chers y eso con­vir­tió el Jue­go 5 en una lo­cu­ra ofen­si­va, en la que Alex Breg­man le dio ven­ta­ja de 3-2 a los As­tros

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - PORTADA - El cua­dran­gu­lar de Car­los Co­rrea en la séptima

Ni Clay­ton Kers­haw ni Da­llas Keu­chel, ni el jon­rón de Jo­sé Al­tu­ve, ni si­quie­ra el de Brian McCann en la oc­ta­va, tam­po­co fue el cua­dran­gu­lar de Ya­siel Puig en la no­ve­na, la di­fe­ren­cia en una no­che don­de to­do es­tu­vo en los explosivos bats de am­bos equi­pos, que se can­sa­ron de cas­ti­gar a los bra­zos sa­li­dos del bull­pen, fue el hit de Alex Breg­man des­pués de un gol­pe y una ba­se por bo­las con dos outs. En una no­che de in­creí­ble lo­cu­ra con sie­te jon­ro­nes en to­tal, Hous­ton fue el que tu­vo más di­na­mi­ta y un po­co más de ener­gía en sus re­le­vis­tas, y así es como po­ne la Se­rie Mun­dial a su fa­vor al ga­nar­le 13-12 a los Dod­gers, en un cho­que que du­ró 10 en­tra­das y 5:17 ho­ras.

Des­pués que am­bos abri­do­res fue­ron sa­ca­dos a pa­los (10 ca­rre­ras, nue­ve hits y cin­co ba­ses por bo­las com­bi­na­das) an­tes de cin­co en­tra­das, la lo­cu­ra no aca­bó, al con­tra­rio, se hi­zo más gran­de. Fue con ata­ques al pitcheo de re­le­vo con lo que se de­fi­nió to­do. Fue­ron 10 ano­ta­cio­nes a los abri­do­res y 15 al bull­pen, el úl­ti­mo bra­zo que no aguan­tó fue el de Ken­ley Jan­sen, quien en la tan­da 10 per­dió el po­der, gol­peó a Brian McCann, le re­ga­ló pa­sa­por­te a Mar­win Gon­zá­lez y vio có­mo Breg­man le dio el hit que de­fi­nió el due­lo.

En es­ta lo­cu­ra lla­ma­da Se­rie Mun­dial, el quin­to ca­pí­tu­lo de la his­to­ria 2017 tu­vo en el gol­pe a McCann y la ba­se a Gon­zá­lez los pun­tos cla­ve, ya que eso le abrió la puer­ta al turno de Breg­man. Aho­ra los As­tros van a Los Án­ge­les con la ven­ta­ja de 3-2 con dos opor­tu­ni­da­des pa­ra co­ro­nar­se, y en la pri­me­ra de ellas van con Jus­tin Ver­lan­der en el cen­tro del dia­man­te. Por si a es­ta Se­rie Mun­dial le ha­cía fal­ta al­go, en es­te jue­go se vo­la­ron la bar­da sie­te ve­ces pa­ra lle­gar a 22 pa­los de vuel­ta en­te­ra en la con­fron­ta­ción, su­peran­do la mar­ca que se es­ta­ble­ció en 2002, pe­ro to­da­vía que­da al me­nos un jue­go por dispu­tar.

DEL QUIN­TO AL DÉ­CI­MO

En ese quin­to ro­llo el jue­go es­ta­ba em­pa­ta­do a sie­te, des­pués de que se si­guió una cu­rio­sa fór­mu­la: dos ba­ses por bo­la y un jon­rón. Co­rey Sea­ger y Jus­tin Tur­ner ne­go­cia­ron pa­sa­por­tes y des­pués lle­gó Cody Be­llin­ger pa­ra vo­lar­se la bar­da. 7-4 pa­ra los Dod­gers, pe­ro ya con dos outs, Geor­ge Sprin­ger y Alex Breg­man tam­bién fue­ron ca­mi­na­dos y lle­gó Jo­sé Al­tu­ve pa­ra man­dar a des­can­sar a Do­ña Blan­ca en uno de los bal­co­nes del jar­dín iz­quier­do-cen­tral. Des­pués de un li­ge­ro res­pi­ro en el in­ning seis, lle­gó la fatídica séptima tan­da. Los Dod­gers ano­ta­ron cuan­do Geor­ge Sprin­ger se lan­zó por el ba­ta­zo de Cody Be­llin­ger sin atra­par­lo, y la es­fé­ri­ca se fue has­ta el fon­do del par­que. La vi­si­ta 8-7 arri­ba.

El beis­bol le dio la re­van­cha a Sprin­ger cuan­do pa­só a ba­tear, y Geor­ge despedazó la bo­la pa­ra em­pa­tar el due­lo.

Ac­to se­gui­do, Alex Breg­man dio sen­ci­llo, Jo­sé Al­tu­ve lo man­dó al pla­to con do­ble y lle­ga­ría Car­los Co­rrea pa­ra trans­for­mar al Mi­nu­te Maid en un ma­ni­co­mio gra­cias a su cua­dran­gu­lar. Los As­tros ga­na­ban 11-8. McCann pu­so las co­sas en un có­mo­do 12-8, pe­ro Ya­siel Puig con un jon­rón en la no­ve­na co­lo­có el 12-11 y Ch­ris Tay­lor em­pa­tó con sen­ci­llo, así lle­ga­ron los ex­tra­in­nings.

Por al­go los jue­gos son de nue­ve en­tra­das (o de más), por­que es a lo lar­go de ese tiem­po don­de se va a desa­rro­llar to­do el guión. Se pue­de pen­sar que cuan­do se tie­ne a Clay­ton Kers­haw en el cen­tro del dia­man­te con una ven­ta­ja de tres ca­rre­ras en el pri­mer ro­llo, no hay mu­cho por es­cri­bir, pe­ro aún con bats que es­tu­vie­ron ca­lla­dos un día an­tes,

como los de los As­tros), na­da es­tá es­cri­to.

La lo­cu­ra de jue­go que se tu­vo en la des­pe­di­da de la Se­rie Mun­dial de Hous­ton, mos­tró que es me­jor sen­tar­se, abro­char­se el cin­tu­rón y dis­fru­tar, por­que con As­tros y Dod­gers no se sa­be qué va a pa­sar.

Tras un des­can­so hoy, la se­rie vuel­ve a Ca­li­for­nia.

FOTOS: AFP Y EFE

Jo­sé Al­tu­ve ce­le­bra con Geor­ge Sprin­ger

Clay­ton Kers­haw

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.