CON 22 AÑOS, VA­SU­DE­VA NÚ­ÑEZ DES­TA­CA EN LA LI­GA PRE­MIER DE HONG KONG

De ma­dre na­cio­nal, Va­su­de­va Nú­ñez es un cen­tral de 22 años, que ha desa­rro­lla­do to­da su ca­rre­ra en es­te país; por aho­ra mi­li­ta con el Guangz­hou R&F, de la Li­ga Pre­mier en Hong Kong

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - PORTADA - Ru­bén Gue­rre­ro Ati­lano/

El fut­bol es un fe­nó­meno glo­bal, que se re­pro­du­ce en cual­quier par­te del mun­do sin mu­chas ex­pli­ca­cio­nes de por me­dio; más que un de­por­te, lle­ga a ser has­ta una es­pe­cie de len­gua­je, una vía de en­ten­di­mien­to. Al­go si­mi­lar ha vi­vi­do un jo­ven me­xi­cano, que sin co­no­cer real­men­te la na­ción que ya le ex­pi­dió un pa­sa­por­te, re­pre­sen­ta los co­lo­res tri­co­lo­res en el le­jano Hong Kong y con un ba­lón en los pies. Es el ca­so de Va­su­de­va Nú­ñez, un ciu­da­dano del mun­do, na­ci­do en la pe­nín­su­la chi­na, de pa­dre in­glés y ma­dre oriun­da del an­ti­guo Dis­tri­to Fe­de­ral. Hoy, a sus 22 años se ga­na la vi­da Pre­mier Lea­gue de su si­tio de ori­gen. Va­su­de­va mi­li­ta en el Guangz­hou R&F, es­cua­dra del má­xi­mo cir­cui­to de Hong Kong, que es una es­pe­cie de fi­lial de fogueo de la Su­per­li­ga de Chi­na, don­de jó­ve­nes pros­pec­tos ter­mi­nan de pu­lir­se. Nú­ñez es uno de ellos. La pre­sen­cia de es­te me­xi­cano por he­ren­cia es cons­tan­te con su equi­po, tan so­lo es­te fin de se­ma­na, dis­pu­tó los 90 mi­nu­tos en la de­rro­ta fren­te al Kit­chee, el lí­der de la com­pe­ten­cia, ade­más de ser amo­nes­ta­do. Es un fé­rreo de­fen­sor cen­tral y el jue­go aé­reo es una de sus for­ta­le­zas, gra­cias al me­tro y no­ven­ta cen­tí­me­tros de es­ta­tu­ra que po­see. “Siem­pre su­pe que que­ría ser fut­bo­lis­ta. Quie­ro ju­gar al­re­de­dor del mun­do, ex­pe­ri­men­tar dis­tin­tos ni­ve­les y es­ti­los”, di­jo ape­nas ha­ce unos me­ses a Em­ba­ja­do­res Az­te­cas. De he­cho, ha si­do un co­mien­zo re­le­van­te pa­ra Va­su­de­va con el Guangz­hou R&F. Has­ta aho­ra, de los seis com­pro­mi­sos que su equi­po ha en­ca­ra­do, su­ma cin­co apa­ri­cio­nes, to­das co­mo ti­tu­lar y com­ple­tan­do ca­da en­cuen­tro en el que ini­ció. Es su me­jor arran­que de Li­ga, aun­que los re­sul­ta­dos no han acom­pa­ña­do pre­ci­sa­men­te a su es­cua­dra, que se po­si­cio­na en el sex­to si­tio de la ta­bla ge­ne­ral (son 10 clu­bes), con nue­ve pun­tos, le­jos de la ci­ma. De he­cho, es­ta es la pri­me­ra tem­po­ra­da del za­gue­ro con Los Leo­nes, cua­dro al que lle­gó en el mer­ca­do de fi­cha­jes de ve­rano. Ha­blar de Nú­ñez es ha­cer­lo de un fut­bo­lis­ta que a pe­sar de su ju­ven­tud, ha echa­do raí­ces en el ba­lom­pié asiá­ti­co, con la mi­ra pues­ta en con­su­mar más me­tas: “Es muy di­fí­cil com­pa­rar el ni­vel de aquí con el de otros paí­ses. Es un fut­bol es muy fí­si­co. Los equi­pos de Hong Kong tie­nen ju­ga­do­res muy gran­des y fuer­tes, pa­ra ga­nar los cho­ques. Muy po­co equi­pos jue­gan al ti­ki-ta­ka”, re­ve­ló en la char­la an­tes men­cio­na­da.

La Pre­mier Lea­gue de Hong Kong bus­ca desa­rro­llar ta­len­to; aquí te en­fren­tas a dis­tin­tos ju­ga­do­res”

“La Li­ga bus­ca desa­rro­llar ta­len­to y te en­fren­tas a ju­ga­do­res de to­das las na­cio­na­li­da­des y ca­rac­te­rís­ti­cas; es­to te va for­ma­do”, apun­tó. No es nin­gún im­pro­vi­sa­do. Su ca­mino en la HK Pre­mier Lea­gue co­men­zó en la cam­pa­ña 2015-16, pres­tan­do sus ser­vi­cios al Me­tro Ga­llery, don­de si bien no tu­vo tan­ta ac­ti­vi­dad, los mi­nu­tos en la can­cha le sir­vie­ron pa­ra ga­nar­se un pues­to en una nue­va es­cua­dra, que de in­me­dia­to pu­so aten­ción en sus cua­li­da­des. El año pa­sa­do mi­li­ta­ba en el Dreams SC, de don­de sal­tó a un es­cua­drón de ma­yor re­nom­bre co­mo el Guangz­hou, que ca­be acla­rar­se es el ho­mó­ni­mo del con­jun­to que ac­túa en la Su­per­li­ga de Chi­na. Vas Nú­ñez jue­ga con pa­sa­por­te na­cio­nal, co­mo un asiá­ti­co más en es­ta es­pe­cie de fut­bol ba­se, aun­que le gus­ta­ría ex­pe­ri­men­tar en la na­ción de su ma­dre: “Siem­pre me ha lla­ma­do la aten­ción ju­gar en Mé­xi­co; es­pe­ro ha­cer­lo”, apun­tó a tra­vés de Fa­ce­book.

Y si del país que tam­bién re­pre­sen­ta se tra­ta, Nú­ñez Bra­vo fue más am­plio en sus ex­pli­ca­cio­nes: “No sé mu­cho de la cul­tu­ra me­xi­ca­na, so­lo lo que mi ma­má me en­se­ñó. Creo que la gen­te de allá es muy cá­li­da, orien­ta­dos a la fa­mi­lia y son per­so­nas muy tra­ba­ja­do­ras”, di­jo. Aun­que so­bre la Li­ga Mx des­co­no­ce la ac­tua­li­dad, de la se­lec­ción na­cio­nal se man­tie­ne al pen­dien­te, a pe­sar de la dis­tan­cia y de los ho­ra­rios que li­mi­tan el ver­la en vi­vo. Va­su­de­va, co­mo mu­chos otros com­pa­trio­tas, en­con­tró su si­tio en el mun­do gra­cias a la pa­sión que he­re­dó de sus pa­dres por un de­por­te que no co­no­ce fron­te­ras y que en­la­za cul­tu­ras. Co­mo él, en di­fe­ren­tes par­tes del glo­bo te­rrá­queo y prac­ti­can­do es­ta dis­ci­pli­na a dis­tin­tos ni­ve­les, se en­cuen­tran otros con­na­cio­na­les. Por ci­tar al­gu­nos, Ben­ja­mín Mo­ra ha la­bra­do una lar­ga tra­yec­to­ria co­mo ti­mo­nel en Ma­la­sia, don­de ya di­ri­ge en Pri­me­ra Di­vi­sión, con el Johor Da­rul Tak­zim; le si­guen los pa­sos Jor­ge Ku­ri­ya­ma, pre­pa­ra­dor de por­te­ros en la se­lec­ción de Fi­li­pi­nas y Eu­se­bio Mar­tí­nez, pri­mer au­xi­liar en el Johor Da­rul, pe­ro en la fi­lial de Se­gun­da Di­vi­sión. En cuan­to en la can­cha, un an­ti­guo co­no­ci­do del ba­lom­pié na­cio­nal, co­mo Éd­gar Pa­che­co, pres­ta sus ser­vi­cios en la má­xi­ma ca­te­go­ría de Bah­réin, con el Er­mis Ara­dip­pou y Ale­jan­dro Ve­las­co ha­ce lo pro­pio con CPM Ma­cau, de Ma­cao.

Quie­ro ju­gar en to­do el mun­do, ex­pe­ri­men­tar dis­tin­tos ni­ve­les y es­ti­los de jue­go; so­ñé con ser pro­fe­sio­nal”

No sé mu­cho de la cul­tu­ra me­xi­ca­na; creo que la gen­te allá es muy cá­li­da y con esen­cia tra­ba­ja­do­ra” VA­SU­DE­VA NÚ­ÑEZ De­fen­sa del Guangz­hou R&F

FOTOS: ES­PE­CIA­LES

Va­su­de­va es­pe­ra se­guir pro­gre­san­do en el fut­bol de Hong Kong

Nú­ñez, con el es­cu­do de los Leo­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.