El mie­do al sor­teo

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - OPINIÓN - Héc­tor González Vi­llal­ba hec­tor.gon­za­lez@mi­le­nio.com • twit­ter@hg­vi­llal­ba

Me pa­re­ce irra­cio­nal el mie­do, más que mor­bo, que pro­vo­ca en al­gu­nos el sor­teo que se rea­li­za­rá en el Krem­lin el vier­nes 1 de di­ciem­bre. La ver­dad de las co­sas es que des­de su re­gre­so a la Co­pa del Mundo, en Es­ta­dos Uni­dos 1994, la se­lec­ción me­xi­ca­na de fut­bol ha lo­gra­do cum­plir con el ob­je­ti­vo mí­ni­mo que a cual­quier re­pre­sen­ta­ti­vo de su ca­pa­ci­dad eco­nó­mi­ca se le tie­ne que exi­gir. En 1994 la gran preo­cu­pa­ción se cen­tra­ba en la Ita­lia de Pao­lo Mal­di­ni y Ro­ber­to Bag­gio y se le em­pa­tó; en 1998 fue­ron Frank y Ro­nald de Boer, Den­nis Berg­kamp y com­pa­ñía, tam­bién se les em­pa­tó. En 2002 nue­va­men­te Ita­lia, aho­ra con Gianluigi Buffon, Fa­bio Can­na­va­ro, Fran­ces­to Tot­ti y de­más cen­tu­rio­nes y se vol­vió a em­pa­tar. Aquel sor­teo tam­bién pu­so de­lan­te a la Croa­cia de Ro­ber­to Pro­si­nec­ki y Da­vor Suc­ker y se les ga­nó. Más ade­lan­te, en 2006 fue Portugal en fa­se de gru­pos, la es­cua­dra lu­si­ta­na de Pe­tit, Luis Fi­go y Si­mao Sa­bro­sa, ahí se per­dió. En Su­dá­fri­ca 2010 to­có Fran­cia, con una de sus peo­res ac­tua­cio­nes; se le ga­nó a aquel equi­po re­pre­sen­ta­do en Pa­tri­ce Evra, Frank Ri­bery y Ni­co­lás Anel­ka. Fi­nal­men­te en 2014 se le ga­nó a la Croa­cia de Lu­ka Mo­dric, Ivan Ra­ki­tic y Ma­rio Mand­zu­kic; y se em­pa­tó con el an­fi­trión Bra­sil, el de Ney­mar.

La lec­ción es que siem­pre que se du­dó, la se­lec­ción aca­bó cre­cién­do­se an­te los su­pues­tos equi­pos fuer­tes del gru­po; aho­ra no se­rá di­fe­ren­te, to­que quien to­que. La úni­ca des­gra­cia que po­dría acon­te­cer­le al equi­po me­xi­cano se­ría que se to­pa­ra a Ale­ma­nia o Bra­sil, dos se­lec­cio­nes que ca­mi­na­ron en su eli­mi­na­to­ria, los teu­to­nes con pa­so per­fec­to, so­lo triun­fos, y los bra­si­le­ños con una so­la de­rro­ta en 18 jue­gos y sa­cán­do­le diez pun­tos al se­gun­do ca­li­fi­ca­do por la Con­me­bol.

Se­ría des­gra­cia por­que a México no le due­le que le exi­jan a ni­vel de pas­to, le due­le que lo ex­hi­ban, y un mal­tra­to a tem­pra­na ho­ra se­ría el fin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.