• Rafael Ocam­po Los de­pri­mi­dos Amé­ri­ca y Ti­gres

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - OPINIÓN - rafael.ocam­po@mi­le­nio.com • twit­ter@ro­cam­po

Si hay un equi­po que ha he­cho su­frir a los Ti­gres en par­ti­dos de­ci­si­vos es el Amé­ri­ca. Al­go hay en el equi­po de la ca­pi­tal que ter­mi­na por afec­tar no só­lo a los di­ri­gi­dos por Ri­car­do Fe­rret­ti, sino a un am­plio sec­tor de los afi­cio­na­dos fe­li­nos.

He vis­to es­te fe­nó­me­nos no en una, en mu­chas ocasiones: el res­pe­to que se tor­na te­mor aún en­tre los más atra­ban­ca­dos y fie­les se­gui­do­res que sa­ben que se en­fren­tan a un equi­po tan po­de­ro­so co­mo ellos en el cam­po pre­su­pues­ta­rio, pe­ro con una his­to­ria que im­po­ne más que la que han for­ja­do ellos.

In­sis­to, es­to so­bre to­do se ha da­do en par­ti­dos de­ci­si­vos co­mo una re­cien­te fi­nal de la Co­pa Mx… Aun­que en la fa­se re­gu­lar del cam­peo­na­to las co­sas pue­den con­tar­se un tan­to di­fe­ren­tes.

Lo que sea que se pue­da des­cri­bir en el cam­po psi­co­ló­gi­co, lo úni­co en lo que ha re­dun­da­do, pa­ra for­tu­na de los es­pec­ta­do­res que muy se­gui­do nos que­da­mos sin re­pre­sen­ta­ción de co­lo­res en la Li­gui­lla, es ca­si en un clá­si­co.

Ve­re­mos a par­tir de es­ta no­che en el Es­ta­dio Az­te­ca y el pró­xi­mo sá­ba­do en el Vol­cán, un gran due­lo sin lu­gar a du­das. Amé­ri­ca y Ti­gres (jun­to con los Ra­ya­dos del Mon­te­rrey), son las tres gran­des po­ten­cias eco­nó­mi­cas de la Li­ga Mx.

Tie­nen am­bos con­jun­tos el re­to de su­pe­rar sus úl­ti­mas ho­ras ba­jas. Uno y otro ac­ce­die­ron a es­ta se­rie de se­mi­fi­na­les sin ser cla­ra­men­te me­jo­res que sus dos ri­va­les. Pa­sa­ron gra­cias a que que­da­ron me­jor po­si­cio­na­dos en la ta­bla ge­ne­ral. Pe­ro tie­nen la suer­te de en­fren­tar­se jus­to en un mis­mo es­ta­do.

Así que si ha­cen un es­fuer­zo por ol­vi­dar­se de es­ta de­pre­sión que en­fren­tan, se­gu­ro ni cuen­ta se van a dar.

Si se mi­ran bien po­drán con­cluir que los bue­nos ju­ga­do­res has­ta les so­bran. Y si son ca­pa­ces de ver un po­co más allá de sí mis­mos, ten­drán que asu­mir que tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de cons­truir una de las gran­des ri­va­li­da­des que ne­ce­si­ta la Li­ga Mx pa­ra re­no­var­se. Que vean y es­cu­chen a sus se­gui­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.