Co­mo be­ne­fi­cia­ra al fut­bol me­xi­cano la or­ga­ni­za­cion con­jun­ta del Mun­dial de 2026?

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - OPINION - Car­los Con­tre­ras Legaspi car­los.con­tre­ras@mi­le­nio.com • twit­ter@CCLe­gas­pi

( s una bue­na no­ti­cia en to­dos los sen­ti­dos. Aque­llos que ca­li­fi­can co­mo “mi­ga­jas” los 10 par­ti­dos que re­ci­bi­rá Mé­xi­co es­tán fue­ra de la rea­li­dad o no han estado cer­ca de los even­tos ma­si­vos co­mo Jue­gos Olím­pi­cos o al me­nos, los úl­ti­mos seis Mun­dia­les. Se­ría ab­sur­do pen­sar que en ocho años se van a le­van­tar diez es­ta­dios nue­vos con es­tán­da­res mun­dia­lis­tas, cuan­do en la Li­ga de As­cen­so ba­ta­llan pa­ra cum­plir con las con­di­cio­nes mí­ni­mas que se re­quie­ren pa­ra es­tar en Pri­me­ra. Un mun­dial de 80 par­ti­dos y con 48 se­lec­cio­nes, co­mo se­rá el de 2026, se­rá mu­cho más ca­ro que ha­ce 40 años, cuan­do la or­ga­ni­za­ción emer­gen­te de Mé­xi­co 1986 sor­pren­dió al mun­do en­te­ro. Te­ner un par­ti­do inau­gu­ral y otro más de fa­se de gru­pos de la se­lec­ción me­xi­ca­na se­rán su­fi­cien­tes pa­ra le­van­tar la pa­sión de los afi­cio­na­dos del fut­bol y so­bre to­do pa­ra reac­ti­var el ne­go­cio de es­te de­por­te, re­gre­sar a los pa­tro­ci­na­do­res, ini­cia­ti­va pri­va­da y em­pre­sa­rios que hoy son es­ca­sos den­tro del ba­lom­pié pro­fe­sio­nal de nues­tro país. La idea de erra­di­car la mul­ti­pro­pie­dad es in­ge­nua sin un im­pul­so de es­ta na­tu­ra­le­za.

Con el ba­che por el que pa­san to­das las se­lec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, el Tri­co­lor es el que se en­fren­ta an­te una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca, de plan­tear un pro­yec­to de dos ci­clos mun­dia­lis­tas, don­de que­da­rán muy po­cos de los que hoy de­fien­den la ca­mi­se­ta de la se­lec­ción ma­yor, pe­ro tie­nen ma­te­rial hu­mano pa­ra desa­rro­llar y ser as­pi­ran­tes al tí­tu­lo en el ve­cino del nor­te.

En odas las se­des don­de pue­da pre­sen­tar­se Mé­xi­co lo ha­rá co­mo lo­cal, en el es­ta­dio Az­te­ca to­da­vía pue­de pe­sar más.

Con per­so­na­jes co­mo Yon de Lui­sa y su am­plia ex­pe­rien­cia co­man­dan­do se­des de tor­neos FIFA co­mo el Mun­dial Sub 17 del 2011 y los Olím­pi­cos de 2012 la or­ga­ni­za­ción di­fí­cil­men­te que­da­rá por de­ba­jo de las ex­pec­ta­ti­vas, pe­ro es­pe­ro que sea tam­bién la oca­sión pa­ra de­fi­nir el es­ti­lo del fut­bol me­xi­cano, pa­ra traer un téc­ni­co que pue­da ex­plo­tar­lo y so­bre to­do dar­le con­ti­nui­dad, por­que es­ta vez no es­tá en jue­go el re­sul­ta­do in­me­dia­to, sino la po­si­bi­li­dad de tras­cen­der al fin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.