Chi­vas re­quie­re de un mi­la­gro

El Re­ba­ño Sa­gra­do ca­yó en ca­sa an­te un Mo­re­lia que pro­pu­so po­co, pe­ro que su­po cuán­do ata­car; la Li­gui­lla ya pa­re­ce un sueño im­po­si­ble de cum­plir pa­ra el equi­po de Jo­sé Car­do­zo

Milenio Puebla - La Aficion Puebla - - FUTBOL NACIONAL - Je­sús Hernández/CRÓNICA

Otro tor­neo pa­ra el ol­vi­do de Chi­vas. Otra eli­mi­na­ción tem­pra­na, aun­que no ma­te­má­ti­ca, pe­ro El Re­ba­ño Sa­gra­do si­gue arras­tran­do el pres­ti­gio ca­da que jue­ga co­mo lo­cal. La Li­gui­lla así es im­po­si­ble, el cua­dro de Jo­sé Car­do­zo jue­ga bien por ra­tos, pe­ro en dos ti­ros de es­qui­na pier­de un par­ti­do que lo pu­do ganar con cla­ri­dad, in­clu­so por go­lea­da.

El Re­ba­ño ten­drá otro se­mes­tre sin Li­gui­lla, no hay fu­tu­ro y la ma­la noticia pa­ra Jo­sé Luis Hi­gue­ra es que ya no es­tá Ma­tías Al­mey­da pa­ra echar­le la cul­pa, ni ju­ga­do­res a los que co­rrer pa­ra jus­ti­fi­car los ma­los ma­ne­jos. Un nue­vo fra­ca­so en Ver­de Va­lle.

Chi­vas arran­có el par­ti­do con pri­sas, co­mién­do­se al ri­val y mar­can­do un gol. Co­mo fue an­te Pu­mas, co­mo fue an­te Ga­llos Blan­cos, dos jue­gos que do­mi­nó y no su­po ganar.

Muy pron­to, Jo­se­car­los Van Ran­kin ha­bi­li­tó a Isaac Bri­zue­la, quien man­dó un cen­tro me­di­do pa­ra Alan Pu­li­do y en lu­gar de bus­car el ar­co re­cen­tró al co­ra­zón del área don­de Án­gel Zal­dí­var de me­dia vuel­ta la man­dó a guar­dar (4’). Pron­to, con ur­gen­cia El Re­ba­ño se po­nía al fren­te. La ca­sa es­tá en or­den, pe­ro el fan­tas­ma de los jue­gos an­tes ci­ta­dos se ha­ría pre­sen­te.

Chi­vas ge­ne­ró en el pri­mer tiem­po seis de gol, tres mano a mano, un mal re­cha­ce de un de­fen­sor mo­re­liano que aca­bó en el pos­te. Chi­vas tu­vo pa­ra ma­tar el jue­go an­tes del mi­nu­to 30, pe­ro la vi­si­ta res­pi­ra­ba, pa­re­cía ago­ni­zar, pe­ro con re­bel­día in­ten­ta­ban res­pon­der los ata­ques con des­do­bles rá­pi­dos. Wal­ter Gael San­do­val tu­vo un mano a mano con­tra Sebastián So­sa, pe­ro el uru­gua­yo apro­ve­chó que el vo­lan­te ro­ji­blan­co dis­pa­ró al cuer­po y con­tu­vo el ti­ro, des­pués el mis­mo ata­can­te ro­ji­blan­co tu­vo otra no tan cla­ra, pe­ro no su­po de­fi­nir. El con­cier­to de erro­res en el área mo­re­lia­na se­guía, cen­tro me­di­do a Zal­dí­var y con la ca­be­za a dos me­tros de la lí­nea de gol y re­ma­tó a las ma­nos del por­te­ro. Car­do­zo los que­ría li­qui­dar sim­bó­li­ca­men­te y tam­bién fut­bo­lís­ti­ca­men­te. Des­col­ga­da le­tal de Bri­zue­la, cen­tro po­ten­te por aba­jo, re­ba­nón del chi­leno Ve­gas y pos­te. El ba­lón co­que­teó con la lí­nea de gol y bo­ta pa­ra afue­ra. Mi­la­gro mi­choa­cano, Mo­re­lia po­dría ir per­dien­do por cin­co go­les, pe­ro los de­lan­te­ros ro­ji­blan­cos no la me­tían. La ecua­ción se re­pi­tió más de una vez y con ella, la im­po­ten­cia se in­cre­men­ta­ba. Con el chi­ve­río vol­ca­do al fren­te, Mo­nar­cas tu­vo dos opor­tu­ni­da­des cla­ras, un ti­ro de Mi­llar que en dos tiem­pos con­tu­vo Raúl Gudiño y des­pués un re­ma­te de Car­los Guz­mán a las ma­nos del por­te­ro ta­pa­tío. Con la ven­ta­ja mí­ni­ma, El Re­ba­ño se iba al des­can­so. El com­ple­men­to pa­só la his­to­ria de siem­pre. Los fan­tas­mas es­tu­vie­ron siem­pre ahí y apa­re­cie­ron cua­do me­nos se es­pe­ra­ban... Mo­re­lia en la pri­me­ra cla­ra la man­dó a guar­dar. Ti­ro de es­qui­na a fa­vor de Mo­re­lia, Ro­dri­go Mi­llar to­mó el ba­lón y lo man­dó a Fie­rro, quien man­dó dia­go­nal me­di­da a Achi­lier, el de­fen­sa le pe­gó con fuer­za y Fer­nan­do Bel­trán no su­po sa­car­la de la lí­nea y gol mo­re­liano. Chi­vas per­do­nó cin­co opor­tu­ni­da­des pre­vias cla­rí­si­mas y Mo­re­lia en la pri­me­ra del com­ple­men­to em­pa­ta­ba el plei­to. Car­do­zo her­vía de co­ra­je. La Li­gui­lla se le es­ca­pa­ba al Re­ba­ño. Mo­re­lia era me­jor que Chi­vas en el se­gun­do tiem­po. El gol pu­ré­pe­cha pe­gó du­rí­si­mo en lo mo­ral a los ta­pa­tíos. Du­das e in­cer­ti­dum­bre y Gudiño al­zan­do la mano pa­ra ser el hé­roe, pe­ro lle­gó el nue­vo gol de los vi­si­tan­tes. Los mo­re­lia­nos apro­ve­cha­ron la tác­ti­ca fi­ja y Sebastián Ve­gas se co­mió a Zal­dí­var y mar­có el gol de la vuel­ta. Una flo­ja mar­ca del arie­te ro­ji­blan­co y gol mo­re­liano. Chi­vas lo po­dría ir ga­nan­do por go­lea­da y de nue­va cuen­ta es­ta­ba con­tra las cuer­das. Una pe­lí­cu­la re­pe­ti­da. Po­co más de 20 mi­nu­tos pa­ra evi­tar un ri­dícu­lo his­tó­ri­co. Al 81’, El Re­ba­ño tu­vo otra ju­ga­da pa­ra em­pa­tar. Eduar­do Ló­pez se qui­tó a dos ri­va­les y le dio el pa­se a Van Ran­kin, quien se ace­le­ró y dis­pa­ró a las nu­bes. Chi­vas se­guía to­can­do la puer­ta, pe­ro sin pun­te­ría.

Los de ca­sa vol­vie­ron a mos­trar el mis­mo pro­ble­ma de otros par­ti­dos, do­mi­na­ron, crea­ron y vol­vie­ron a per­der. Otro equi­po que lle­ga y con po­co o na­da se lle­va el bo­tín. Si­gue la pe­sa­di­lla ro­ji­blan­ca y la eli­mi­na­ción es­tá prác­ti­ca­men­te con­su­ma­da. El mi­la­gro de Chi­vas ten­drá que co­men­zar an­te Pue­bla, León y Ti­gres, en­cuen­tros de los que es­tá obli­ga­do a ob­te­ner to­dos los pun­tos.

FO­TOS: IMAGO7

De im­po­ten­cia, el sem­blan­te de los ju­ga­do­res del Re­ba­ño Sa­gra­do

Isaac Bri­zue­la (d) po­co pu­do ha­cer fren­te a los pu­ré­pe­chas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.