¿UN CI­SEN AJENO A LAS CAM­PA­ÑAS?

Milenio Puebla - - Portada - Car­los Ma­rín cma­rin@mi­le­nio.com

Hi­la­ran­te an­te to­do es lo de Ri­car­do Ana­ya des­cu­brien­do y en­ca­ran­do a quie­nes, sin chis­tar, re­ve­la­ron ser agen­tes del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción y Se­gu­ri­dad Na­cio­nal. In­dig­na­do, exi­gió se ex­pli­ca­ra el

es­pio­na­je que su­po­ne “es­pio­na­je”, y el se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción re­pu­so: no se tra­tó de hus­mear­lo por ser per­so­na­je de la opo­si­ción, sino que el se­gui­mien­to en­cua­dra en las fun­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les del Ci­sen, en es­te ca­so “pa­ra dar con­ti­nui­dad” a las cam­pa­ñas políticas.

Se­gún Ana­ya, “en lu­gar de per­se­guir de­lin­cuen­tes, es­pían opo­si­to­res. Por eso es­ta­mos co­mo es­ta­mos...”.

No. Per­se­guir de­lin­cuen­tes, des­de lue­go, no es­tá en­tre las atri­bu­cio­nes del Ci­sen, pe­ro sí es­tar ojoa­vi­zor en to­do lo que pue­da po­ner en ries­go al Es­ta­do me­xi­cano.

Eso in­clu­ye to­das las ac­ti­vi­da­des pú­bli­cas de re­le­van­cia (las del pro­pio go­bierno fe­de­ral) y, ni se di­ga, las cam­pa­ñas elec­to­ra­les.

Si de es­piar se tra­ta­ra, ¿có­mo ex­pli­car la tan in­me­dia­ta co­mo sor­pren­den­te res­pues­ta de los mo­des­tos 007 que lo se­guían?

Preo­cu­pan­te, eso sí, se­ría que pa­ra el Ci­sen ca­re­cie­ra de im­por­tan­cia la cam­pa­ña pre­si­den­cial de Ri­car­do Ana­ya.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.