La IED dis­mi­nu­ye su in­fluen­cia en el PIB

In­se­gu­ri­dad, co­rrup­ción y fal­ta de cer­te­za ju­rí­di­ca afectan su ren­di­mien­to

Milenio Puebla - - Política - Pro­ble­mas in­hi­ben al ca­pi­tal que pue­den cap­tar, por ejem­plo, las pla­yas con las que cuen­ta Mé­xi­co, re­fie­re Luis Fon­ce­rra­da. Luis Mo­reno/ Mé­xi­co

La in­se­gu­ri­dad, la co­rrup­ción y la fal­ta de cer­te­za ju­rí­di­ca, ade­más de que al­gu­nos sec­to­res eco­nó­mi­cos no han al­can­za­do los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos en cap­ta­ción de ca­pi­tal fo­rá­neo, han de­ri­va­do en que la in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta (IED) en Mé­xi­co es­té cre­cien­do de ma­ne­ra len­ta e iner­cial, de acuer­do con es­pe­cia­lis­tas.

Aun­que la can­ti­dad de IED que Mé­xi­co re­ci­be se ha in­cre­men­ta­do en los úl­ti­mos años, co­mo lo se­ña­la la Se­cre­ta­ría de Eco­no­mía, pues en es­ta ad­mi­nis­tra­ción su­ma 181 mil 793 mi­llo­nes de dó­la­res, ci­fra 52.3 por cien­to ma­yor al mis­mo pe­rio­do del se­xe­nio pa­sa­do, el va­lor de esas in­ver­sio­nes en el to­tal de la eco­no­mía del país cae o tie­ne me­nos par­ti­ci­pa­ción.

Es de­cir, si se to­ma en cuen­ta co­mo por­cen­ta­je del pro­duc­to in­terno bru­to (PIB), en­tre 2010 y 2016, el va­lor de la in­ver­sión fue en pro­me­dio de 2.5 por cien­to del PIB, un des­cen­so en com­pa­ra­ción con el ni­vel de 2.9 por cien­to re­gis­tra­do de 2000 a 2009, lo que abo­na me­nos al desem­pe­ño eco­nó­mi­co del país. “No es que la IED ha­ya au­men­ta­do tan­to, vie­ne en as­cen­so po­co a po­co; no hay un gran cam­bio en el cre­ci­mien­to, es ca­si iner­cial”, se­ña­ló el ana­lis­ta eco­nó­mi­co y fi­nan­cie­ro Luis Fon­ce­rra­da Pas­cal.

Ex­pli­có que des­pués de la fir­ma del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLC) sí cre­ció no­ta­ble­men­te la in­ver­sión fo­rá­nea, im­pul­sa­da por Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro des­pués ha si­do al rit­mo del cre­ci­mien­to iner­cial de la eco­no­mía, mis­mo que ha si­do de 2.5 por cien­to en pro­me­dio anual en los úl­ti­mos 30 años. “Ha pa­sa­do de 22 mil mi­llo­nes a 30 mil mi­llo­nes anua­les, pe­ro aho­ra co­mo pro­por­ción del PIB no se ha in­cre­men­ta­do tan­to, por­que és­te tam­bién ha cre­ci­do, no mu­cho, pe­ro avan­za igual.”

Fon­ce­rra­da con­si­de­ró que hay áreas con enor­mes opor­tu­ni­da­des pa­ra in­cre­men­tar la in­ver­sión fo­rá­nea, mis­mas que no se han sa­bi­do ex­plo­tar, en­tre ellas el tu­ris­mo, el trans­por­te y la ener­gía; és­ta des­pués de que la re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal per­mi­tió la in­ver­sión pri­va­da. “Con las pla­yas que te­ne­mos, se pu­die­ra cap­tar una in­men­sa IED pa­ra el tu­ris­mo. Tam­bién en trans­por­te de fe­rro­ca­rril, lí­neas aé­reas, ter­mi­na­les ma­rí­ti­mas y ae­ro­puer­tos. Pue­de ha­ber mu­chos duc­tos pa­ra hi­dro­car­bu­ros, pe­ro con qué cer­te­za ju­rí­di­ca en­tran si aho­ri­ta se es­tá di­cien­do que se re­vi­sa­rán los con­tra­tos que ya se li­ci­ta­ron pa­ra la ex­plo­ra­ción y ex­plo­ta­ción de po­zos”, sub­ra­yó.

Lo ideal, ex­pli­có Fon­ce­rra­da, es que la in­ver­sión fo­rá­nea es­tu­vie­ra en un ni­vel de 3 a 3.5 por cien­to del PIB, pe­ro hay re­gio­nes don­de la in­se­gu­ri­dad no per­mi­te el arri­bo de ca­pi­ta­les; tam­bién los pro­ble­mas de co­rrup­ción y de fal­ta de ga­ran­tía ju­rí­di­ca no abo­nan pa­ra me­jo­rar los ne­go­cios.

En Mé­xi­co, gran par­te o to­do “An­te la bru­tal co­rrup­ción es ca­si he­roi­ca la in­ver­sión ex­tran­je­ra que te­ne­mos”: Fon­ce­rra­da el Po­der Ju­di­cial es co­rrup­to, a es­ca­la fe­de­ral y es­ta­tal. Los fun­cio­na­rios de los tres ni­ve­les de go­bierno que pi­den por­cen­ta­jes de la in­ver­sión a desa­rro­llar son obs­tácu­los. An­te la bru­tal co­rrup­ción en la es­fe­ra pú­bli­ca, “es ca­si he­roi­ca la in­ver­sión ex­tran­je­ra que te­ne­mos”, sub­ra­yó.

En tan­to, Ri­car­do Ha­nei­ne, so­cio y di­rec­tor ge­ne­ral de la con­sul­to­ra AT Kear­ney, di­jo que, en Amé­ri­ca La­ti­na, Bra­sil re­ci­be el do­ble de IED que Mé­xi­co, pues­to que en pro­me­dio es de 60 mil mi­llo­nes de dó­la­res anua­les.

Ex­pli­có que la ra­zón es el mo­de­lo de eco­no­mía ce­rra­da del país sud­ame­ri­cano, la cual obli­ga a las em­pre­sas a in­ver­tir de ma­ne­ra más im­por­tan­te pa­ra abas­te­cer al mer­ca­do lo­cal, pues no se pu­de im­por­tar y ex­por­tar con fa­ci­li­dad. “En Bra­sil no pue­do ex­por­tar, ahí ten­go que es­tar ubi­ca­do geo­grá­fi­ca­men­te, así fun­cio­na pa­ra cier­tos mer­ca­dos, co­mo ser­vi­cios fi nan­cie­ros, al­go de ma­nu­fac­tu­ra pa­ra el mer­ca­do lo­cal, bie­nes de co­mer­cio, et­cé­te­ra. Si va­mos a ce­rrar la eco­no­mía y ten­go un mer­ca­do in­terno, cla­ra­men­te pue­de se­guir ha­bien­do in­ver­sión, pe­ro con los riesgos que se tie­nen”, di­jo.

Pa­ra que el país me­jo­re su atrac­ti­vo co­mo re­cep­tor de IED ten­drá que pro­yec­tar la cer­te­za de que es un país que brin­da es­ta­bi­li­dad y opor­tu­ni­da­des de cre­ci­mien­to; de que tie­ne ins­ti­tu­cio­nes si­mi­la­res a la de las na­cio­nes desa­rro­lla­das.

Es­te año Mé­xi­co se man­tu­vo en el lu­gar 17 co­mo país más atrac­ti­vo pa­ra la in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta en­tre las 25 prin­ci­pa­les eco­no­mías de Amé­ri­ca, Asia y Eu­ro­pa, mien­tras que Bra­sil ca­yó al si­tio 25, pe­ro aún así si­gue re­ci­bien­do más ca­pi­tal, de acuer­do con el Ín­di­ce de Con­fian­za de IED 2018.

Jor­ge Mi­ran­da, es­pe­cia­lis­ta del bu­fe­te le­gal King & Spal­ding, di­jo que Mé­xi­co, a di­fe­ren­cia de otros paí­ses en desa­rro­llo, la ma­yor par­te de IED la des­ti­na­da al sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro.

JE­SÚS QUIN­TA­NAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.